Reportera de CNN califica “abuso de poder” a la administración Trump

Barbara Starr ha pedido a la administración de Biden que introduzca nuevas protecciones para los periodistas

Chantal da Silva
martes 15 junio 2021 00:54
"La información como bien común", el lema para la edición 2021 del Día de la Libertad de Prensa
Read in English

Barbara Starr, corresponsal de CNN, calificó como un “abuso de poder” a la pasada decisión del Departamento de Justicia deTrump, de apoderarse de sus registros personales de correo electrónico y teléfono, así como los de otros colegas.

En un artículo de opinión escrito para su medio el lunes, Starr acusó al gobierno de Trump de haber manipulado tanto a ella como a CNN, cuando el Departamento de Justicia obtuvo en secreto sus registros de correo electrónico durante una investigación sobre filtraciones de noticias.

"No soy objeto de una investigación y no hay indicios de irregularidades", escribió la corresponsal. "Pero como periodista de CNN, mi sala de redacción y yo claramente estábamos siendo utilizados como una herramienta por el Departamento de Justicia de Trump".

Los comentarios de la periodista se produjeron cuando los líderes de CNN,The New York Times y The Washington Post estaban programados para reunirse con el fiscal general Merrick Garland para exigir una explicación completa de por qué ocho reporteros de las tres organizaciones, incluida Starr, fueron sometidos a esfuerzos secretos para acceder a sus registros.

Según CNN, el Departamento de Justicia informó a Starr el 13 de mayo que los fiscales habían obtenido sus registros telefónicos y de correo electrónico desde el 1 de junio de 2017 hasta el 31 de julio de 2017.

A principios de este mes, el abogado principal de CNN, David Vigilante, reveló a la cadena que el Departamento de Justicia le había pedido a CNN miles de registros de correo electrónico de Starr.

El abogado dijo que había sido puesto bajo una orden de silencio y solo pudo discutir la investigación con el presidente de CNN, los abogados de la empresa matriz de CNN y con los abogados de una firma externa.

Leer más: Donald Trump asegura que está “escribiendo como loco” y que ha rechazado dos ofertas de libros

Debido a la orden de mordaza, Starr dijo que no tenía idea de que se había accedido a sus correos electrónicos hasta finales de mayo.

Starr dijo que CNN había logrado reducir la solicitud del Departamento de Justicia de 30,000 registros para excluir cualquier mensaje que no estuviera relacionado con la investigación.

Aún así, afirmó: "Estoy realmente horrorizada por lo que sucedió".

La periodista ahora está pidiendo a la administración de Biden que introduzca nuevas protecciones para garantizar que los periodistas no sean atacados en un esfuerzo similar nuevamente, ya que calificó el incidente como un "abuso de poder".

“Todo esto es un abuso de poder en mi opinión, primero contra CNN y contra mí, ya que nuestro trabajo está y siempre debe estar protegido por la Primera Enmienda”, dijo Starr.

“El presidente Biden ha dicho que la incautación de los registros de los periodistas se detendrá bajo su administración. Pero con todo el respeto hacia él y sus intenciones declaradas, esa es una promesa de relevancia limitada”, declaró.

“A menos que se codifiquen nuevas protecciones, todo esto podría volver a ocurrirle a cualquier periodista”, advirtió la corresponsal. “Procedimientos secretos, órdenes de mordaza para que los abogados de CNN no puedan hablar conmigo y ocho reporteros involucrados en investigaciones sin explicación, no son parte de una prensa libre en los Estados Unidos”.