Los estadounidenses más adinerados acuden a esta desconocida ciudad

Los precios de las viviendas se están disparando en el tranquilo Paradise Valley, de 12.658 habitantes, a medida que el coronavirus estimula una nueva ola de compradores acaudalados que buscan escapar de las ciudades costeras. Io Dodds escribe

<p>Una casa en Paradise Valley, Arizona, a la venta por solo US$7,2 millones</p>

Una casa en Paradise Valley, Arizona, a la venta por solo US$7,2 millones

Read in English

Ben Gillikin estaba subiendo una montaña en medio de la mayor expansión urbana de Arizona cuando supo con certeza que quería vivir en Paradise Valley

Gillikin y su esposa Jeannine, ambos de 52 años, habían estado estudiando varias ciudades de EE.UU. en las que podrían establecer su nuevo hogar tras dejar California. Desde las laderas de la montaña Camelback, un pico de 2.700 pies (823 metros) que brota incongruentemente del área metropolitana de Phoenix, podían ver el exuberante enclave de Paradise Valley, de 12.658 habitantes, situado entre tres peñascos.

Pasarían otros dos años antes de que los Gillikin consiguieran comprar una casa allí. En los últimos años, compradores ricos de todo EE.UU. y de otros países han acudido en masa a esta desconocida ciudad, lo que ha reducido su limitada oferta de viviendas y disparado el valor de las mismas. En medio de una feroz competencia, los Gillikin acabaron pagando mucho más de lo que esperaban: US$7,2 millones.

“Los precios de las casas desde que empezamos a buscarlas hace dos años han subido entre un 30 y un 40 por ciento”, declaró Gillikin a The Independent el miércoles, tres días después de acordar la compra (la venta se cierra en unos dos meses). “Digerir eso fue duro, pero la mejora del estilo de vida, y la inversión en nuestro hogar para siempre era importante para nosotros, y estamos dispuestos a pagar esa prima”.

Desde su fundación en 1961, Paradise Valley ha atraído a ciudadanos adinerados, como el megaolímpico Michael Phelps, el rockero Alice Cooper y el boxeador Mike Tyson, así como a la clientela de los complejos turísticos de alto nivel. Escondido en medio de las colinas entre el centro de Phoenix y el cercano Scottsdale, está a poca distancia de tiendas, restaurantes y bares, pero sigue estando relativamente aislado.

Sin embargo, los agentes inmobiliarios y los políticos locales afirman que la pandemia de coronavirus ha suscitado un nuevo nivel de interés más allá de Arizona, incluso por parte de familias muy adineradas con fortunas netas de entre US$30 y 500 millones.

Una extensa casa en Paradise Valley a la venta por US$18 millones

Según el Wall Street Journal, que fue el primero en reportar el boom, el precio medio de venta de las viviendas en Paradise Valley se ha duplicado en tres años hasta alcanzar los US$5 millones, lo que le ha hecho pasar del 93º código postal más caro de EE.UU. al 50º. Greg Hague, agente inmobiliario de la zona, afirma que antes había entre 300 y 400 viviendas en el mercado en un momento dado; ahora, a menudo hay menos de un centenar.

A principios de este mes, una casa sin construir en una urbanización cerrada llamada Crown Canyon -que se autodenomina “el enclave privado de fincas de lujo más exclusivo de Estados Unidos”- se convirtió, según se informa, en la casa más cara de Arizona, por US$30,6 millones. Un complejo turístico de la marca Ritz Carlton llegará pronto a la zona.

“Una casa de solo $1,5 millones es difícil de encontrar aquí”

“Paradise Valley es, sin duda, un lugar muy demandado”, declara el alcalde de la ciudad, Jerry Bien-Willner, a The Independent. “Dado que nuestra ciudad no tiene salida al mar [no hay espacio para expandirse] y observa estrictas normas de zonificación y desarrollo, existe esencialmente una oferta fija de viviendas (aproximadamente 5.550 viviendas en total) con una gran demanda, lo que lleva a un aumento de los precios”.

Para Joan Levinson, una agente inmobiliaria de lujo que lleva 35 años vendiendo casas en Paradise Valley, este es, con mucho, el trabajo más ajetreado de su vida. Además de ocuparse de la venta de los Gillikin, ha vendido a jefes ejecutivos, deportistas, gestores de patrimonio, propietarios de empresas y familias con sus propias fundaciones benéficas, procedentes de Pensilvania, Florida, Nueva York y, sobre todo, California.

Un comprador reciente era de Inglaterra, atraído en parte por los vuelos directos entre Heathrow y el aeropuerto Sky Harbour de Phoenix. Algunos son familias jóvenes, con niños pequeños o recién nacidos a cuestas. Una casa con un precio de “solo” US$1,5 millones, explica Levinson, sería “difícil de encontrar”.

¿Por qué Paradise Valley? El famoso sol de Arizona es un reclamo, ya que incluso en febrero las temperaturas oscilan entre los 49 y los 71 °Fahrenheit (9,4 a 22 °Celsius). Su combinación de calles tranquilas y proximidad a las principales zonas del centro de la ciudad es poco frecuente; los residentes pueden acceder fácilmente a la vida nocturna de Phoenix y Scottsdale, pero, como menciona Levinson, “no tienen que vivir al lado de ella”.

El precio que se pide por esta casa es de US$4,7 millones

Además, la ciudad casi no tiene edificios no residenciales (salvo lugares de culto) y cuenta con parcelas inusualmente grandes, la mayoría de las cuales están fijadas por ley en no menos de un acre para una casa y algunas llegan a los cinco acres.

“La gente tiene espacio para entretenerse y divertirse, tener su propio gimnasio si lo desea, tener su propio cine en su casa si lo desea”, explica Levinson, que aún habla con un marcado acento de Nueva Inglaterra, pero que hace tiempo que hizo de Paradise Valley su hogar.

“La gente en muchos de los otros lugares estaba enclaustrada en sus departamentos, y entonces venían aquí por un mes o dos para poder tener algo más de espacio, y cuando venían aquí, decidían que realmente les gustaba”.

Los impuestos y la política también juegan un papel importante. Arizona ha sido históricamente un estado profundamente rojo, y aunque ahora es firmemente “púrpura” y votó por Joe Biden en 2020, todavía tiene impuestos más bajos, leyes más laxas y una cultura más libertaria que muchos de los populosos estados azules de los que están migrando los nuevos compradores.

“Muchas de las personas que tengo que vienen de California son quizás más independientes en ciertas cosas, pero en materia de impuestos Arizona se ha mantenido muy amigable con ellos”, señala Levinson. “Nuestro gobernador, [Doug] Ducey” -que también vivió en Paradise Valley, y quien vendió su casa allí por $8,1 millones en 2019- “ha hecho un buen trabajo y se ha asegurado de que el impuesto estatal se mantuviera bajo”.

Los estadounidenses acomodados huyen de California

Todas esas razones estaban en juego para Ben y Jeannine Gilliken, ambos socios de la firma de contabilidad PWC que actualmente viven en el área de la bahía de San Francisco. Llevaban tiempo planeando abandonar California, pero el covid-19 aceleró su calendario cuando el Estado Dorado impuso estrictas restricciones por el virus y el trabajo a distancia se convirtió en rutina.

“No nos caracterizaríamos ni como ultraliberales ni como conservadores, y sin embargo California ha sido un reto para vivir”, menciona Gilliken. Cita “los impuestos, la política, los problemas con las infraestructuras y la comunidad [de personas sin hogar], y el hecho de no sentirse segura a veces”, así como las restricciones de covid-19 del estado, que eran mucho más estrictas que las de Arizona.

La pareja buscaba ante todo el sol del invierno, ya que pasan el verano en otra casa de Carolina del Norte. Texas, en su opinión, era demasiado conservador, mientras que Florida resultaba tentadora, pero, en última instancia, demasiado calurosa, demasiado húmeda, demasiado alejada de los amigos y la familia de la costa oeste y demasiado llena de insectos que pican.

Otro de los principales candidatos era Las Vegas. Pero Gilliken indica: “Las Vegas tiene un pequeño problema de marca. Cuando hablamos con amigos y familiares sobre la posibilidad de mudarnos allí, la mitad de las personas a las que se lo dijimos tenían una mirada extraña en sus caras. Y es real, porque si tienes un grupo muy grande de amigos que has conocido a lo largo de muchos años de vivir en diferentes lugares, quieres tener una comunidad y un entorno que sean muy acogedores”.

Incluso después de decidirse por una ciudad, tardaron entre seis y nueve meses de búsqueda en acordar la venta. Aunque Gilliken explica que la pareja tenía la “idea francamente romántica” de escapar del sobrecalentado mercado inmobiliario de San Francisco y obtener beneficios con la venta de su antigua casa, al final tuvieron que aceptar que Paradise Valley requeriría el mismo dinero.

Esta gran casa en Paradise Valley, Arizona, fue vendida por US$12 millones

Además de los propietarios adinerados, la zona ha resultado muy atractiva para los anfitriones de Airbnb y otros negocios de alquiler a corto plazo, lo que ha provocado las quejas de los residentes y las nuevas normas que prohíben el ruido “claramente audible” entre las 10 de la noche y las 7 de la mañana durante el verano e imponen un conjunto de requisitos a los propietarios de los alquileres.

“Nuestros ciudadanos han hablado”, señaló Bien-Willner cuando se aprobaron las normas el mes pasado. “El problema más acuciante al que se enfrentan nuestros residentes es el trastorno que causan los alquileres de corta duración en nuestros barrios. También suponen una carga desproporcionada y exponen al riesgo a nuestra policía y a otros equipos de primera intervención”.

Bien-Willner declaró a The Independent que la culpa la tiene una ley estatal que “pasa por encima” de las normativas locales de zonificación en favor de los negocios de alquiler a corto plazo, pero que el problema no tiene nada que ver con las personas que se trasladan a Paradise Valley de forma permanente.

La migración interestatal está cambiando la política de Arizona

La ironía es que el movimiento de los estados azules hacia Paradise Valley podría acelerar la transformación política de Arizona. Los residentes de la ciudad ejemplifican un grupo demográfico que parece haberse inclinado hacia Biden en las elecciones de 2020: independientes de mayor edad, con un alto nivel de educación y afluentes que se inclinan fiscalmente a la derecha pero en lo social a la izquierda, y que solían formar parte de la base del Partido Republicano.

Junto con los votantes hispanos, este tipo de suburbios -y la constante migración de familias jóvenes de fuera del estado- fueron un factor clave en el decisivo giro de Arizona contra Donald Trump, que tanto provocó la furia y la incredulidad del expresidente.

Según The Arizona Republic, el distrito de la legislatura estatal que incluye Paradise Valley ganó unos 17.000 nuevos votantes en los seis años que terminaron en 2020, de los cuales unos 13.000 eran demócratas. El mismo distrito ha pasado de elegir a un republicano y un demócrata entre 2012 y 2016 a elegir a dos demócratas en 2018 y 2020.

Gilliken declina comentar el sentido de su voto en 2020, y Bien-Willner subraya que mucha gente que viene a Paradise Valley “valora la privacidad y la mentalidad de ‘vive y deja vivir’”. En cualquier caso, Levinson advierte que un demócrata de Arizona no es necesariamente como un demócrata de otros estados.

Hay que observar a Kyrsten Sinema, una exmiembro del Partido Verde que se convirtió en la primera senadora de EE.UU. abiertamente bisexual cuando Arizona la eligió en 2018. El año pasado, según se informa, ella insistió en que la emblemática ley Build Back Better del presidente Biden no contuviera ningún aumento en las tasas impositivas marginales para las empresas, las personas de altos ingresos o las ganancias de capital.

“Ella y [Joe Manchin], fueron los dos votos que mantuvieron para que no cambiaran mucho la situación fiscal de los ricos”, asevera Levinson. “Sus inclinaciones financieras son muy de las que se consideran republicanas”.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Please enter a valid email
Please enter a valid email
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Please enter your first name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
Please enter your last name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
You must be over 18 years old to register
You must be over 18 years old to register
Opt-out-policy
You can opt-out at any time by signing in to your account to manage your preferences. Each email has a link to unsubscribe.

By clicking ‘Create my account’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in