1,6 millones de mujeres han sufrido acoso sexual mientras utilizaban los servicios públicos

Albergues, Centros de Empleo, consultorios de médicos de cabecera y comisarías entre los lugares donde se produce el acoso

Maya Oppenheim@mayaoppenheim
jueves 22 abril 2021 13:24
Reino Unido ampl´ía el debate sobre la violencia contra las mujeres
Read in English

Alrededor de una de cada diez mujeres que han sido acosadas sexualmente dijeron que tuvo lugar cuando estaban en un centro de empleo, una unidad de salud mental u otra agencia pública, según un nuevo estudio.

El informe, realizado por Agenda, señala que esto equivale a un estimado de 1,6 millones de mujeres que han sufrido acoso sexual en albergues, hospitales de salud mental, centros de empleo, consultorios médicos de cabecera, escuelas, comisarías, servicios sociales y otros entornos de agencias públicas.

Los investigadores de la organización benéfica, que hace campañas para mujeres y niñas en riesgo, encontraron que la cifra de una de cada diez aumenta al 17% entre las mujeres más jóvenes de entre 25 y 34 años.

Los activistas advierten que algunas de las mujeres más marginadas de la sociedad, que deberían recibir apoyo de los servicios públicos "en tiempos de necesidad", están siendo "re-traumatizadas".

Las mujeres que viven en la pobreza, que han sido víctimas de abuso doméstico o que se han quedado sin hogar, dijeron que habían sido acosadas por hombres en "puestos de confianza o de poder", como oficiales de vivienda, personal de albergues y centros de empleo, guardias de hospitales de salud mental y consejeros empleados que ingresan a su casa para hacer reparaciones.

Amanda Hailes, una mujer que sufrió acoso sexual en albergues, dijo: “Cuando vivía en un albergue, me quedé allí llorando tratando de empujar a un hombre fuera de mi puerta. No lo denuncié porque no me sentía segura, pero el personal debería reconocer este tipo de acoso”.

Leer más: Uso de aplicaciones que permiten espiar a pareja, hijos o empleados se dispara 93% en la pandemia

“Creo que debido a que la salud mental, la falta de vivienda, las drogas y el alcohol están tan dominados por los hombres, las mujeres son ignoradas. A menudo, el personal descartará tu experiencia: ese elemento desdeñoso te pone en posición de desventaja".

Los investigadores que encuestaron a 2000 adultos notaron que los albergues de alojamiento temporal y los servicios de drogas o alcohol están altamente dominados por hombres y que a menudo ocurre el acoso sexual.

Amina*, una mujer que fue acosada sexualmente en un Job Center, reveló: “He experimentado acoso sexual más de una vez en el Job Center”.

“Estaba en una posición extremadamente vulnerable al intentar acceder a ayuda financiera y lo que recibí en cambio fueron comentarios inapropiados en los que un miembro del personal masculino me preguntó si estaba soltera y sugirió que si me quitaba el hiyab tendría más probabilidades de conseguir un novio".

Aproximadamente nueve de cada diez de los encuestados dijeron que las mujeres deberían poder utilizar los servicios públicos sin verse obligadas a soportar el acoso sexual, mientras que ocho de cada diez creían que el personal de los servicios públicos debería recibir una formación especial para identificar y detener el acoso sexual.

Amy*, quien ha sido objeto de acoso sexual en una gran cantidad de servicios públicos, externó: “Existe un problema real de acoso sexual dentro de los servicios públicos. Lo he visto con frecuencia en un hospital de salud mental, pero también lo he experimentado en el Job Center y en los albergues. Estos son lugares que deberían ser seguros para las mujeres.

“Los albergues siempre están dominados por hombres, por lo que las mujeres son más vulnerables al abuso cuando se quedan allí. Cuando era más joven, no tenía la capacidad de cuestionarlo o incluso reconocerlo. Ahora que soy mayor y tengo apoyo, siento que puedo".

Muchos servicios de agencias públicas pueden "exponer a las mujeres a los perpetradores de abuso" e incluso pueden "fomentar" relaciones abusivas y peligrosas, advirtieron los investigadores.

Nicole Jacobs, la Comisionada de Abuso Doméstico, cargo que fue creado por el gobierno el año pasado, señaló: “Estas estadísticas son realmente impactantes. El acoso sexual es totalmente inaceptable en cualquier situación y me horroriza que tantas mujeres hayan tenido estas experiencias al acceder a los servicios públicos.

“Las víctimas de abuso doméstico a menudo son más vulnerables cuando buscan ayuda en los servicios públicos y no deberían tener que enfrentar más traumas.

“Cualquier forma de violencia o acoso sexual contra la mujer proviene de un mismo tema que tiene sus raíces en la misoginia. El personal del servicio público necesita capacitación para identificar y prevenir el acoso sexual, de modo que puedan desafiar las actitudes y comportamientos no deseados e inapropiados”.

El abuso doméstico y el acoso sexual son frecuentes en el Reino Unido. Dos mujeres a la semana son asesinadas en Inglaterra y Gales por una pareja actual o una ex pareja y una de cada cuatro mujeres sufrirá abuso doméstico en algún momento de su vida.

Mientras que una encuesta reciente de la ONU Mujeres encontró que el 97% de las mujeres jóvenes en el Reino Unido dijeron que habían sido acosadas sexualmente, mientras que el 80% informó haber sufrido acoso sexual en espacios públicos. Los investigadores, que encuestaron a más de 1.000 mujeres de entre 18 y 24 años, encontraron que el acoso sexual incluía ser manoseadas, seguidas y obligadas a tener actividad sexual.

Jess Southgate, directora ejecutiva de Agenda, aseveró: “Muchas mujeres que enfrentan múltiples desventajas ya han enfrentado una vida de violencia, abuso y trauma. Cuando recurren a los servicios en busca de ayuda, no deben esperar enfrentar este tipo de tratamiento".

Mientras que la baronesa Armstrong, presidenta del Comité Selecto de Servicios Públicos de Lords, advirtió que los datos recientes eran "alarmantes" y dijo que el acoso sexual duradero podría disuadir a las mujeres de acudir a los servicios públicos en busca de ayuda en el futuro.

Añadió: “Es vital que las experiencias de las mujeres y niñas más desfavorecidas no queden fuera de la conversación sobre el acoso sexual, y que el gobierno tome medidas para prevenir el acoso sexual, particularmente en los servicios públicos que brindan apoyo fundamental a las mujeres y niñas".

* Los nombres se han cambiado para proteger las identidades.