Talibanes instan a mujeres a quedarse en casa para no ser lastimadas por combatientes “no entrenados”

Los combatientes del régimen talibán no han sido entrenados para “no dañar ni acosar a las mujeres”, afirmó el portavoz del grupo

Arpan Rai
miércoles 25 agosto 2021 22:54
Biden defiende la retirada de Afganistán
Read in English

Los talibanes han dicho que las mujeres deben quedarse en casa para protegerse de algunos de los combatientes armados del grupo insurgente que aún no han sido entrenados para no herirlas ni acosarlas.

Este llamamiento a las mujeres para que no se aventuraran a salir fue "temporal", según el portavoz talibán Zabihullah Mujahid. Sin embargo, algunos expertos dijeron que utilizaron una declaración similar cuando gobernaron el país antes en 1996.

Mujahid dijo que las mujeres en Afganistán deben quedarse en casa hasta que se implemente un "nuevo procedimiento", sin mencionar por cuánto tiempo continuará dicha medida.

Esto se hizo para proteger a las mujeres de posibles daños por parte de los combatientes del régimen talibán que aún no han sido capacitados para "no dañar ni acosar a las mujeres", dijo.

La nueva "política" contrasta fuertemente con las nobles promesas que han hecho los talibanes, incluida la afirmación de que su nuevo gobierno sobre el país permitirá que las niñas asistan a la escuela y las mujeres trabajen, siempre que usen el hiyab.

"Nos preocupa que nuestras fuerzas, que son nuevas y aún no han sido muy bien entrenadas, puedan maltratar a las mujeres", dijo Mujahid, portavoz de los talibanes, en una conferencia de prensa.

"No queremos que nuestras fuerzas, Dios no lo quiera, dañen o acosen a las mujeres", dijo, en una aparente confirmación de que no es seguro que las mujeres den un paso al frente en este momento.

La declaración de Mujahid se hace eco de una hecha por el diputado del comité de asuntos culturales de los talibanes, Ahmadullah Waseq, quien dijo que el grupo ultrareligioso y conservador no tiene ningún problema con que las mujeres trabajen mientras usen un hiyab.

Sin embargo, las mujeres deben quedarse en casa hasta que la situación vuelva a la normalidad. "Ahora es una situación militar", dijo Waseq a The New York Times.

El miedo se ha apoderado de miles de afganos que aún se encuentran en el país y recuerdan el gobierno anterior de los talibanes que comenzó en 1996 y terminó en 2001.

Se llevaron a cabo ejecuciones públicas, incluso lapidaciones hasta la muerte. Las mujeres y las niñas fueron obligadas a usar burka y no se les permitió salir de sus hogares, excepto en circunstancias extremadamente raras, y siempre fueron obligadas a ir acompañadas de un tutor masculino.

Cualquiera que se encontrara violando estas reglas fue azotado públicamente, según varias versiones. También se prohibieron varios medios de entretenimiento, incluida la televisión y la radio.

Los talibanes, esta vez, prometen que su gobierno será diferente y más complaciente con las mujeres que desean trabajar y las niñas que quieren ir a la escuela, pero "bajo el marco de la ley islámica". Los insurgentes han pedido a las mujeres que se unan al gobierno y trabajen, pero bajo el marco de la ley islámica Sharia.

Sin embargo, sus nuevas afirmaciones contrastan con lo que se ha informado sobre el terreno, en medio de la actual crisis en curso.

Leer más: Ex SEAL dice que rescataría a los estadounidenses disparando

El alto comisionado de las Naciones Unidas para los derechos humanos emitió el martes un comunicado en el que confirma los informes de violaciones graves y abusos de los derechos humanos, incluidas ejecuciones.

Estas violaciones incluyen "ejecuciones sumarias de civiles ... restricciones a los derechos de las mujeres, incluido su derecho a circular libremente y el derecho de las niñas a asistir a la escuela", según el comunicado.

Varias personas, por temor a las acciones de los talibanes, están tomando medidas extremas para proteger a las mujeres y los niños. El fundador de una escuela de niñas prendió fuego a los registros de toda la escuela para proteger a las niñas y sus familias.