El alcalde de un pueblo de Texas, que renunció luego de decirles a los residentes que no les debía “nada” en medio de los apagones en curso, dijo que su esposa también fue despedida por el incidente

Alcalde de Texas que renunció por comentarios de apagón dice que su esposa también fue despedida

Tim Boyd causó una severa reacción después de decirles a los residentes que no les debía “nada”

Louise Hall
jueves 18 febrero 2021 15:57
Read in English

El alcalde de un pueblo de Texas, que renunció luego de decirles a los residentes que no les debía "nada" en medio de los apagones en curso, dijo que su esposa también fue despedida por el incidente.

Tim Boyd, anteriormente alcalde de la ciudad de Colorado, Texas, causó una severa reacción cuando escribió en una publicación de Facebook el martes que: "Nadie le debe nada a usted ni a su familia".

Añadió: “¡Estoy harto y cansado de que la gente busque una maldita limosna!”

Desde entonces, la publicación ha sido eliminada.

En una segunda publicación de Facebook capturada y compartida en línea, Boyd dijo que había renunciado a su cargo e insistió en que "no negará ni por un minuto" nada de lo que dijo en la publicación anterior.

Boyd dijo que hizo los comentarios como un "ciudadano privado" y que había renunciado a su cargo días antes. Boyd todavía figura en el sitio web del gobierno como alcalde del distrito uno.

El ex alcalde también afirmó que su esposa fue "despedida" después de sus comentarios.

La ciudad de Colorado no respondió de inmediato a la solicitud de The Independent de comentar sobre los informes.

En su publicación inicial, Boyd dijo que las personas que esperaban en sus hogares para que se les restableciera la energía eran "vagas" y dijo que "los fuertes sobrevivirán y los débiles perecerán".

El exalcalde dirigió su diatriba hacia las personas que cree que son “demasiado vagas para levantarse y valerse por sí mismas” mientras culpa al “gobierno socialista”.

Se ha culpado al clima extremo de esta semana por la muerte de más de 30 personas, muchas de las cuales murieron en accidentes mientras luchaban por mantenerse calientes dentro de sus hogares.

Casi un millón de clientes seguían sufriendo cortes de energía en Texas el jueves, y algunas personas en todo el estado han estado sin energía durante días y días debido al duro clima invernal.

La incapacidad de Texas para proporcionar un servicio público ininterrumpido a millones de residentes se debe en parte a la decisión del estado de operar su propia red eléctrica en un esfuerzo por evitar la regulación federal.

El gobernador del estado, Greg Abbott, instó a los residentes a cerrar el suministro de agua a sus hogares, si es posible, para evitar más tuberías rotas y preservar la presión en los sistemas municipales.

“Realmente no hay tregua en la miseria que la gente siente en esa área”, dijo Bob Oravec, pronosticador principal del Servicio Meteorológico Nacional, refiriéndose a Texas.

Los equipos de servicios públicos están compitiendo para restaurar la energía antes de que otra ráfaga de nieve y hielo traiga más caos en los lugares menos equipados para lidiar con él.