Meghan Markle y su conexión a México

La duquesa de Sussex sostiene un vínculo especial con México: su padre vive en Rosarito, ama Puerto Vallarta y Tulum, adora los tacos de pescado e incluso sabe como preparar tamales

Domingo Vázquez Henry
jueves 11 noviembre 2021 18:34
Meghan Markle acusa a la Corona de “perpetuar falsedades” sobre ella

Este año, el príncipe Harry y su esposa, Meghan Markle, sacudieron a la corona británica con una sincera y explosiva entrevista con Oprah Winfrey. Sin embargo, no fue la primera vez que la pareja protagonizó los titulares.

Desde que iniciaron su relación, Harry y Meghan han estado en el ojo del huracán. En sus primeros años de romance, la pareja del hijo de Diana de Gales fue blanco de constantes ataques “racistas” de la prensa británica. Esta situación motivó a los duques de Sussex a tomar una polémica decisión: renunciar a sus funciones reales y mudarse a California.

Pero, antes de los encuentros con la reina de Inglaterra, los protocolos, las reverencias y las fotos paparazzi, Meghan Markle era una angelina que en diversas ocasiones demostró su amor por México, país al que visitó varias veces.

Meghan Markle y su conexión a México

Antes de ser la duquesa de Sussex, la entonces actriz de Suits escribió en su desaparecido blog “The Tig” que su país favorito era México.

“A menudo me preguntan sobre mis lugares favoritos en el mundo, y no hay conversación en la que no mencione a mi querido México”, escribió Meghan quien consideró las playas de la Riviera Maya como posible destino para su luna de miel con el príncipe Harry.

“La cultura, y la comida, la gente y los distintos paisajes lo convierten en un destino favorito para mí año tras año”, reconoció.

La primera vez que visitó el país fue durante su infancia y después, gracias a la cercanía a Los Ángeles, Meghan y su madre solían vacacionar en México y disfrutar de sus diferentes tradiciones.

En una de sus publicaciones enThe Tig”, la ex actriz reconoció que uno de sus eventos favoritos es el Día de Muertos, festejo que vivió en Oaxaca. También platicó sobre sus dos playas mexicanas favoritas: Puerto Vallarta, Jalisco y Tulum, Quintana Roo.

En Tulum, último lugar mexicano que habría visitado antes de su romance con el príncipe Harry, la ahora duquesa de Sussex se maravilló por las bondades del paraíso turístico.

“Viajé a la Riviera Maya con gran entusiasmo para sumergir mis pies en el tan comentado Tulum. Si bien me recordó menos al México que pretendo ‘conocer’ y más a un patio de recreo bohemio muychic y muy internacional, aún demostró brindar el encanto y la cultura que disfruto de este país”, escribió Meghan antes de compartir sus “hallazgos” en Tulum.

En aquella visita al sureste mexicano, Meghan conoció la cultura maya, se adentró en las ruinas de Chichen Itzá, probó la comida local en una “cocina económica” y disfrutó de sus playas paradisiacas.

Relató su travesía mexicana en su blog donde compartió con sus lectores los mejores lugares para comer, donde hospedarse y que lugares no podían perderse en su visita a Tulum. Decoró su experiencia con las imágenes que tomó durante sus viajes a México.

Su padre vive en Rosarito, México

Otro de los vínculos que une a la duquesa de Sussex con México es el lugar de residencia de su padre, Thomas Markle, quien vive en Rosarito, Baja California.

Thomas se divorció hace algunos años de la madre de Meghan Markle, Doria Ragland, trabajadora social e instructora de yoga. Jubilado y con 75 años, el padre de la duquesa decidió alejarse de los reflectores de Los Ángeles y disfrutar de la tranquilidad que ofrece Baja California.

“Es un hombre extremadamente relajado, con una vibra muy agradable. Siempre trata de hablar español, dice ‘gracias’, ‘por favor’, cosas muy básicas”, dijo Estefanía Villareal, dueña de una cafetería en entrevista con Los Angeles Times.

Thomas Markle trabajó como director de iluminación en el set de la telenovelaGeneral Hospital y la sitcom Married... with Children. También fue consultor de iluminación en The Facts of Life. Su talento tras bambalinas también lo empleó en los espectáculos musicales de la escuela de Meghan.

En una entrada de su blog, Meghan relató cómo su padre se las arreglaba para llevarla al ballet los sábados pese a trabajar 75 horas a la semana. Recordó los viajes a Big Bear Lake y los musicales de la escuela donde Thomas era el encargado de iluminación.

“[Mi infancia fue] mitad negra y mitad blanca”, escribió Meghan en un artículo de Elle UK en 2016 sobre su identidad racial.

“Al crecer en una comunidad homogénea en Pensilvania, el concepto de casarse con una mujer afroamericana no estaba en las cartas de mi padre”, escribió. “Pero vio más allá de lo que se le puso frente a él en esa pequeña ciudad... Quería que encontrara mi propia verdad”, reconoció en su momento.

Pese a estar divorciados, al anunciarse el compromiso de su hija con el príncipe Harry, Thomas y Doria emitieron una declaración conjunta.

“Nuestra hija siempre ha sido una persona amable y cariñosa. Ver su unión con Harry, que comparte las mismas cualidades, es una fuente de gran alegría para nosotros los padres”, rezaba el comunicado.

Meghan tiene una doble mexicana

Alrededor de todo el mundo, Meghan Markle tiene un sinfín de fanáticos que la admiran por su determinación para ir en contra de los estándares de la realeza, su valentía y su forma de vestir.

En México, Linda Martínez, de 33 años, se declara fanática del sofisticado sentido de la moda de Meghan a tal grado que la mexicana ha copiado cerca de 50 de los looks más conocidos de la duquesa.

“Era fan de Meghan porSuits, pero cuando investigué y me enteré de su familia y su trabajo, y de todas las cosas que ha hecho para conseguir lo que tiene y donde está hoy, comencé a admirarla mucho y quería ser como ella”, señaló Martínez en palabras recogidas porThe Sun.

Martínez ve en Meghan un ejemplo a seguir y considera a la duquesa una “feminista súper fuerte, independiente, resistente. Una mujer empoderada que ha utilizado su plataforma para apoyar a otros. Eso es lo que admiro de ella”.

Uno de los aspectos que más admira la mexicana de la exactriz es su determinación para no dejarse doblegar por los protocolos de la corona británica.

“Supongo que no es fácil para ella estar allí en la familia real con todos los prejuicios de la sociedad y personas con clase que quizás antes solo aceptaban miembros de la realeza”, dijo.

“En este momento, la vemos viviendo una gran vida, pero no sabemos todas las cosas que ha tenido que cambiar o aceptar para conseguirlo. Admiro su fuerza y ​​su amabilidad con la gente y que sea fiel a sí misma a pesar de todo”, apuntó la mexicana.

El atuendo favorito de la oriunda de Ciudad de México es el impresionante vestido de novia de Givenchy que usó Meghan en sus nupcias con el príncipe Harry.

“Solo quiero expresar mi admiración por ella compartiendo mislooks, mis viajes, lo que amo y me hace feliz”, comentó Martínez.

Amante de la cultura y gastronomía mexicana

Gracias a la cercanía de California con México y la inmensa mayoría de mexicanos que radican allá, Meghan adquirió algunas costumbres como adorar los tacos de pescado, portar huaraches e incluso celebró su aniversario de bodas con comida mexicana y margaritas.

En junio de 2012, Meghan compartió con sus seguidores “10 ideas de comida saludable” entre las cuales sobresalieron los tacos de pescado.

“Soy una chica de California, y siendo de Los Ángeles, estaba condicionada a que me gustara la comida estilo Baja California desde el útero”, escribió la entonces actriz en el portal Today y compartió su receta.

“Así es como hago tacos de pescado: Asa algunos pimientos y cebollas y un par de filetes de pescado. Condimenta todo con sal y pimienta, un poco de lima y rellénalo todo dentro de una tortilla de maíz caliente”, comentó Meghan quien reconoció que “pocos bocados de comida me hacen más feliz que esto”.

En México, sobre todo en diciembre, existe un platillo por excelencia para las fiestas: los tamales. El padre Greg Boyle, fundador de Homeboy Industries, reveló que cuando Meghan tenía 20 años, la actriz y su madre, Doria, asistieron a una de sus “tamaladas” para aprender a preparar tamales.

“Vino un par de veces”, confesó Boyle, quien forma parte de una organización que ayuda a que personas que pasaron un tiempo en la cárcel puedan seguir adelante.

El amor de Meghan por la gastronomía de México no lo perdió con el paso de los años y decidió compartirlo con su marido, el príncipe Harry. En su segundo aniversario de bodas, los duques de Sussex degustaron platillos mexicanos y bebieron margaritas, según informó Omid Scobie, de Harper’s Bazaar.

Domina el español casi a la perfección

El padre Boyle también confirmó que Meghan habla un español perfecto y fluido, mismo que utilizó durante su participación en aquel evento de Homeboy Industries.

La duquesa de Sussex posee una doble especialización en teatro y relaciones internacionales por la Universidad de Northwestern. Meghan vivió un tiempo en Buenos Aires, Argentina, donde realizó una pasantía en la Embajada de los Estados Unidos.

La experiencia le resultó útil, ya que durante su participación enSuits, donde interpretó a Rachel Zane, Meghan sobreactuó en una cómica escena inspirada por las telenovelas. 

Atacada por la prensa británica por su diversidad cultural y racial, Meghan Markle ha conservado su personalidad pese a dichas agresiones y hoy en día brilla gracias a un carácter único y un singular carisma.

Este domingo, veremos un nuevo episodio de la valentía de Meghan cuando ella y el príncipe Harry desafíen las normas de la corona británica en la entrevista con Oprah Winfrey.

El programa será transmitido este domingo 7 de marzo en punto de las 20:00 horas (GMT -5) y se emitirá por el canal CBS. Para ver la entrevista necesitas estar suscrito a un servicio de cable estadounidense. También podrás seguir la emisión desde su página web de televisión en directo. También estará disponible en las plataformas Paramount + y Hulu.