Hombre de la comunidad LGBT fue violado y golpeado por militantes talibanes en Kabul

El hombre, sin saberlo, se reunió con los militantes talibanes después de que le dijeron que podían ayudarlo a salir de Afganistán

Lamiat Sabin
jueves 02 septiembre 2021 16:42
Afganistán queda a merced de los talibanes y a la espera de la ayuda de Occidente

Los talibanes golpearon y violaron a un hombre gay después de que lo engañaran para que se reuniera con ellos.

Dos militantes habían fingido ser un amigo que podría ayudar al hombre, que estaba escondido, a escapar de Afganistán.

La víctima, cuyo nombre no ha sido revelado para proteger su identidad, se reunió con ellos en Kabul después de tres semanas de conversaciones en línea.

Los miembros del Talibán lo agredieron y violaron, explicó Artemis Akbary, amigo del hombre y activista LGBT, a ITV.

También obligaron a la víctima a darles el número de teléfono de su padre, para que pudieran decirle que su hijo es gay.

Akbary, que ahora vive en Turquía, ha dicho: “[Los talibanes] están tratando de decirle al mundo ‘hemos cambiado y no tenemos problemas con los derechos de las mujeres o los derechos humanos’. Están mintiendo”.

“Los talibanes no han cambiado, porque su ideología no ha cambiado”.

“Mis amigos en Afganistán están asustados, no saben lo que les pasará en el futuro, así que solo están tratando de esconderse”.

Leer más: Afganistán: ¿Qué equipo estadounidense le ha quedado a los talibanes?

Akbary ha dicho que la amenaza para las personas LGBT en Afganistán es mayor que cuando los talibanes estuvieron en el poder de 1996 a 2001, ya que ahora tienen las redes sociales como una forma de recopilar información y tender trampas a las personas.

Las organizaciones LGBT Rainbow Railroad y Stonewall han pedido al primer ministro Boris Johnson y al secretario de Relaciones Exteriores, Dominic Raab, que ayuden urgentemente a las personas que corren el riesgo de sufrir tortura y muerte a manos de los talibanes.

Johnson y el presidente estadounidense Joe Biden han hablado de “planes de contingencia” para ayudar a sacar a más personas de Afganistán ahora que sus esfuerzos de evacuación de civiles han llegado a su fin.

Las mujeres también han sido los principales objetivos de los talibanes, a pesar de que el portavoz del grupo, Zabihullah Mujahid, insistió en que las fuerzas de seguridad serán “amables y sensibles” con las personas bajo su gobierno.

Según los informes, los talibanes han ido de puerta en puerta para obligar a niñas de hasta 12 años a “casarse” con militantes como esclavas sexuales, y han amenazado a cualquier sospechoso de ayudar a las fuerzas occidentales durante la guerra de 20 años con ejecuciones sumarias.

Najla Ayoubi, ex jueza afgana y activista que vive en Estados Unidos, manifestó a principios de este mes que los combatientes talibanes habían prendido fuego a una mujer porque la comida que se vio obligada a cocinar para ellos no era de su agrado.

Varias mujeres han sido puestas en ataúdes y transportadas a países vecinos para que puedan ser utilizadas como esclavas sexuales, expuso.

Ayoubi, ahora jefa de la coalición y los programas globales de Every Woman Treaty, ha vivido en los EE.UU. desde 2015 después de que extremistas en Afganistán la atacaran a ella y a su familia durante décadas.