EE. UU.: Un comité investigará al gobernador de Nueva York por acoso sexual

Caso de Vanessa Guillén: el asesino escapó bajo la vigilancia de un guardia, revela el ejército

El guardia que observaba al sospechoso mientras huía fue informado del comando para “tacharle el c*** y llamar a la policía militar”

Gino Spocchia
domingo 02 mayo 2021 18:41
Read in English

Una investigación sobre el asesinato de la militar de Fort Hood, Vanessa Guillén, dijo que a su presunto atacante se le permitió huir de las instalaciones militares estadounidenses en Texas antes de suicidarse.

El cuerpo de la joven de 20 años fue encontrado dos meses después de su desaparición de Fort Hood en abril de 2020, y una investigación inicial indica que el militar Aaron Robinson fue responsable de matarla con la ayuda de su novia Cecily Aguilar.

Según los informes, Robinson pudo huir de Fort Hood a pesar de ser un sospechoso.

Se descubrió que pudo escapar mientras estaba bajo la vigilancia de altos mandos militares estadounidenses en las instalaciones, además, pudo comunicarse con Cecily Aguilar con un teléfono mientras estaba confinado.

El personal informó que mientras estaba confinado, Robinson llamó a su madre y le dijo: "No creas lo que escuchaste sobre mí", y susurró al teléfono en otra llamada.

Los investigadores estaban observando las comunicaciones de la pareja en los días anteriores a que Robinson se escapara de la sala de conferencias donde lo mantenían.

Cuando los investigadores se acercaron a Robinson, quien se enteró de los informes del hallazgo del cuerpo de Guillén el 30 de junio, el militar huyó de Fort Hood.

Leer más: Estas son todas las acusaciones de acoso sexual en contra de Andrew Cuomo hasta ahora

El miembro del servicio que observaba a Robinson en ese momento no estaba en una cadena de mensajes de texto para "hacerle frente y llamar a la policía militar" si Robinson huía.

El informe citó "mala comunicación" entre el personal que le vigilaba.

Robinson se suicidó de un tiro en la entrada de Fort Hood. No fue claro cómo se obtuvo el arma.

El informe incluyó una serie de otros hallazgos sobre el asesinato de Guillén, quien denunció dos incidentes de acoso sexual por parte de altos mandos militares estadounidenses en Fort Hood.

Y aunque su familia alegó que temía del acoso sexual en la instalación y fue golpeada por Robinson antes de su muerte, “no hubo evidencia de que Guillén fuera agredida sexualmente”.

Tampoco hubo evidencia de que Robinson la acosara, aunque acosó a otras mujeres en la instalación.

Natalie Khawam, abogada de la familia Guillén, dijo a ABC News. “Encontramos muchas inconsistencias en este informe. El caso de Vanessa se manejó muy mal y por lo tanto, este informe refleja mucho control de daños".

El general del ejército estadounidense Michael Garrett en un comunicado expresó: “Dirigí esta investigación para identificar lo que sucedió y encontrar áreas en las que necesitábamos mejorar en todo nuestro comando”.

“Podemos y debemos responsabilizarnos, aprender y mejorar en todas nuestras unidades del Ejército. Hacer menos rompe la confianza de nuestra gente y del público estadounidense".

El pasado viernes, el Ejército dijo que había castigado a 21 oficiales y soldados por no actuar.

Cecily Aguilar está acusada de intentar ocultar el cuerpo de la especialista Guillén e impedir la investigación.