De “Home Alone” a “While You Were Sleeping”: Por qué Chicago siempre es escenario de películas navideñas

Chicago ha atraído a muchas películas navideñas clásicas con sus exenciones de impuestos, grandes diseños arquitectónicos y un clima de “esfera de nieve”, escribe Sheila Flynn

miércoles 22 diciembre 2021 21:00
Home Sweet Home Alone (Latin America Market Trailer 1)
Read in English

Hay escenas son icónicas para los amantes del cine navideño de cierta generación: una solitaria Sandra Bullock que decora su árbol de Navidad en un pequeño apartamento cerca de las vías de L. La familia McCallister mientras corre por el aeropuerto O'Hare decorado con guirnaldas al son de “Run, Run Rudolph”. Los gritos de exasperación en la casa de los Griswolds en los suburbios de Chicago en National Lampoon’s Christmas Vacation junto con las clásicas frases cortas del primo Eddie.

Desde While You Were Sleeping hasta Home Alone y las comedias favoritas más recientes como Office Christmas Party, una cantidad desmesurada de películas navideñas parecen estar ambientadas en la ciudad de Chicago.

Así que, ¿por qué lo es así?

La respuesta es tiene varias explicaciones.

Es encantadora. Es barata. Y es escalofriante e indefectiblemente fría; de hecho, a menudo está cubierta de nieve, lo que resulta ser una gran ventaja cuando intentas capturar la magia cristalina de la Navidad.

Chicago “de verdad alza a la Navidad a lo grande en formas interesantes para la cinematografía” dijo el guionista y profesor de Columbia College a The Independent

“Seamos realistas: la nieve está prácticamente garantizada por aquí”, dice a The Independent Ron Falzone, guionista y profesor asociado en Columbia College Chicago. “Si vas a rodar y quieres grabar nieve, es muy caro crear nieve.

“Pero más que eso... Chicago de verdad alza a la Navidad a lo grande en formas interesantes para la cinematografía. Puedes ir a una ciudad como Cleveland o Rochester; Verás muchas luces navideñas. Será bonito. Chicago, con las ventanas de Macy's, con Mag Mile arreglada por completo, tiene un aspecto espectacular, y digamos que eres un cineasta... ya tienes tu dirección de arte hecha aquí. No tendrás que pagar ese costo”.

Kwame Amoaku, director de la Oficina de Cine de Chicago, lo resume muy bien.

“Nieve”, dice a The Independent en un correo electrónico. “La tenemos; California y Atlanta no”.

Esas dos ubicaciones, junto con ciudades como Nueva York, Toronto y Vancouver, tienden a atraer mucha producción de cine y televisión en los EE.UU.

El escenario listo para filmarse de luces navideñas de Chicago es ideal para los cineastas durante la temporada navideña

Pero en Chicago, señala Amoaku, las producciones pueden beneficiarse del Crédito Fiscal de Illinois que ofrece un descuento del 3 por ciento. También hace referencia a “permisos baratos” y “gran equipo en ambos lados de la cámara, muchos actores locales y trabajadores de filmación”.

Pero hay algo más sobre por qué Chicago de verdad parece resonar entre los fanáticos del cine navideño. Y John Hughes, director de clásicos como Home Alone y Planes, Trains and Automobiles, tiene mucho que ver con eso.

Para los niños de los años 70, 80 e incluso 90, fue en escencia el arquitecto del canon cinematográfico de la llegada a la mayoría de edad. Y basó la mayoría de esas películas en los ándares de Chicago, donde pasó sus propios años de formación.

“Vivió aquí durante más tiempo, y eligió filmar aquí, porque sintió que aquí es donde mejor conocía a la gente, incluso en sus películas no relacionadas con la Navidad, como Breakfast Club... Creo que es más fantástico para la gente de Chicago que de otros lugares”, dice el profesor Falzone a The Independent. “De verdad capta los suburbios de Chicago ... [y] a su gente”.

El carácter y las personalidades de los protagonistas de Chicago también tienen un atractivo masivo, agrega.

Sandra Bullock hace el papel de una trabajadora de tránsito de Chicago en la comedia romántica de 1995 While You Were Sleeping

“Chicago siempre es presentada como virtuosa, con los pies en la tierra y tranquila de una manera en que otras grandes ciudades no”, dice, y agrega que los personajes de la película tienden a ser retratados como “estables en el centro en un mundo que se vuelve loco a su alrededor”.

Pero Chicago, como ciudad, tiende a asumir con frecuencia el papel de un personaje principal también, dice.

“Esta es una ciudad de arquitectura, y comienzas con eso, y hay un aspecto muy, muy definible en Chicago”, dice a The Independent. “Y no se puede contar una historia sobre un lugar que se parece a cualquier otro lugar, porque el lugar no puede convertirse en un personaje, y Chicago es un personaje en todas estas películas de las que hablamos.”

La popularidad de las ubicaciones de películas navideñas de Chicago tampoco se puede subestimar. Un funcionario de turismo le dice a The Independent que no se mantienen cifras específicas para monitorear cuánto han influido las películas navideñas en el número de visitantes o la popularidad de las atracciones, pero una visita a la casa de Home Alone, en cualquier día del año, es una prueba de que los clásicos navideños han reforzado la economía local.

Un domingo por la tarde en noviembre, los autos disminuyen de velocidad mientras conducen por la calle en el suburbio norteño de Winnetka que alberga la residencia cinematográfica de Kevin McCallister, interpretado por Macaulay Culkin en el éxito de taquilla de 1990. Una mujer mayor, que sostiene la mano de su acompañante de jardín de niños, señala la casa y le pregunta en español si recuerda alguna escena en específico.

Jason y Chloe Barry, parados afuera de la casa de Home Alone en Winnetka , recrean una famosa escena de la película; han hecho de las visitas a la casa en una tradición navideña

Jason y Chloe Barry, que viven a media hora de distancia en Libertyville, posan para una foto afuera de la mansión mientras pasan otros fanáticos; han hecho de la visita al sitio una tradición navideña anual.

“Durante los últimos dos años, hacemos un champiñón a la boloñesa, y pasamos todo el día en hacerlo, y luego venimos aquí por la noche para ver todas las casas, tomar fotografías, y luego regresamos... y tenemos nuestra agradable cena y vemos la película”, dice Chloe a The Independent.

“Trajimos a una amiga aquí en abril porque es de Arkansas, y la sorprendimos”.

Su esposo, sonriendo, describe la tradición como “revivir su infancia”.

“Es una película mágica”, explica. “Puedes venir a verla en la vida real ... Es atemporal”.

Agrega: “He visto la casa mucho más concurrida, como si hubieran bloqueado la calle donde hay tráfico en un solo sentido cuando se acerca la Navidad”.

Toda esa gente llenan las arcas de la ciudad. Muchos toman la línea ferroviaria Metra; la casa está a unos cinco minutos a pie de la parada más cercana. Luego visitan la pequeña franja de tiendas y restaurantes boutique de Winnetka.

Y todos, por supuesto, en algún momento se dirigen al centro de la ciudad, que no aparece tanto en Solo en casa como en otras películas navideñas, pero tiene un ambiente muy distinto y festivo (aunque a menudo helado).

“En cierto modo, es como una esfera de nieve humana andante”, dice Jim Meyer, presidente interino y director ejecutivo de Choose Chicago, a The Independent. “Tienes todos los colores brillantes de la Navidad, los edificios están iluminados con colores navideños, los diferentes vecindarios están iluminados, agrega un brillo a la ciudad.

“La gente es amigable de todos modos, pero durante las vacaciones, la amabilidad de todos es aún más abierta y sobresaliente”.

Refiriéndose a Home Alone, señala un paquete de vacaciones ofrecido por Hilton Chicago con experiencias y ubicaciones que aparecen en la franquicia: “solo muestra cómo una entidad privada reconoce el impacto que las películas filmadas en Chicago pueden tener en las personas que desean para venir a visitar la ciudad”, dice.

A los super fanáticos de Home Alone también se les ofreció la oportunidad de quedarse en la casa de Winnetka a través de AirBnB este mes por solo una noche como parte de una promoción por el no tan bien recibido reboot protagonizado por Rob Delaney y Ellie Kemper.

Maucalay Culkin, que interpreta a Kevin McCallister, decora un árbol de Navidad mientras Joe Pesci de ladrón mira hacia el interior de la casa en Winnetka, Illinois, un suburbio al norte de Chicago

Esa producción en particular no está ambientada en Chicago, pero el impacto de su predecesora y otras películas ambientadas en La Ciudad de los Vientos solo refuerza el orgullo que los habitantes de Chicago tienen por su hogar, dice Meyer.

La forma en que las películas “muestran la ciudad, la muestran como una gran ciudad”, expresa a The Independent. “Siempre la muestran como divertida... creo que aumenta el deseo [de la gente] de visitar Chicago”.

Agrega: “Odio usar las palabras ‘cálido’ y ‘afelpado’, pero cuando piensas en Navidad, piensas en calor, mantas afelpadas... tiendo a asociar las fiestas con la nieve y el clima fresco. Eso resume la experiencia navideña: solo poder caminar afuera y ver las luces, entrar a un lugar cálido, tomar un chocolate caliente.

“Desde Macy's y la tradición de sus escaparates en State Street hasta algunas de las tiendas de temporada que ves... Navidad en Chicago, es para todos”.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in