Florida: nuevo cirujano general es acusado de no usar cubrebocas en reunión con senadora diagnosticada con cáncer

Joseph Ladapo fue expulsado de la oficina de Tina Polsky después de negarse varias veces a ponerse un cubrebocas

John Bowden
martes 26 octubre 2021 14:11

El primer rascacielos del mundo capacitado para pandemias y la COVID-19 estará en Florida

Read in English

El recién nombrado cirujano general de Florida se ha visto envuelto en una disputa con miembros del Senado estatal, debido a su aparente negativa para cumplir con los protocolos covid-19 establecidos por la oficina de una legisladora.

En un intercambio reportado por primera vez por el blog de noticias Florida Politics, el cirujano general del estado, el doctor Joseph Ladapo, fue efectivamente expulsado de la oficina de la senadora estatal Tina Polsky, una demócrata, después de negarse varias veces a ponerse un cubreboca para su reunión en interiores.

Actualmente, Polsky está luchando contra el cáncer de mama; no le informó a Ladapo de los detalles de su condición médica, pero le informó que tenía un problema de salud grave y que las reglas de su oficina requerían que todos utilizaran un cubrebocas mientras estaban en el interior, según el blog.

Lo que siguió fue un intercambio "tenso", según Florida Politics: Polsky describió al funcionario como actuando "engreído", sonriendo y negándose a responder cuando ella le preguntó si había una razón por la que se negaba a seguir la política.

“Él solo sonríe y no responde. Es muy presumido”, dijo Polsky a Florida Politics en una entrevista, y agregó: “y le dije varias veces: 'tengo una condición médica muy grave'. Y él dijo: 'está bien', como si básicamente no tuviera nada que ver con lo que estamos hablando".

Polsky además señaló al blog de noticias que Ladapo hizo un comentario insultante cuando se fue, supuestamente remarcando: "a veces trato de razonar con personas irracionales por diversión". Un portavoz del departamento de salud estatal negó que se hiciera ese comentario.

La disputa de Ladapo con la senadora estalló en una discusión a gran escala en los días siguientes; el sábado, tres días después de la reunión, el presidente republicano del Senado estatal de Florida emitió un memorando en el que reprendía al jefe de salud y calificaba su conducta de “poco profesional”.

"No debería ser necesario un diagnóstico de cáncer para que las personas respeten el nivel de comodidad de los demás con las interacciones sociales durante una pandemia", escribió el senador Wilton Simpson, quien agregó: "lo que ocurrió en la oficina de la senadora Polsky no fue profesional y no será tolerado en el Senado."

Leer más: Las abrumadas funerarias de Florida no pueden mantenerse al día con los muertos de COVID

Bajo la ley de Florida, Ladapo asumió el cargo de cirujano general y secretario del Departamento de Salud del estado el mes pasado, cuando fue designado por el gobernador Ron DeSantis. Sin embargo, su nombramiento aún puede ser rechazado por el Senado estatal, lo que crea una batalla potencial sobre el funcionario que ha expresado su oposición tanto a los mandatos de vacunas como de mascarillas.

Incluso ha hecho declaraciones cuestionando la efectividad de las vacunas y cubrebocas, colocándolo firmemente entre la multitud de republicanos que han difundido información errónea sobre covid-19, mientras la administración de Joe Biden intenta alentar a la aplicación de más vacunas en Estados Unidos y particularmente en puntos críticos como Florida. En septiembre, escribió un artículo de opinión en el Wall Street Journal en el que atacaba el mandato de vacunación de la administración de Biden, afirmando extrañamente que "la evidencia sugiere que no" ayudará a poner fin a la pandemia.

Los funcionarios republicanos de todo el país se han involucrado en una retórica similar durante meses. El partido enfrenta ahora una división interna sobre el tema; muchos líderes nacionales, como el líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell, han alentado a los estadounidenses a vacunarse y promocionar sus propios estados de vacuna, mientras que los líderes a nivel estatal y algunos legisladores han hecho declaraciones en el efecto completamente opuesto, incluso ridiculizando las dosis como supuestamente peligrosas.

El departamento de salud de Florida respondió a los periodistas sobre el tema en un comunicado en el que intentaba presentar el tema como un "chisme", a pesar de la reprimenda pública de las acciones del secretario por parte del líder del Senado estatal republicano.

“El doctor Ladapo se compromete a reunirse con miembros de la Legislatura independientemente de su afiliación partidaria para discutir la política, incluso cuando no estén de acuerdo sobre el tema en cuestión”, declaró el portavoz de Ladapo a Florida Politics. “Las reuniones entre funcionarios electos y designados altamente respetados e inteligentes ocurren todo el tiempo y es decepcionante que no se escuche más sobre ellos, pero probablemente sea porque la única vez que se informa es cuando una reunión genuina se convierte en un titular de noticias que se espera sea de una columna de chismes".