Informe de inteligencia de EE.UU. encuentra a Mohammad bin Salman responsable del asesinato de periodista saudí

El Departamento de Estado debe anunciar pronto su respuesta al asesinato

Richard Hall
viernes 26 febrero 2021 19:16

La decisión de desclasificar el informe de inteligencia es una indicación temprana de que es probable que la administración de Joe Biden adopte un enfoque más estricto con el aliado de Estados Unidos

Read in English

Una evaluación de inteligencia estadounidense recientemente desclasificada alega que el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammad bin Salman, aprobó la operación que resultó en el asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi.

El informe tan esperado fue publicado por la Oficina del Director de Inteligencia Nacional el viernes, más de dos años después de que Khashoggi fuera asesinado en la embajada saudí en Estambul. Encontró que bin Salman aprobó la operación como parte de sus esfuerzos por silenciar la disidencia de su gobierno.

"Evaluamos que el príncipe heredero de Arabia Saudita, Muhammad bin Salman, aprobó una operación en Estambul, Turquía para capturar o matar al periodista saudí Jamal Khashoggi", señaló el informe.

La evaluación se basó en “el control del Príncipe Heredero de la toma de decisiones en el Reino desde 2017, la participación directa de un asesor clave y miembros del equipo protector de Muhammad bin Salman en la operación, y el apoyo del Príncipe Heredero al uso de medidas violentas para silenciar a los disidentes en el extranjero, incluido Khashoggi".

El informe se completó poco después del brutal asesinato de Khashoggi en octubre de 2018, pero la administración Trump no lo había publicado por temor a que impactara cientos de millones de dólares en ventas de armas al Reino.

Leer más: Familia de Jamal Khashoggi, periodista asesinado brutalmente, denuncia al príncipe heredero de Arabia

Donald Trump citó los beneficios económicos de la relación de Estados Unidos con Arabia Saudita como una razón para no actuar sobre el asesinato de Khashoggi, quien trabajaba como columnista del Washington Post.

Trump hizo caso omiso de una investigación de las Naciones Unidas publicada en 2019 que reveló detalles horripilantes del asesinato de Khashoggi. El asesinato fue llevado a cabo por un equipo de asalto que viajó a Turquía desde Arabia Saudita.

“Solo digo que gastan entre $400 y $450 mil millones durante un período de tiempo, todo el dinero, todos los trabajos, comprando equipos”, dijo Trump en 2019. “No soy como un tonto que dice: 'no queremos hacer negocios con ellos'. Y, por cierto, si no hacen negocios con nosotros, ¿sabes lo que hacen? Harán negocios con los rusos o con los chinos".

La decisión de desclasificar el informe de inteligencia es una indicación temprana de que es probable que la administración de Joe Biden adopte un enfoque más estricto con el aliado de Estados Unidos desde hace mucho tiempo. Biden anunció a principios de este mes que Estados Unidos detendría su apoyo a una campaña militar liderada por Arabia Saudita en Yemen.

El Departamento de Estado debe anunciar su respuesta al asesinato de Khashoggi más tarde hoy, y se espera que anuncie restricciones a la venta de armas ofensivas.

La ODNI, una agencia a nivel de gabinete que coordina entre los brazos de inteligencia de Estados Unidos, dijo que el asesinato no podría haberse llevado a cabo sin su aprobación.

"Desde 2017, el Príncipe Heredero ha tenido el control absoluto de las organizaciones de seguridad e inteligencia del Reino, por lo que es muy poco probable que los funcionarios sauditas hubieran llevado a cabo una operación de esta naturaleza sin la autorización del Príncipe Heredero", dijo.