Víctima de Epstein afirma que tenía salas de vigilancia y cámaras secretas en rancho de Nuevo México

“Las cámaras eran omnipresentes. No podías verlas si no te las señalaban”

Gustaf Kilander
jueves 21 octubre 2021 20:00

Nuevo clip de la entrevista de Epstein le muestra afirmando que apoya a Time's Up

Read in English

Una víctima del difunto delincuente sexual Jeffrey Epstein declaró que en su rancho en Nuevo México y otras propiedades tenían grandes salas de vigilancia donde el financiero caído en desgracia podía espiar a los huéspedes.

Maria Farmer ha denunciado que Epstein y su exnovia Ghislaine Maxwell abusaron de ella y de su hermana menor Amy, que tenía 16 años en ese momento, en la década de 1990. Se cree que Farmer fue la primera víctima que denunció los delitos sexuales de Epstein a las fuerzas del orden. Trabajó como artista y recepcionista en la casa de Epstein en Nueva York en 1996.

Dijo a The Sun que en el sótano del Rancho Zorro de Epstein había múltiples salas de vigilancia.

“Todas las residencias de Epstein tenían estas habitaciones mecánicas y sistemas de túneles. Lo sé porque Epstein me lo dijo”, afirmó al periódico. “Estas habitaciones eran enormes - más grandes que las casas. No tengo ni idea de por qué alguien necesita tantos ordenadores en una habitación. Había cámaras estenopeicas para grabar todo en cada finca. Las cámaras eran omnipresentes. No podías verlas a menos que te las señalaran”.

Al parecer, Epstein estaba pensando en utilizar la finca para fecundar a decenas de mujeres para extender su ADN, según escribió The New York Times en 2019.

Eddy Aragon, propietario de una emisora de radio local, consiguió los planos arquitectónicos de los 3 mil 97 metros cuadrados (33 mil 339 pies cuadrados) que datan de 1998, cinco años después de que los comprara Epstein.

The Sun informó de que la planta subterránea mide 743 metros cuadrados y cuenta con salas para hacer ejercicio y recibir masajes, así como una zona de jacuzzi que más tarde dio paso a una piscina. Los planos también muestran tres “salas mecánicas”. Farmer, de 51 años, dijo que en estas zonas se guardaban los ordenadores y el equipo de vídeo de Epstein y Maxwell.

Aragón habló con el arquitecto del rancho y con un antiguo contratista informático que trabajó en los sistemas de Internet de Epstein entre 1999 y 2007.

Leer más: Nuevo clip de entrevista a Epstein lo muestra afirmando que apoya a Time’s Up

“El arquitecto llamó a mi programa de radio y había estado sentado en estos planos durante algún tiempo”, señaló Aragón a The Sun. “Estos planos nos dan una idea más firme de lo que estaba pasando en el rancho”.

“Aunque la casa está en venta, los corredores no te hablan del rancho sin que seas una parte cualificada, lo que significa que tienes que ser alguien con dinero, que pueda demostrar que puede comprarlo en efectivo, esa es la única manera de ver el lugar”, añadió.

“Todo eso en el sótano se parece más a una mazmorra con las nebulosas salas de mecánica”, detalló. “Un retrato de Ghislaine Maxwell de dos metros por dos metros, con las piernas totalmente abiertas, completamente desnuda, y una daga de oro en la mano derecha, estaba en el centro del pasillo del ascensor del sótano”.

“Creo que se utilizó para intimidar a las jóvenes, que estaban ahí solas y aisladas”, añadió. “El contratista que proporcionó las fotografías declaró que no puede quitarse la imagen de la cabeza, y que es una de las cosas más extrañas que ha visto”.

Maxwell fue detenida en julio del año pasado y está a la espera de juicio por seis cargos, como conspiración de tráfico sexual y tráfico de menores. Ella ha negado rotundamente cualquier delito.

El rancho ha estado vacío desde que Epstein murió por suicidio en una celda de la cárcel de Manhattan en agosto de 2019. Está en el mercado por 27.5 millones de dólares. A pesar de su enorme tamaño, la propiedad solo incluye cuatro dormitorios.

“Si tienes 33 mil pies cuadrados de espacio, tendrías, digamos, 12 dormitorios, especialmente cuando oyes hablar de Jeffrey Epstein de un rancho para hacer bebés. Lo que es extraño es que esto no se haya construido con ese fin”, indicó Aragon a The Sun.

“Cada habitación, desde un armario hasta un aseo, en la segunda planta parece tener un ‘vestíbulo’. ¿Eran zonas de espera? ¿Las mujeres se bañan, luego se visten y son retenidas en el vestíbulo, antes de visitar a Epstein?”.

“El laberinto de habitaciones, puertas, vestíbulos, zonas de espera y puertas, no hay duda de que se utilizaban con el máximo efecto para atrapar y contener a las víctimas hasta que se las necesitaba para los rituales de Epstein”, agregó. “Parece que no hay escapatoria, ¿se imaginan cómo se sentirían las jóvenes adolescentes? Deben haberse sentido tan desesperadas y vulnerables”.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Please enter a valid email
Please enter a valid email
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Please enter your first name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
Please enter your last name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
You must be over 18 years old to register
You must be over 18 years old to register
Opt-out-policy
You can opt-out at any time by signing in to your account to manage your preferences. Each email has a link to unsubscribe.

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged in