Biden revive las políticas contra la discriminación en la vivienda, de la era Obama y recortadas por Trump

El expresidente “nos hizo retroceder años en el impulso de la vivienda justa y las comunidades inclusivas” cuando la Casa Blanca instó a abordar el racismo sistémico con un paquete de infraestructura generalizado

Alex Woodward
martes 13 abril 2021 21:42
El Gobierno de Biden Podría Reanudar la Construcción del Muro Fronterizo Propuesto por Trump
Read in English

La administración de Joe Biden está restaurando las reglas de vivienda justa de la era de Obama en el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de EE. UU., críticas para la aplicación de las leyes federales que prohíben la discriminación por motivos de raza, sexo, religión y discapacidad, entre otras categorías protegidas.

Días después de su toma de posesión, el presidente emitió cuatro órdenes ejecutivas destinadas a promover la equidad racial y abordar el racismo sistémico, incluida la orden al Departamento de Vivienda de examinar los impactos de los recortes del expresidente Donald Trump a las protecciones de los derechos civiles en las leyes de vivienda para comenzar a revertirlos.

La secretaria de Vivienda, Marcia Fudge, tiene la intención de revivir una regla de 2013 destinada a evitar que los propietarios, prestamistas y otras autoridades de vivienda coloquen barreras discriminatorias a la vivienda que tengan un impacto desproporcionado entre los residentes negros y latinos. Esa regla se debilitó bajo la administración Trump.

El departamento también restablecerá una política de 2015, que requiere que las comunidades que reciben miles de millones de dólares en ayuda federal, identifiquen y eliminen las barreras a la integración racial o se arriesguen a perder ese dinero, otra medida socavada por la administración Trump. El ex secretario de Vivienda Ben Carson enfrentó demandas de grupos de derechos civiles por revertir la política de la era de Obama.

Los cambios de política fueron anunciados por la Oficina de Administración y Presupuesto de la Casa Blanca el martes y fueron reportados por primera vez por The Washington Post .

"La administración Trump nos hizo retroceder años en el impulso de la vivienda justa y las comunidades inclusivas", dijo el martes el secretario de Vivienda de Obama, Julian Castro, en Twitter. "Restablecer estas reglas, que HUD trabajó para finalizar durante varios años, marca un gran paso adelante".

El domingo, Biden emitió una proclamación reconociendo el Mes Nacional de Vivienda Justa y la aprobación de la histórica Ley de Vivienda Justa de 1968 que implementó protecciones de derechos civiles en las leyes de vivienda.

Leer más: La falta de vivienda en Estados Unidos era “devastadora” antes de la pandemia; el COVID probablemente empeoró la crisis

"Mi administración continuará con los esfuerzos para cerrar las brechas raciales persistentes en los salarios, la vivienda, el crédito, las oportunidades de préstamos y el acceso a la educación superior", dijo Biden, y agregó que cerrar esas brechas "agregaría un estimado de $5 billones del producto interno bruto en la economía estadounidense durante los próximos [cinco] años”.

“Estamos comprometidos a hacer todo lo posible para terminar con la discriminación ilegal en la vivienda y promover la equidad para todas las poblaciones desatendidas, cumplir la promesa completa de la Ley de Vivienda Justa y poner el sueño americano al alcance de todos los estadounidenses”, afirmó.

En una declaración en video, Fudge dijo que el propósito de la Ley de Vivienda Justa "es poner fin a la discriminación en la vivienda y eliminar los patrones de segregación racial, étnica y disparidades económicas que han existido durante mucho tiempo en nuestros vecindarios y comunidades".

“Estamos enfocados en volver a poner la vivienda justa y los derechos civiles al frente de la misión de HUD”, declaró.

Susan Rice, directora de la Alianza Nacional de Vivienda Justa, dijo a un comité del Senado el martes que los Estados Unidos experimentan más de 4 millones de casos de discriminación en la vivienda cada año.

Rice le dijo a The Washington Post que su organización está trabajando con la administración Biden para asegurar que su amplio plan de trabajo e infraestructura, que propone 213.000 millones de dólares para viviendas, centre la equidad racial, después de que el legado de proyectos de infraestructura de la nación haya consagrado las desigualdades raciales.