Jen Psaki defendió el comentario de su jefe sobre el “pensamiento neandertal”, sugiriendo que era un “reflejo de su frustración y exasperación” con el rumbo trazado en COVID por muchos gobernadores de estados rojos.

La Casa Blanca admite que Biden no puede obligar a la gente a usar cubrebocas o a vacunarse

“El gobierno federal no puede hacer esto solo”, dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca

Griffin Connolly
jueves 04 marzo 2021 21:18
Read in English

Con los gobernadores republicanos en Texas y Mississippi haciendo retroceder las salvaguardas de salud pública relacionadas con COVID-19, la administración de Joe Biden ha reconocido la cruda realidad cuando se trata de supervisar la respuesta a la pandemia: la Casa Blanca no puede hacer mucho.

“El gobierno federal no puede hacer esto solo”, dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, a los periodistas el jueves, reiterando un punto que Biden ha hecho repetidamente en su primer mes y medio en el cargo.

“Esto requerirá un sacrificio adicional por parte del pueblo estadounidense. No cree que sea fácil. Ninguno de nosotros cree que sea fácil”, dijo Psaki.

Si bien Biden ha llegado a acuerdos con farmacéuticos y fabricantes para obtener suficientes vacunas para garantizar que todos los estadounidenses tengan la oportunidad de vacunarse, depende de los estadounidenses programar citas para recibir sus inyecciones.

"No puede obligar a las personas a hacer eso", dijo Psaki.

“Simplemente puede proyectar las recomendaciones de los funcionarios de salud pública. Puede tomar medidas, como lo ha hecho en los últimos días, para garantizar que se priorice a las comunidades que desempeñan papeles clave en la sociedad. Pero no puede hacerlo en nombre del público y requerirá que el público desempeñe un papel importante y vital aquí también".

El miércoles, Biden se mostró muy crítico con los gobernadores Greg Abbott de Texas y Tate Reeves de Mississippi, quienes decidieron prescindir de los mandatos de cubrebocas en sus estados y las limitaciones en las empresas, incluidos los restaurantes que anteriormente se habían visto obligados a operar a capacidad reducida.

A pesar del progreso de la nación con la distribución de vacunas, incluido el reciente anuncio del presidente de que Estados Unidos tendrá una reserva de dosis para cada adulto estadounidense para fines de mayo, "lo último que necesitamos es que los neandertales piensen que todo está bien, quítate el cubrebocas y olvídate”, dijo Biden.

Leer más: Joe Biden: Estados Unidos tendrá suficientes vacunas para todos los adultos a fines de mayo

“Hasta ayer, habíamos perdido a 511 mil 874 estadounidenses”, dijo. “Vamos a perder miles más... entre una y otra dosis de la vacuna, eso llevará tiempo, y es crítico, crítico, crítico, crítico que sigan la ciencia. Lávate las manos con agua caliente. Hágalo con frecuencia, usa cubrebocas y mantente socialmente distanciado. Sé que todos lo saben. Ojalá algunos de nuestros funcionarios electos lo supieran".

Jen Psaki defendió el comentario de su jefe sobre el "pensamiento neandertal", sugiriendo que era un "reflejo de su frustración y exasperación" con el rumbo trazado en COVID por muchos gobernadores de estados rojos y estadounidenses que están poniendo a otros en mayor riesgo al no prestar atención a la guía de salud pública.

La secretaria de prensa también culpó a la administración anterior por no brindar liderazgo para transmitir los protocolos COVID adecuados y la eficacia de seguir las pautas de salud pública.

“La gente de todo el país se ha sacrificado. Y muchas veces no han tenido la información que necesitan del gobierno federal, no han tenido acceso a una mayor comprensión de cómo deberían ser las pautas de salud pública”, dijo.