Marjorie Taylor Greene: “Medios de comunicación son tan culpables como QAnon”

La polémica legisladora se defendió antes de la votación para sacarla de los comités

Graeme Massie@graemekmassie
jueves 04 febrero 2021 21:46
EE. UU.: demócratas buscan castigar a Marjorie Taylor Greene
Read in English

Marjorie Taylor Greene afirmó que "los medios de comunicación son tan culpables como QAnon", ya que se negó a asumir la culpa de su propia historia de comentarios intolerantes.

La congresista de Georgia hizo los comentarios extraños desde el piso de la Cámara mientras se defendía antes de una votación para despojarla de sus asignaciones de comité.

"¿Permitiremos que los medios de comunicación que son tan culpables como QAnon de presentar verdades y mentiras nos dividan?", dijo durante su discurso de diez minutos mientras usaba una máscara que decía "Libertad de expresión".

Los demócratas han obligado a votar para sacar a Greene de los comités de Educación, Trabajo y Presupuesto debido a sus comentarios incendiarios en las redes sociales.

En ellos apoyó la ejecución de los principales demócratas, negó el 11 de septiembre y fue captada en un video acosando al sobreviviente del tiroteo de Parkland, David Hogg, mientras calificaba la tragedia como un evento de bandera falsa.

Greene les dijo a sus colegas que sólo sabían quién era ella por la forma en que "los principales medios de comunicación me han retratado".

"Lo que necesitan saber sobre mí es que soy una estadounidense muy regular, al igual que las personas que represento en mi distrito y la mayoría de las personas en este país".

Agregó que no le había interesado la política hasta que Donald Trump se postuló y ganó la Casa Blanca en 2016.

E incluso afirmó que disfrutaba de la "charla sencilla pero no de las cosas ofensivas" del expresidente.

Continuó diciendo que había comenzado a ver "cosas en las noticias que no tenían sentido para mí", incluidas las acusaciones de colusión rusa con Donald Trump, y comenzó a investigarlas en Internet.

Taylor Greene describió las afirmaciones rusas como "también teorías de conspiración, que han sido probadas".

"Empecé a buscar cosas en Internet, a hacer preguntas, como la mayoría de la gente hace todos los días, usé Google.

Admitió haberse vuelto "muy interesada" en QAnon en 2017 y que había publicado sobre la teoría satánica de la conspiración para comer niños.

"Aquí está el problema, durante 2018, porque estaba molesto por las cosas y no confiaba mucho en el gobierno, porque la gente de aquí no estaba haciendo las cosas que yo pensé que deberían hacer por nosotros, y quiero que sepan que muchos estadounidenses no confían en nuestro gobierno, y eso es triste", dijo.

"El problema con eso es que se me permitió creer cosas que no eran ciertas, y hacía preguntas y hablaba de ellas y eso es absolutamente de lo que me arrepiento.

"Porque si no fuera por las publicaciones y comentarios de Facebook que me gustaron en 2018 no estaría aquí hoy, y no podrías señalarme con el dedo y acusarme de nada malo porque he vivido una muy buena vida de la que estoy orgullosa, mi familia está orgullosa".

La legisladora dijo que a fines de 2018 comenzó a encontrar "mentiras y cosas que no eran ciertas" en las publicaciones de QAnon y "dejó de creerlo".

"Cualquier fuente de información que sea una mezcla de verdad y una mezcla de mentiras es peligrosa", agregó.

Luego centró su atención en los tiroteos escolares y admitió que "son absolutamente reales".

Y dijo que cuando tenía 16 años, su escuela secundaria pasó por un incidente de toma de rehenes cuando un alumno llevó armas a otra clase.

"Sé el miedo que tuvo David Hogg ese día, sé el miedo que tienen estos niños.

"Y es por eso, y lo digo sinceramente con todo mi corazón porque amo a nuestros niños, a cada uno de sus niños, creo que los niños en la escuela nunca deben quedar desprotegidos, deben estar tan protegidos como nosotros con 30 mil elementos de la Guardia Nacional, nuestros niños son nuestro futuro y nuestro recurso más preciado".

Taylor Greene luego admitió que los ataques terroristas del 11 de septiembre fueron reales.

"También quiero decirles que el 11 de septiembre ocurrió absolutamente. Recuerdo haber estado llorando todo el día mientras lo veía en las noticias y es una tragedia que alguien diga que no sucedió. No creo que fuera falso".

Luego atacó a las grandes empresas de medios por la forma en que la retrataron y criticó a Twitter por censurarla mientras permitía que la gente "retuiteara pornografía".

Luego dijo a los legisladores que nunca había mencionado a QAnon durante su campaña electoral o desde que ganó el cargo y culpó a la "cultura de cancelación" por los ataques contra ella.

"Estas fueron palabras del pasado y no me representan, no representan a mi distrito y no representan mis valores", dijo.

"Soy una persona apasionada, soy una competidora, una luchadora", dijo mientras criticaba el aborto. "Es lo peor que este país ha cometido", dijo.

Luego dirigió su ataque a los medios de comunicación que, afirmó, "dividen" al país.

"¿Qué haremos como estadounidenses? ¿Seguiremos divididos así? ¿Dejaremos que los medios de comunicación, que son tan culpables como QAnon de presentar la verdad y las mentiras, nos dividan? ¿Nos permitiremos ser adictos al odio y a odiarnos unos a otros? Espero que no, no es el futuro lo que quiero para mis hijos ni para los tuyos ?, dijo para terminar su discurso.

Sus ataques a los medios de comunicación y la defensa de sus acciones fueron recibidos con escepticismo por parte de los demócratas.

"Equiparar a los medios de comunicación con QAnon es algo increíble”, dijo el congresista Jim McGovern, de Massachusetts.

Añadió que "no escuchó una desautorización o una disculpa" por "comentarios antisemitas e islamófobos".

Y señaló que Taylor Greene se había "beneficiado de comentarios hirientes" con un gran esfuerzo de recaudación de fondos durante las últimas semanas.