Bailarina utilizada para un cartel sobre la recuperación de Nueva York es detenida por actuar

"Durante seis generaciones el parque ha sido así, ¿cómo lo vas a cambiar?", pregunta un pintor de Nueva York

Gustaf Kilander
lunes 13 septiembre 2021 19:10
Nueva York: gran concierto en Central Park acortado por el avance del huracán Henri
Read in English

Una bailarina de la ciudad de Nueva York que permitió que el Ayuntamiento usara una imagen de ella para impulsar los esfuerzos de recuperación de la ciudad ha sido detenida repetidamente por la policía de Nueva York para que no bailara en público.

La oficina del alcalde Bill de Blasio le preguntó a Kanami Kusajima, de 24 años, si una imagen de ella podría usarse para un cartel. Más tarde, la leyenda decía: “Nueva York no se detiene”. El cartel apareció en paradas de autobús y quioscos en las aceras de la ciudad de Nueva York.

Después de las fiestas en Washington Square Park de Manhattan que provocaron la ira de los residentes en el área y atrajeron la atención de los medios de comunicación, el Departamento de Policía de la ciudad de Nueva York ha estado tratando de reprimir las actuaciones de los bailarines mientras intentan hacer cumplir una regla que prohíbe la música alta.

Pero, según los informes, Kusajima usa un pequeño altavoz y toca música suave como piano clásico y jazz para acompañar sus actuaciones. Ella también actúa por la tarde, mucho antes de cualquier fiesta en el parque. Pero los agentes de policía igualmente le han dicho en numerosas ocasiones que apague la música.

“Al usar mi foto, admitieron que los artistas callejeros son una parte importante de Nueva York”, declaró según Curbed. “Al mismo tiempo, nos están tomando medidas enérgicas en lugar de apoyarnos”.

Uno de sus enfrentamientos con los oficiales fue ampliamente visto en las redes sociales. En un clip publicado en Instagram, le señala a los oficiales que le pidieron que terminar su actuación que permitió que la ciudad usara su imagen sin cargo y, cuando un grupo de personas se reunió a su alrededor, los oficiales la dejaron en paz.

“Si estuviera sola, posiblemente me darían una multa o posiblemente me arrestarían”, le aseguró a Curbed. La policía de Nueva York le manifestó al medio que la sanción por tocar música amplificada es una citación y que depende de “cada oficial individual” decidir cómo hacer cumplir la regla.

“Lo que quiero hacer todos los días es difundir energía positiva”, dijo la joven de 24 años al hablar sobre la atención que había recibido su interacción con los agentes de policía.

Leer más: Servicios de entregas de comidas demandan a Nueva York

Comenzó a tomar lecciones de danza moderna cuando tenía solo seis años en Yokohama, Japón. A los 18 años, pasó a estudiar danza en Purchase College en Westchester, al norte de la ciudad de Nueva York. Ella vivía en el campus cuando comenzó la pandemia. Ella comentó que los cursos en línea “realmente me volvieron loca”.

“No estaba compartiendo mi baile con nadie. Solo bailo para las mismas mesas, sillas y paredes todos los días, una y otra vez”, le contó a Curbed.

Después de bailar junto a un pintor japonés, ha estado actuando sola seis días a la semana en el parque luego del regreso del artista a Japón.

“Están ahí parados durante horas y horas”, dijo Kusajima a Curbed refiriéndose a los oficiales. “Me imagino que es un poco doloroso ver a todas esas personas que disfrutan del arte y se unen y sienten la comunidad y la humanidad real, pero no pueden”.

El pintor Navil Corbetts le expresó al medio que los oficiales lo habían molestado por mostrar los precios de sus obras de arte.

“El problema no son ellos”, expuso Corbetts. “Simplemente siguen reglas. La gente que está arriba, que tiene el dinero, que vive por aquí, quiere cambiar las cosas. Pero durante seis generaciones el parque ha sido así: ¿cómo lo vas a cambiar?”