Cirujano general de Florida defiende su negativa a portar cubrebocas durante reunión con Tina Polsky

El cirujano general antivacunas elegido por el gobernador Ron DeSantis defendió su negativa a usar un cubrebocas

Andrew Feinberg
miércoles 27 octubre 2021 18:23
El papa Francisco califica de 'negacionismo suicida' al movimiento antivacunas
Read in English

El cirujano general de Florida, el Dr. Joseph Ladapo, defiende su negativa a seguir la política de cubrebocas de la oficina de la senadora estatal Tina Polsky, según sea necesario, argumentando que no puede comunicarse de manera efectiva mientras usa el tapabocas.

El principal funcionario de salud pública de Florida generó desprecio la semana pasada después de que la senadora estatal Tina Polsky, una demócrata del condado de Palm Beach, reveló que se había visto obligada a pedirle que abandonara una reunión en su oficina de Tallahassee porque él se negó a usar un cubrebocas a pesar de que le informaron que ella es una persona inmunodeprimida como resultado del tratamiento para el cáncer de mama.

Según el sitio web Florida Politics, el Dr. Ladapo había solicitado la reunión antes de su proceso de confirmación por parte del Senado de Florida. Cuando ella le pidió que se pusiera el cubrebocas de acuerdo con la política de su oficina, él se ofreció a reunirse con ella afuera, pero ella se negó.

“Le dije varias veces: ‘Tengo una condición médica muy grave’. Y él dijo, ‘Está bien’, como si básicamente no tuviera nada que ver con lo que estamos hablando”, explicó.

En un comunicado publicado en su cuenta de Twitter el lunes, el Dr. Ladapo dijo que "nunca sería irrespetuoso con nadie a sabiendas", y admitió que Polski tenía derecho a establecer una política de cubrebocas en su oficina.

El Dr. Ladapo, a quien el gobernador Ron DeSantis designó como cirujano general de Florida el mes pasado, dijo que se negó a cumplir con la solicitud de Polski porque lo habría dejado incapaz de comunicarse con ella.

“Tener una conversación con alguien mientras usa cubrebocas no es algo que me parezca productivo, especialmente cuando existen otras opciones. Para mí es importante comunicarme de forma clara y eficaz con las personas. No puedo hacer eso cuando la mitad de mi cara está cubierta”, explicó.

El médico educado en Harvard, que llamó la atención de DeSantis a través de su promoción de la hidroicloroquina, un fármaco contra la malaria que el expresidente Donald Trump y otros republicanos promovieron como tratamiento para el Covid-19 a pesar de que los estudios de la Administración de Alimentos y Medicamentos muestran que es a la vez ineficaz e inseguro para ese uso, también se opone a los mandatos de las vacunas y ha cuestionado la eficacia de las vacunas contra Covid-19.

Leer más: Marjorie Taylor Greene defiende ‘motín’ del 6 de enero

Tales opiniones contrarias, además de sus excelentes credenciales académicas y médicas, lo ponen en las buenas gracias de DeSantis, quien, al igual que el Dr. Ladapo, es un graduado de Harvard y se ha posicionado como una estrella en ascenso en el Partido Republicano al oponerse al consenso científico sobre las mejores formas para prevenir la propagación del coronavirus, por ejemplo, fomentando el uso de la terapia con anticuerpos monoclonales como alternativa a la vacunación y prohibiendo los mandatos de cubrebocas y vacunas en las escuelas y empresas privadas.

Según un análisis de The New York Times, las muertes de Florida por cada 100 mil habitantes fue la tercera más alta de la nación a principios de este mes, con el promedio de muertes diarias del estado de 239,7 a la cabeza del país.