Estados Unidos reconoce un ciberataque contra infraestructuras cruciales

Hacker intentó envenenar a una ciudad de Florida a través del suministro de agua, revela la policía

El pirata informático aumentó los productos químicos en el agua a un nivel peligroso

Justin Vallejo
lunes 08 febrero 2021 22:26
Read in English

Un hacker intentó envenenar una ciudad a través del suministro de agua de Florida , reveló la policía el lunes.

Según las autoridades, un pirata informático obtuvo acceso al panel que controla de forma remota el sistema de tratamiento de agua en la ciudad de Oldsmar, e intentó aumentar los productos químicos en el agua a un nivel peligroso.

"El hacker cambió el hidróxido de sodio de unas cien partes por millón a 11,100 partes por millón", declaró el alguacil del condado de Pinellas, Bob Gualtieri, en una conferencia de prensa, explicando que el aumento químico habría significado que el nivel de hidróxido de sodio en el agua alcanzó un nivel que sería peligroso para el consumo humano.

Cuando se le preguntó si fue un intento de ataque bioterrorista a la infraestructura crítica del país, Gualtieri señaló que los responsables habrían necesitado herramientas "sofisticadas" para violar el sistema.

"Lo que pasó es que alguien hackeó el sistema no solo una sino dos veces... abrió el programa y cambió los niveles de 100 a 11,100 partes por millón con una sustancia cáustica. Entonces, llámalo como quieras, esos son los hechos".

Gualiteri indicó que era un aumento significativo y potencialmente peligroso de hidróxido de sodio, el ingrediente principal de los limpiadores de desagües. También se utiliza para controlar la acidez y eliminar metales del agua potable.

Oldsmar tiene sus propios campos de pozos, que requieren su propia planta para tratar el agua con productos químicos para que sea apta para el consumo público.

La policía comentó que el hackeo ocurrió el viernes 5 de febrero alrededor de las 8 am, cuando un pirata informático accedió de forma remota a un sistema que controla los productos químicos y otras operaciones en la instalación.

"El acceso remoto... fue breve y el operador no le dio mucha importancia porque su supervisor y otros accederían de forma remota a la pantalla de su computadora para monitorear el sistema en varios momentos", añadió Gualtieri.

El hacker accedió al sistema nuevamente a la 1:30 pm durante unos tres a cinco minutos, durante los cuales cambiaron los niveles químicos en la planta de tratamiento de agua.

Después de que el pirata informático salió del sistema, el operador inmediatamente devolvió los niveles de químicos a los estándares normales.

“Debido a que el operador notó el aumento y lo bajó de inmediato, en ningún momento hubo un efecto adverso significativo en el agua que se estaba tratando. Es importante destacar que el público no estuvo en peligro”, declaró Gualtieri.

Incluso si el aumento no se hubiera revertido de inmediato, las autoridades dijeron que habría tardado hasta 36 horas en llegar al sistema de suministro de agua, mientras que también se hubiera verificado antes de ser liberado para el consumo.

Se tomaron medidas para bloquear el acceso remoto, por lo que se inició una investigación criminal en conjunto con la Oficina Federal de Investigaciones y el Servicio Secreto.

La policía no ha identificado a ningún sospechoso ni ha determinado si la infracción se produjo dentro de los Estados Unidos u otro país.