Inact

Cómo el hielo de 1,5 millones de años de la Antártida ayudará a predecir el futuro del cambio climático

  1. ¿Qué implica este proyecto?
  2. ¿Dónde se localiza el hielo?
  3. ¿Cómo puede predecir el hielo antiguo el futuro del cambio climático?
Ella Glover
lunes 06 diciembre 2021 21:21
El iceberg más grande del mundo, mayor que Mallorca, se desprende de la Antártida
Read in English

Un equipo de científicos se está preparando para perforar hielo de 1,5 millones de años al este de la Antártida con la esperanza de descubrir más sobre la historia del cambio climático.

Los científicos creen que la información que se revelará al estudiar el antiguo hielo puede ayudar a predecir cómo seguirá respondiendo el planeta al aumento de las temperaturas.

También esperan descubrir qué causó que el planeta entrara y saliera de las eras glaciales en el pasado.

Esta operación es parte de un proyecto de siete años que comenzó en 2019 y que costará 11 millones de euros, financiado por la Comisión Europea. Esta campaña en particular está programada para finalizar en enero de 2022.

Está coordinada por Carlo Barbante, director del Instituto de Ciencias Polares del Consejo Nacional de Investigaciones de Italia (CNR-ISP) y profesor de la Universidad Ca’ Foscari de Venecia.

Previamente se realizó otro estudio, que finalizó en 2008, en el que los científicos extrajeron y analizaron un núcleo de hielo de 800.000 años de antigüedad.

Pero, ¿cómo ayudará este proyecto a predecir el futuro del cambio climático y qué implicaría?

  1. ¿Qué implica este proyecto?

    Conocido como Beyond EPICA, el programa también involucra a 12 centros internacionales de investigación de diferentes partes del mundo.

    Un equipo internacional de glaciologistas, ingenieros y técnicos trabajarán a una altitud de 3.233 metros sobre el nivel del mar, a más de 621 millas (1.000 kilómetros) de la costa, y vivirán las temperaturas propias del verano antártico de -31°F (-35°C) en promedio.

    Una vez que se logró que el sitio de la perforación fuera completamente funcional, el sistema fue probado y se construyó una cueva de almacenamiento temporal sobre la nieve para proteger las primeras muestras de nieve.

    El equipo espera alcanzar una tasa de perforación promedio de 170 metros por semana.

    Este sábado, el primer núcleo de nieve firn (una cubierta helada en un estado entre la nieve y el hielo formada por los restos de inviernos anteriores) fue extraído en el sitio.

    Se espera que la perforación y el análisis del hielo tome seis años en total.

    Un comunicado de Beyond EPICA señaló que el proyecto, que tomará siete años, conducirá a dos momentos decisivos en la historia de la ciencia climática.

    “El primero será la perforación del agujero guía desde donde se extraerá el núcleo de hielo”, mencionaron.

    “El segundo será la extracción de las primeras capas de hielo al final de esta campaña”.

  2. ¿Dónde se localiza el hielo?

    El sitio de perforación, Little Dome C, es un área de 6.21 mi2 (10km2), ubicada a 24.85 mi (40km) de la estación italofrancesa Concordia, al este de la meseta antártica.

    Este es uno de los lugares más extremos de la Tierra: no hay luz solar durante sus largos inviernos y las temperaturas usualmente son las más bajas del planeta.

    Las temperaturas rara vez pasan de los -13°F (-25°C) en verano, y en invierno pueden descender más allá de los -112°F (-80°C).

  3. ¿Cómo puede predecir el hielo antiguo el futuro del cambio climático?

    El hielo contiene pequeñas burbujas de aire que revelan la concentración de gases de efecto invernadero que había en la atmósfera en el momento que quedaron atrapadas, entre ellos metano y dióxido de carbono.

    Al analizar el hielo, los científicos podrán observar cómo los cambios de temperatura impactan en la atmósfera, permitiéndoles “obtener una perspectiva certera sobre lo que el planeta está experimentando actualmente respecto al cambio climático, y así adoptar estrategias de mitigación adecuadas”, explicó el encargado del proyecto, Carlo Barbante.

    El último proyecto, que analizó muestras de hielo de 800.000 mil años de antigüedad, reveló que la concentración de gases de efecto invernadero cayó durante la Edad de Hielo y comenzó a elevarse a medida que el clima se volvía más cálido, según reportó Euro News.

    Este proyecto también ayudará a los científicos a entender por qué los ciclos climáticos, que duran en promedio alrededor de 100.000 años, solían ser mucho más cortos, causando que la Tierra entrara y saliera de eras glaciares a un ritmo mucho más rápido.

    “Creemos que el núcleo de hielo nos dará información sobre el clima del pasado y sobre los gases de efecto invernadero que se encontraban en la atmósfera durante la transición del Pleistoceno medio (MPT), que tuvo lugar entre 900.000 y 1.2 millones de años atrás”, añadió Barbante.

    “Durante esta transición, la periodicidad climática entre las eras glaciares pasó de 41.000 a 100.000 años: la razón por la que esto ocurrió es el misterio que esperamos resolver”.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in