“Nunca pensé que llegaría este día”: Acusadora de Ghislaine Maxwell llega a la corte, inicia el juicio

La socialité británica está acusada de reclutar y preparar a chicas menores de edad para el pedófilo multimillonario

Gustaf Kilander
lunes 29 noviembre 2021 21:08
Opening statements in Ghislaine Maxwell sex abuse case set to begin
Read in English

Sarah Ransome, una de las mujeres que acusó de abuso al difunto financiero Jeffrey Epstein y a su exnovia Ghislaine Maxwell, llegó a la corte cuando el juicio de Maxwell estaba programado para comenzar.

"Nunca pensé que llegaría este día", declaró a los periodistas frente al tribunal en la ciudad de Nueva York el lunes.

Maxwell enfrenta hasta ochenta años de prisión si es declarada culpable. Está acusada de reclutar y preparar para tener relaciones sexuales a cuatro niñas menores de edad para Epstein entre 1994 y 2004. Epstein se suicidó en 2019 en una cárcel de Manhattan mientras esperaba su juicio por cargos de abuso sexual.

Nacida en Sudáfrica de una pareja británica, Ransome declaró que intentó huir de la isla privada de Epstein en aguas llenas de tiburones tras haber sido violada tres veces en un solo día. Ella no testificará.

Desde que fue arrestada en julio de 2020, Maxwell ha esperado su juicio en una cárcel de Brooklyn. Las declaraciones de apertura comienzan el lunes y se espera que el juicio dure hasta mediados de enero.

Se espera que el equipo legal de Maxwell intente distanciarla de Epstein y socavar a sus acusadores. Ella niega todas las acusaciones en su contra.

Maxwell fue acusada de seis delitos graves, incluida la conspiración para atraer a menores a viajar para participar en actos sexuales ilegales, incitación a un menor para que viaje para participar en actos sexuales ilegales, conspiración para transportar menores con la intención de participar en actividades sexuales delictivas, transporte de un menor con la intención de participar en actividades sexuales delictivas, conspiración de tráfico sexual y tráfico sexual de un menor.

Sarah Ransome, una víctima de Jeffery Epstein llega para el juicio de Ghislaine Maxwell en el Juzgado de EE.UU. de Thurgood Marshall el 29 de noviembre en la ciudad de Nueva York

También enfrenta dos cargos de perjurio que se juzgarán por separado. Su hermano, Ian Maxwell, declaró a The Associated Press que el caso es "el juicio más publicitado del siglo".

"Esto está diseñado para quebrantarla, no veo otra forma de leerlo", agregó. "Y no se quebrantará porque cree por completo en su inocencia y dará lo mejor de sí".

Maxwell le dijo a la agencia de noticias que su hermana cuenta con el apoyo total de su familia y que un miembro de la familia estará presente en la sala del tribunal en todo momento durante el juicio.

Los fiscales alegan que Maxwell preparó y reclutó a niñas de catorce años para Epstein y que mintió cuando negó que estuviera al tanto de sus crímenes cuando testificó en otro caso.

La jueza Alison Nathan ha rechazado múltiples solicitudes de fianza y Maxwell lleva en la cárcel diecisiete meses.

"La Sra. Maxwell decidió ignorar descaradamente la ley y su responsabilidad como adulta, utilizó todos los medios que tenía a su disposición para atraer a las jóvenes vulnerables a comportamientos a los que nunca deberían haber estado expuestas, loq ue creó la posibilidad de un daño duradero", declaró el subdirector William Sweeney, encargado de la oficina de campo del FBI en Nueva York, durante una conferencia de prensa mientras se anunciaban los cargos.

"Este no es un trabajo improvisado, pero de todos modos ha sido improvisado para que Ghislaine se enfrente a los cargos que Epstein nunca enfrentó", comentó Ian Maxwell a AP.

"La denegación de la fianza es por completo inapropiada", agregó. “A algunas personas muy famosas e infames se les concedió la libertad bajo fianza como, hace poco, al asesino de George Floyd, un asesino. John Gotti, otro asesino, un mafioso. Harvey Weinstein, Bill Cosby, Bernie Madoff. Todos estos son hombres, por supuesto, que obtuvieron fianza. Ghislaine es una mujer que de alguna manera no obtiene fianza.

"Las autoridades se sienten presionadas... porque perdieron [a Epstein] y se sienten presionadas por el público, y esa combinación de presión mantiene a Ghislaine adentro", puntualizó Maxwell. "Pero eso no lo hace algo correcto".

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in