Juez de la Corte Suprema habla sobre la ley del aborto en Texas: una decisión “muy, muy, muy incorrecta”

“Agregaré otro ‘muy’”. dice juez de la Corte Suprema designado por Bill Clinton

Justin Vallejo
domingo 12 septiembre 2021 22:00

Reconoció que Texas delega el poder de prevenir abortos no al estado sino a cualquier ciudadano particular.

Read in English

El juez Stephen Breyer se ha pronunciado en contra de la decisión de la Corte Suprema de no bloquear la ley de Texas que prohíbe el aborto una vez que se detecta un latido del corazón.

En una entrevista con NPR, se le preguntó a Bryer por qué la Corte Suprema merece respeto después de la decisión de 5-4 dictada “en la oscuridad de la noche”.

“Mira, pensé que la última decisión que mencionaste fue muy, muy, muy incorrecta. Agregaré uno más”, respondió Breyer. "Y escribí un disenso y así es como funciona".

En su opinión disidente, Breyer reconoció que Texas delega el poder de prevenir abortos no al estado sino a cualquier ciudadano particular.

“Pero no veo por qué ese hecho debería marcar una diferencia legal crítica. Esa delegación todavía amenaza con invadir un derecho constitucional, y la entrada en vigor de esa delegación todavía amenaza con un daño inminente”, escribió.

La Ley de Latidos del Corazón de Texas, o SB 8, prohíbe el aborto una vez que se detectan los latidos del corazón del feto, que pueden ocurrir tan pronto como a las seis semanas de embarazo.

La orden no firmada decía que había “serias dudas con respecto a la constitucionalidad de la ley de Texas”, pero que el tribunal puede carecer de jurisdicción debido a tecnicismos procesales.

Breyer dijo que no debería haberse decidido por motivos de procedimiento y que "veremos qué sucede en ese ámbito cuando tengamos un asunto de fondo frente a nosotros".

Leer más: Bush subraya las amenazas planteadas por el terrorismo interno, en el discurso conmemorativo del 11 de septiembre: “Es nuestro deber enfrentarlos”

“Pensamos que ese caso en particular no debería decidirse solo como una emergencia”, dijo Breyer, y agregó que la decisión de la mayoría fue “muy, muy incorrecta”.

“Es un asunto de procedimiento, así que veremos qué sucede en esa área cuando tengamos un asunto de fondo frente a nosotros”, agregó.

El procurador general Merrick Garland, sin embargo, no está esperando que el asunto regrese a la Corte Suprema. El Departamento de Justicia anunció el jueves que demandaría a Texas para bloquear la ley, que calificó de “claramente inconstitucional según el precedente de la Corte Suprema”.

Una portavoz del gobernador de Texas, Greg Abbott, desestimó el desafío legal como una táctica política.

“La libertad más preciosa es la vida misma”, dijo Renae Eze, secretaria de prensa del gobernador, en un comunicado enviado por correo electrónico a The Hill.

“Desafortunadamente, el presidente Biden y su administración están más interesados en cambiar la narrativa nacional de su desastrosa evacuación de Afganistán y sus imprudentes políticas fronterizas abiertas en lugar de proteger a los inocentes por nacer. Confiamos en que los tribunales defenderán y protegerán ese derecho a la vida”.