“Ahora estamos en camino de tener suficiente suministro de vacunas para todos los adultos en Estados Unidos para fines de mayo”, dijo Biden.

Joe Biden: Estados Unidos tendrá suficientes vacunas para todos los adultos a fines de mayo

El presidente anunció la cooperación de los competidores del cuidado de la salud para producir una nueva vacuna en masa

Griffin Connolly
martes 02 marzo 2021 23:07
Read in English

Estados Unidos tendrá suficientes dosis de la vacuna COVID para cada adulto estadounidense a fines de mayo, anunció Joe Biden en una conferencia de prensa el martes.

Sin embargo, el despliegue de ese suministro de vacunas podría llevar más tiempo, ya que la distribución implica inmensos recursos y una logística complicada para que lleguen a los brazos de todos.

"Ahora estamos en camino de tener suficiente suministro de vacunas para todos los adultos en Estados Unidos para fines de mayo", dijo Biden a los periodistas, flanqueado por la vicepresidenta Kamala Harris.

El presidente criticó a su predecesor, Donald Trump, por no firmar contratos con los proveedores de vacunas de COVID por dosis suficientes.

“Hace unas tres semanas, pudimos decir que tendríamos suficiente suministro de vacunas para adultos a fines de julio”, dijo Biden, sugiriendo que las acciones tomadas bajo su administración habían acelerado el cronograma.

"Corregimos eso", dijo el presidente sobre una posible escasez de suministro de vacunas.

Leer más: El gobernador de Texas pone fin al mandato de los cubrebocas; todas las empresas pueden reabrir

Ayudar a acelerar la inoculación masiva de la población de Estados Unidos es la introducción de una tercera vacuna aprobada, de la farmacéutica y fabricante médico Johnson & Johnson.

La vacuna Johnson & Johnson de dosis única se suma a las usadas de Moderna y Pfizer de dos dosis actualmente en circulación en la Unión Americana. Las tres vacunas han sido promocionadas como "altamente eficaces" para prevenir tanto la propagación del virus como el nivel de enfermedad de las personas si lo contraen.

“Los datos de J&J que se acaban de publicar indican que cuando tienes una enfermedad crítica avanzada, no hubo hospitalizaciones ni muertes. Esas son buenas noticias”, dijo el domingo el doctor Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas de Estados Unidos, en una entrevista con Margaret Brennan de CBS.

En otras palabras, las tres vacunas han demostrado ser 100% efectivas para prevenir muertes. El riesgo de hospitalización también se desploma a prácticamente cero para las personas que reciben cualquiera de las tres vacunas.

Biden también anunció el martes que Johnson & Johnson y su competidor de la industria del cuidado de la salud Merck trabajarán juntos en la producción de la vacuna J&J para acelerar su distribución.

“Entre las cosas que aprendí cuando asumí el cargo fue que Johnson & Johnson estaba atrasado en la fabricación y producción. Si bien teníamos el potencial de otra vacuna altamente efectiva para acompañar a las dos vacunas existentes, simplemente no llegaba lo suficientemente rápido”, dijo el presidente.

“Mi equipo ha trabajado arduamente para acelerar ese esfuerzo. Como siempre he dicho, este es un esfuerzo en tiempos de guerra y cada acción ha estado sobre la mesa, incluida la elaboración de enfoques innovadores ”, dijo.

La administración invocó la Ley de Producción de Defensa de la era de la Segunda Guerra Mundial para "equipar dos instalaciones de Merck con los estándares necesarios para fabricar de manera segura la vacuna J&J", dijo Biden.

Johnson & Johnson también está tomando medidas operativas para acelerar la producción de la vacuna en sus propias instalaciones.

Mientras se alejaba del podio, Biden se detuvo para responder una pregunta gritada de un reportero sobre cuándo los estadounidenses podían esperar que sus vidas volvieran a la normalidad.

“Me han advertido que no dé una respuesta sobre eso porque no lo sabemos con certeza”, dijo el presidente. "Pero mi esperanza es que para esta época el año que viene volvamos a la normalidad, es mi esperanza".

Biden advirtió repetidamente el martes que si bien sus anuncios deberían ser anunciados como una buena noticia, Estados Unidos todavía tiene un "largo camino por recorrer" para enfrentar la pandemia de coronavirus, que ha persistido durante más de un año.

“Tengo que ser honesto contigo, esta pelea está lejos de terminar. Te dije que sería sincero desde el principio”, dijo. "Como he dicho muchas veces, las cosas pueden volver a empeorar a medida que se extienden nuevas variantes y nos enfrentamos a reveses, como las recientes tormentas invernales en el medio oeste y el sur".

Pero sólo una hora antes de los anuncios y las palabras de advertencia de Biden, el gobernador del segundo estado más poblado de los Estados Unidos anunció que levantaría el mandato de cubrebocas en todo el estado y permitiría que las empresas regresen a su capacidad máxima, lo que demuestra que es imposible para el gobierno federal guiar una respuesta nacional ante la pandemia.

"A partir del próximo miércoles, todas las empresas de cualquier tipo pueden abrir al 100 por ciento", dijo el gobernador de Texas, Greg Abbott, en un evento de prensa el martes.

El gobernador de Mississippi, Tate Reeves, anunció desde entonces que su administración seguiría su ejemplo.