Cuomo comparte montaje fotográfico defendiéndose mientras un informe concluye que acosó a 11 mujeres

La investigación no concluye si la conducta debe ser objeto de un proceso penal

Justin Vallejo
martes 03 agosto 2021 17:35
EE. UU.: gobernador de Nueva York acosó sexualmente a varias mujeres, según investigación
Read in English

El fiscal general de Nueva York ha anunciado que la investigación sobre Andrew Cuomo ha concluido al descubrir que acosó sexualmente a empleadas y exempleadas, además de a personas desconocidas hasta ahora.

En respuesta a la denuncia de 11 mujeres, Cuomo dijo que “nunca tocó a nadie de forma inapropiada” y, en una extraña defensa, mostró un montaje de vídeo en el que aparecía tocando a varias personas.

El gobernador demócrata se ha negado a dimitir a pesar de los llamamientos de los principales líderes de su propio partido, como el presidente Joe Biden, el líder de la mayoría del Senado Chuck Schumer, la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi y el alcalde de Nueva York Bill de Blasio.

Aunque el informe no concluye si la conducta debe ser objeto de un proceso penal, Cuomo afirmó que le gustaría tener la oportunidad de enfrentarse a algunas de las acusaciones en los tribunales.

En uno de los casos descritos en el informe, Cuomo llegó a acosar sexualmente a la doctora que le hizo una prueba de covid en directo: “Me alegro de verle, doctora, hace que esa bata quede bien”.

En otra, una asistente ejecutiva no identificada comentó que Cuomo le agarró el pecho por debajo de la blusa y le tocó el trasero en múltiples ocasiones, mientras que una empleada estatal no identificada señaló que también le tocó el trasero mientras se tomaba un selfie.

Una denuncia de Virginia Limmiatis, de la que no se había informado anteriormente, precisó que Cuomo le pasó “dos dedos por el pecho” mientras leía el nombre “National Grid” escrito en la parte delantera de su camisa. Inclinándose con su cara cerca de la mejilla de ella, Cuomo le pasó la mano por debajo de la clavícula después de haberle dicho, según se dice, “voy a decir que me gusta”: “Voy a decir que veo una araña en tu hombro”.

Cuando un policía estatal le dijo al gobernador que se iba a casar, éste le contestó que el matrimonio “siempre acaba en divorcio, y pierdes dinero, y tu apetito sexual disminuye”.

Leer más: Pelosi y otros demócratas piden a Cuomo que renuncie o sea destituido

En una respuesta en directo a la investigación, Cuomo contestó que “nunca tocó a nadie de forma inapropiada ni hizo insinuaciones sexuales inadecuadas”.

A continuación, se mostró un montaje fotográfico en el que aparecía besando y tocando las caras de varias personas a lo largo de los años como respuesta a la acusación concreta de Anna Ruch.

Ruch era una invitada a una boda en 2019 cuando fue fotografiada con Cuomo tocando sus mejillas, lo que fue publicado por The New York Times.

El informe sobre la acusación detalla que Ruch agarró su muñeca de su espalda expuesta y dijo: “wow, eres agresivo” antes de que él agarrara su cara y dijera: “¿puedo besarte?”.

Cuomo declaró que las interacciones cotidianas estaban siendo “instrumentalizadas” para marcar puntos políticos, buscar publicidad y obtener beneficios personales.

“Esto no es una noticia de primera plana. Llevo toda la vida haciendo el mismo gesto en público. De hecho, lo aprendí de mi madre y de mi padre”, recordó. “Pretende transmitir calidez, nada más”.

También se dirigió directamente a una de sus acusadoras, Charlotte Bennett, superviviente de una agresión sexual. Cuomo dijo que sus comentarios eran un intento de ayudarla a procesar su trauma previo. Lo hizo, mencionó, porque anteriormente no pudo ayudar a uno de sus familiares que fue superviviente de una agresión sexual.

“Intentaba asegurarme de que ella lo superaba lo mejor posible”, sostuvo.

En una conferencia de prensa para anunciar la conclusión de la investigación de cinco meses, la fiscal general Letitia James informó que el acoso a múltiples mujeres creó un ambiente de trabajo hostil y violó las leyes estatales y federales.

“En concreto, la investigación descubrió que el gobernador Andrew Cuomo acosó sexualmente a empleadas actuales y anteriores del Estado de Nueva York al realizar tocamientos no deseados y no consentidos y al hacer numerosos comentarios ofensivos de naturaleza sexual sugerente, que crearon un ambiente de trabajo hostil para las mujeres”, reiteró.

Declaró que las mujeres, muchas de las cuales eran jóvenes, experimentaron manoseos, besos, abrazos y comentarios inapropiados no deseados, y que no eran incidentes aislados sino que formaban parte de un patrón.

El informe, de 165 páginas, también revela que Cuomo y su personal directivo tomaron represalias contra una antigua empleada que le acusó de haber actuado mal. La investigación parece confirmar la información publicada por el New Yorker, según la cual el equipo de Cuomo filtró los registros confidenciales de la ex empleada Lindsey Boylan, que acusó al gobernador de haberla besado y de haberse desvivido por tocarle la parte inferior de la espalda, los brazos y las piernas.

Tras las acusaciones de Boylan, a finales de febrero, al menos siete mujeres presentaron acusaciones de mala conducta.

Las conclusiones se producen después de que el Times informara de que Cuomo fue interrogado durante 11 horas en una entrevista grabada en vídeo en julio como parte de la investigación. Hubo momentos de tensión durante la entrevista, en los que el gobernador cuestionó la independencia de un investigador, Joon H Kim, por las investigaciones anteriores que había realizado sobre el gobernador y sus aliados, según el Times.

Kim y la co-investigadora principal, Anne L. Clark, escribieron en el informe que el comportamiento de Cuomo se extendió más allá de su propio personal a otros miembros del público y empleados del gobierno, incluyendo un policía estatal dentro de su equipo de protección.

“También concluimos que la cultura de la Cámara Ejecutiva -llena de miedo e intimidación, al tiempo que normalizaba los frecuentes coqueteos y comentarios de género del Gobernador- contribuyó a las condiciones que permitieron que el acoso sexual ocurriera y persistiera”, escribieron.

James dijo que las conclusiones se basaban en entrevistas con 179 personas y en un examen de 74 mil pruebas que pintaban un “panorama profundamente perturbador pero claro”. Sin embargo, el informe no concluye si la conducta debe ser objeto de un proceso penal.

El partido demócrata se mostró partidario de que Cuomo dimitiera tras la publicación del informe. El presidente Joe Biden, sin embargo, se abstuvo de decir si debía ser sometido a un juicio político si se negaba a dar un paso al costado.

“Creo que debería dimitir, entiendo que la legislatura del Estado puede decidir someterle a un juicio político, pero no lo sé a ciencia cierta”, refirió Biden.

“Estoy seguro de que hay algunos abrazos que eran totalmente inocentes, pero aparentemente el fiscal general decidió que había cosas que no lo eran”, añadió.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, dijo en un comunicado que está “más que claro” que el gobernador ya no es apto para ejercer su cargo.

“Debe dimitir, y si sigue resistiendo y atacando a los investigadores que hicieron su trabajo, debería ser destituido inmediatamente”, arremetió.

Por su parte, los dos senadores de Nueva York, Chuck Schumer y Kristen Gillibrand, emitieron un comunicado conjunto en el que pedían la dimisión de Cuomo.

“Como hemos dicho antes, las acciones denunciadas del gobernador fueron profundamente perturbadoras, inapropiadas y completamente inaceptables”, coincidieron. “Ningún funcionario electo está por encima de la ley. El pueblo de Nueva York merece un mejor liderazgo en la oficina del gobernador”.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo en un comunicado que la investigación era “exhaustiva e independiente” y elogió a las mujeres que se presentaron para “decir su verdad”.

“Reconociendo su amor por Nueva York y el respeto por el cargo que ocupa, pido al gobernador que dimita”, detalla el comunicado.

La abogada de una de las acusadoras, Charlotte Bennet, se sumó a las peticiones de dimisión de Cuomo. La abogada Debra Katz dijo a la CNN que los resultados confirmaban el relato de acoso sexual de Bennet.

“Lamentablemente, Charlotte no fue la única mujer extraordinaria cuya carrera en el Departamento Ejecutivo se vio truncada y descarrilada como resultado del comportamiento ilegal del gobernador”, comentó.

“Las acciones del gobernador han privado a los neoyorquinos de la profesionalidad, la pasión y la dedicación a su estado que Charlotte y las muchas otras que se negaron a someterse a sus insinuaciones”.