La ola de frío en Texas ha provocado accidentes y cancelación de vuelos

Texas: Alcalde renuncia tras criticar a los ciudadanos que sufren los estragos de la tormenta invernal

Tim Boyd señaló que hizo los comentarios como un "ciudadano privado" ya que había renunciado a su cargo días antes

Graig Graziosi
miércoles 17 febrero 2021 17:54
Read in English

El alcalde de un pueblo de Texas que dijo a los residentes que no les debía "nada", en medio de la tormenta invernal que dejó a millones de personas en todo el estado sin electricidad, renunció.

"Nadie te debe nada [ni a] su familia", escribió el martes Tim Boyd, exalcalde de la ciudad de Colorado, Texas, en una publicación de Facebook. "¡Estoy harto y cansado de que la gente busque una maldita limosna!"

Desde entonces ha borrado su publicación.

En una segunda publicación, Boyd dijo que "no negará ni por un minuto" nada de lo que mencionó en su publicación, pero se quejó de que su esposa había enfrentado acoso y agregó que había renunciado a su cargo.

Boyd señaló que hizo los comentarios como un "ciudadano privado" y que había renunciado a su cargo días antes. Todavía figura como alcalde en el sitio web de la ciudad, y las agendas del consejo de la ciudad lo citaron como alcalde tan recientemente como la semana pasada, según The Washington Post.

El exalcalde comentó que su esposa fue despedida de su trabajo debido a su declaración, y se quejó de que su familia fue objeto de hostigamiento "inmerecido" y amenazas de muerte.

El escrito de su Facebook se compartió ampliamente en las redes sociales y numerosos medios de comunicación informaron sobre él.

En su publicación inicial, Boyd indicó que las personas que esperaban en sus hogares para que se les restableciera la energía eran "flojos" y dijo que "los fuertes sobrevivirán y los débiles [perecerán]".

Pero los residentes de la región eran todo menos holgazanes; los ciudadanos se habían unido para apoyarse mutuamente caminando por la nieve para entregar suministros. Otros habían abierto sus pozos privados para proporcionar agua a quienes habían perdido el servicio.

La diatriba de Boyd hacia la gente que él cree que es "demasiada floja para levantarse y valerse por sí misma" culpó al "gobierno socialista".

No quedó claro de inmediato a qué gobierno se refería Boyd, ya que él dirigió el gobierno local, y los republicanos bajo Donald Trump dirigieron el país durante los últimos cuatro años.

La incapacidad de Texas para proporcionar un servicio público ininterrumpido a millones de residentes se debe en parte a la decisión del estado de operar su propia red eléctrica, en un esfuerzo por evitar la regulación federal.

Para el martes, al menos 10 personas habían muerto a causa de las tormentas invernales en el estado. Se espera que otra tormenta invernal azote la región el miércoles.