Banco Mundial detiene apoyo financiero a Afganistán en medio de preocupaciones sobre los talibanes

El Banco Mundial suspendió la ayuda citando preocupaciones 'especialmente para las mujeres'

Shweta Sharma
miércoles 25 agosto 2021 22:11
El PMA y UNICEF alertan de la profunda crisis humanitaria que se avecina en Afganistán
Read in English

El Banco Mundial ha detenido la financiación de proyectos en Afganistán, citando preocupaciones sobre el destino de las mujeres y el futuro del país después de que los talibanes tomaron el poder en Kabul.

Los funcionarios citaron “profundas preocupaciones” sobre la situación actual en Afganistán y su “impacto en las perspectivas de desarrollo del país, especialmente para las mujeres”.

El desarrollo se produce como otro golpe importante para la economía de Afganistán después de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) suspendiera los pagos y la administración Biden congeló los activos del gobierno afgano en el banco central del país.

“Hemos detenido los desembolsos en nuestras operaciones en Afganistán y estamos monitoreando y evaluando de cerca la situación de acuerdo con nuestras políticas y procedimientos internos”, expuso a la BBC un portavoz del Banco Mundial.

“Continuaremos consultando de cerca con la comunidad internacional y los socios para el desarrollo. Junto con nuestros socios, estamos explorando formas en las que podemos seguir comprometidos para preservar los logros en materia de desarrollo obtenido con tanto esfuerzo y continuar apoyando al pueblo de Afganistán”.

El anuncio se produjo después de que el Banco Mundial le expusiera a su personal el viernes que todos los funcionarios de la oficina de Kabul y sus familias habían sido evacuados de manera segura de Afganistán a Pakistán.

La semana pasada, el Fondo Monetario Internacional (FMI) anunció que congelaría la distribución de unos 400 millones de dólares en fondos de emergencia a Afganistán después de la toma de posesión de los talibanes.

El FMI mencionó que se debe a la “falta de claridad dentro de la comunidad internacional” en el reconocimiento del nuevo gobierno dirigido por los talibanes en Afganistán.

La crisis actual ha hundido el valor de la moneda local afgana frente al dólar y ha elevado los precios de las necesidades básicas como alimentos y medicinas. Los precios de productos básicos como la harina, el aceite y el arroz se han disparado entre un 10% y un 20% debido a que los bancos permanecieron cerrados en la capital.

Leer más: Los costos humanos y económicos de la guerra de Afganistán

Los grupos de ayuda internacional también expresan su preocupación por la suspensión de vuelos comerciales a Afganistán, lo que puede paralizar el suministro de ayuda en el país.

Anteriormente, Estados Unidos declaró que a los talibanes no se les permitiría acceder a los activos que estaban en el banco central de Afganistán.