Adolescente de Walgreens asesinada por un colega mayor será honrada con beca a su nombre

Riley Whitelaw, de 17 años, era una estudiante sobresaliente en Colorado Springs. Su compañero de trabajo de 28 años fue acusado de su asesinato

Sheila Flynn,Johanna Chisholm
jueves 23 junio 2022 16:42
<p>Riley Whitelaw, de 17 años, fue encontrada asesinada el 11 de junio en la sala de descanso del Walgreens de Colorado, donde trabajaba medio tiempo</p>

Riley Whitelaw, de 17 años, fue encontrada asesinada el 11 de junio en la sala de descanso del Walgreens de Colorado, donde trabajaba medio tiempo

Read in English

Se tiene planeado crear un fondo de becas en nombre de la adolescente de Colorado Riley Whitelaw, quien fuera encontrada asesinada a principios de este mes en la sala de descanso del Walgreens donde trabajaba.

Su compañero de trabajo, Joshua Taylor Johnson, de 28 años, del que se había quejado repetidamente a la gerencia, fue acusado de su asesinato en primer grado.

Los amigos y la familia de Whitelaw, una estudiante de alto rendimiento en la Air Academy High School de Colorado Springs, se preparaban el miércoles para su funeral a la mañana siguiente, ya que un GoFundMe en memoria de la adolescente había recaudado más del triple de su objetivo.

El sitio web fue creado el 12 de junio, un día después del espantoso asesinato de la joven, por un equipo de recaudadores de fondos, entre los que se encontraba Jeremy Model, y la madre de Whitelaw, Courtenay, figuraba como beneficiaria. Su objetivo era de US$10.000, pero el miércoles ya había superado los US$32.600.

“Todos los fondos se destinarán a un fondo de becas a largo plazo en nombre de Riley y a proyectos de investigación genética que creemos que ella apreciaría”, según un mensaje de GoFundMe enviado por Model a The Independent.

“Sentimos todo el amor y el apoyo que nos ha brindado la comunidad y esperamos que la gente lleve un poco de Riley en su rutina diaria. Aunque solo tenía 17 años, es una persona única que supo estar realmente presente para los demás”.

“No es solo su sonrisa lo que te impregna, es su compasión y empatía. Ser amable y estar presente”.

Un GoFundMe en memoria de Riley Whitelaw está recaudando dinero en un esfuerzo por establecer una beca en nombre de la adolescente asesinada

Según un comunicado de prensa de la policía de Colorado Springs, Whitelaw fue encontrada muerta el 11 de junio por su gerente en un Walgreens de Centennial Boulevard en la ciudad, a unas 60 millas (96,5 kilómetros) al sur de Denver.

Su compañero de trabajo, Johnson, fue detenido al día siguiente después de que la gerencia revelara que Riley había reportado sentirse incómoda con sus “avances” un año antes.

Según el obituario de Whitelaw, que detalla su “corta pero rica vida”, la adolescente era conocida por su “empatía, paciencia y compasión”, además de ser “dedicada, persistente y apasionada en todo lo que intentaba”.

El obituario añade: “Riley era una líder silenciosa entre sus compañeros y siempre estaba dispuesta a echar una mano a los que la rodeaban. Sus pasiones eran de naturaleza artística, ya que le encantaba dibujar o pintar lienzos, así como tocar la guitarra. Su arte fue reconocido a lo largo de su vida y ganó muchos premios escolares y locales”.

“No solo sacó excelentes calificaciones durante su estancia en la Air Academy, sino que era miembro de la AAHS Colorguard, trabajaba medio tiempo y acababa de empezar a trabajar como voluntaria en la Humane Society y encontraba tiempo para cuidar mascotas. Riley inspiró a otros a través de su arte, su gusto ecléctico por la música y su brillante personalidad”.

La policía llegó al Walgreens donde trabajaba Whitelaw alrededor de las 7 pm del día del asesinato después de que el gerente Justin Zunino hiciera una llamada al 911, según una declaración jurada. Zunino había informado a los operadores que inicialmente había sospechado que algo andaba mal cuando otro gerente reportó que Riley no regresaba de su descanso.

Cuando fue a la tienda para investigar más a fondo, relata que “encontró un cuerpo en la sala de descanso” con “sangre por todas partes”.

Los agentes que respondieron escribieron en un reporte que “había una gran cantidad de sangre en el piso alrededor de la cabeza de la víctima”, con una cantidad significativa de sangre teñida en el “piso, los gabinetes y el mostrador de la sala de descanso”.

En ese momento evaluaron que la víctima tenía “un traumatismo importante en la zona del cuello”, y no había señales de vida.

Joshua Taylor Johnson, de 28 años, fue acusado de asesinato en primer grado en relación con la muerte de Whitelaw

Zunino avisó a los agentes sobre Johnson después de haber visto al empleado en las cintas de vigilancia antes de encontrar el cuerpo de Riley.

Al parecer, Zunino vio a Johnson apilando contenedores frente a una de las cámaras de vigilancia de la tienda, hasta que la visión quedó completamente obstruida. La ventana de la sala de descanso aparecía tapada con cinta, con un cartel que decía “baño cerrado”.

Después de ver las cintas, el gerente entró en la sala de descanso y encontró la brutal escena del asesinato.

El director también señaló que, aparte de las cintas de vídeo, tenía otras razones para sospechar que Johnson había cometido un delito. Según la declaración jurada, un año antes de que se produjera el incidente mortal en la sala de descanso, Riley había presentado una queja contra su compañero de trabajo, Johnson, por haberle hecho “insinuaciones” inapropiadas mientras trabajaban.

Y hace poco, la empleada adolescente había pedido a los gerentes que no pusieran a los dos en el mismo horario, porque su compañero de trabajo mayor había empezado a hacerla “sentir incómoda”.

Posteriormente, la adolescente pidió más horas, pero sus superiores le dijeron que, si quería esas horas, tendría que trabajar junto al hombre al que un año antes había reportado.

Al parecer, otra encargada de la tienda informó a la policía que tal vez había visto al presunto asesino cuando se limpiaba junto a los contenedores de basura situados detrás de la tienda. Afirmó haber olido “un fuerte olor a cloro” y señaló que, cuando intentó abrir la puerta, oyó a un hombre gritar que se estaba cambiando.

Cuando el encargado volvió más tarde, ya no estaba allí.

Johnson fue recogido a la mañana siguiente por la Patrulla del Estado de Colorado, a unas 100 millas (161 kilómetros) del Walgreens donde su compañera de trabajo adolescente había sido asesinada, y fue encontrado con lo que la policía describió como marcas de arañazos por toda la cara y las manos.

Mientras era interrogado por las autoridades, Johnson supuestamente admitió estar “enamorado” de Riley, y dijo que había estado dentro de la sala de descanso donde fue asesinada, pero que solo estuvo allí después de su muerte.

“[Joshua] declaró que se cayó en la sangre”, decía la declaración jurada, señalando también que el hombre había admitido ser la persona con la que el gerente había tratado de hablar antes de salir del Walgreens. “Se fue a casa justo después de que ‘eso pasara’ y se quitó toda la ropa porque estaba toda ensangrentada”.

El sospechoso negó haber movido los contenedores frente a la cámara de vigilancia, según la policía, incluso después de que se le confrontara con las imágenes.

Un portavoz de Walgreens declaró a The Independent que actualmente están cooperando con las autoridades en la investigación y ofreció sus “más profundas condolencias” a los miembros de la familia y los miembros de la comunidad afectados por el asesinato del adolescente.

“Estamos muy entristecidos por este trágico incidente, y extendemos nuestras más profundas condolencias, pensamientos y oraciones a la familia y seres queridos de nuestro miembro del equipo”, dijo el portavoz de la compañía en un comunicado enviado por correo electrónico. “La seguridad de nuestros clientes y miembros del equipo es la máxima prioridad, y estamos trabajando con las autoridades locales en su investigación. Estamos poniendo a disposición de los miembros del equipo de nuestra tienda en este lugar asesoramiento y otros recursos”.

La muerte de Whitelaw fue seguida por una dura reacción contra la cadena de tiendas en las redes sociales, junto con el hashtag #JusticeForRileyWhitelaw.

“Debería darles vergüenza por permitir una cultura de acoso; por IGNORAR la salud mental de un empleado; por no tomar en serio la seguridad de una empleada menor de edad; por manejar pésimamente una situación de recursos humanos y por decirle al mundo que las mujeres NO están seguras en su tienda”, tuiteó un usuario a Walgreens el martes. “#JusticeForRileyWhitelaw”.

Sin embargo, un portavoz de Walgreens declaró a The Independent que la compañía no iba a “discutir la situación en este momento.”

Johnson deberá comparecer ante el tribunal el 26 de agosto.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Please enter a valid email
Please enter a valid email
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Please enter your first name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
Please enter your last name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
You must be over 18 years old to register
You must be over 18 years old to register
Opt-out-policy
You can opt-out at any time by signing in to your account to manage your preferences. Each email has a link to unsubscribe.

By clicking ‘Create my account’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in