Hombre de Pensilvania es arrestado por matar a su perro y arrojarlo a la parrilla

Las autoridades dicen que el hombre estaba “increíblemente drogado”

Clara Hill@clara_ish
jueves 06 mayo 2021 16:25

El video donde la policía mata a un menor de origen hispano en Chicago.

Read in English

Un hombre de Pensilvania ha sido acusado de crueldad agravada hacia los animales después de disparar y luego asar a su perro en un fuego abierto, según informaron las autoridades.

Nikolay Lukyanchikov, de 48 años, del condado de Bucks, fue arrestado el viernes por la mañana en su casa, informó The Philadelphia Inquirer. Junto con la crueldad animal, también fue acusado de disparar un arma de fuego en una estructura ocupada, peligro imprudente y otros cargos, según documentos judiciales. No parece que haya contratado a un abogado.

Su fianza fue fijada en $1 millón de dólares y debido a que no puede pagar, todavía está bajo custodia. La elevada suma de la fianza se debió a la gravedad de la supuesta crueldad, que representa un delito grave y, por lo tanto, se considera una amenaza para su comunidad local.

La policía llegó a la propiedad de Lukyanchikov unos minutos después de las 7 am luego de recibir llamadas sobre un fuego abierto en su patio delantero, según una declaración.

Lukyanchikov fue descubierto sentado en un sofá "increíblemente drogado" y sin poder hablar, informó la misma declaración. Estaba quemando varios billetes de $100 dólares dentro de un pozo de fuego de metal, en el que Lukyanchikov había puesto un animal pequeño y había sufrido quemaduras graves.

Cuando se apagó el fuego, la policía estableció que el animal era un perro pequeño, que se cree que recibió un disparo en el ojo.

La compañera de cuarto de Lukyanchikov informó a la policía que había escuchado un disparo desde su habitación ese mismo día, y él le había dicho que le había disparado al perro con su pistola personal Beretta de 9 mm y la había escondido afuera.

La policía localizó agujeros de bala en un dormitorio, junto con sangre y otros fluidos corporales en el pasillo de la casa. También se descubrió en la escena un arma que coincidía con la descripción del compañero de habitación.