Apelación del Mail on Sunday contra el fallo sobre carta de Meghan Markle entra en último día

Los abogados de la editorial se centran en la declaración testimonial hecha por el ex asistente de la duquesa de Sussex

Chiara Giordano
jueves 11 noviembre 2021 18:47
Meghan Markle admite ahora que sí ayudó a los autores de su autobiografía

La batalla legal de tres días de un periódico para revocar un fallo del Tribunal Superior sobre la publicación de una carta escrita por Meghan Markle a su alienado padre está programada para terminar hoy.

La duquesa de Sussex, de 40 años, demandó al editor del Mail on Sunday, ANL (Associated Newspapers Limited), por cinco artículos que reproducían partes de una carta "personal y privada" enviada a su padre Thomas Markle, de 77 años, en agosto de 2018.

El Tribunal Superior dictaminó a principios de este año que la publicación de la carta por parte de ANL era ilegal, y emitió un fallo sumario para Meghan para evitar la necesidad de un juicio.

Pero ANL está en impugna contra ese fallo en el Tribunal de Apelaciones, con el argumento de que el caso debería ir a juicio por las afirmaciones de Meghan, incluida la violación de la privacidad y los derechos de autor.

En una declaración testimonial hecha pública el miércoles, la duquesa de Sussex se disculpó por engañar a los tribunales después de olvidar que le pidió a un asistente que informara a los autores de una biografía no autorizada sobre ella y su esposo, el príncipe Harry.

El Tribunal de Apelación escuchó cómo el exsecretario de comunicaciones de Meghan y Harry, Jason Knauf, proporcionó información a los autores de Finding Freedom de Omid Scobie y Carolyn Durand.

Knauf, que trabajó en el cargo hasta marzo de 2019, dijo que el libro se "discutió de forma rutinaria", que "se discutió de manera directa con la duquesa varias veces en persona y por correo electrónico".

El ex asistente también discutió la planificación de una reunión con los autores para proporcionar información de antecedentes y dijo que Meghan le había dado varios puntos informativos para compartir con ellos, incluida información sobre cómo tuvo "un contacto mínimo" con sus medios hermanos durante su infancia.

Los correos electrónicos publicados como parte de la declaración testimonial del Knauf mostraron que le había enviado un correo electrónico a Harry para discutir el libro y decir que se reuniría con los autores.

En su declaración de testigo, Meghan se disculpó por engañar al tribunal sobre si el Knauf proporcionó información a Scobie o a Durand.

Ella dijo: “Acepto que Knauf sí proporcionó alguna información a los autores del libro y que lo hizo con mi conocimiento, para una reunión que planeó con los autores en su calidad de secretario de comunicaciones.

“No conozco el alcance de la información que compartió.

“Cuando aprobé el escrito... no tuve el beneficio de ver estos correos electrónicos y pido disculpas a la corte por el hecho de que no había recordado estos intercambios en ese momento.

"No tenía para nada ningún deseo o intención de engañar al acusado o al tribunal".

Knauf afirmó que la carta escrita a mano fue "redactada con el entendimiento de que podría filtrarse" a los medios de comunicación.

La ex asistente también dijo que Meghan había preguntado si debería llamar a su padre "papi", como siempre lo había hecho, en uno de los mensajes que la pareja había intercambiado al respecto. Meghan dijo que "en el desafortunado caso de que se filtrara, manipularía la opinión popular", según Knauf.

La audiencia del Tribunal de Apelación frente a Sir Geoffrey Vos, Dame Victoria Sharp y Lord Justice Bean finalizará el jueves con una sentencia en una fecha posterior.

Informes adicionales de Press Association