Ex de Epstein, Ghislaine Maxwell, asegura enfrentar condiciones de cárcel “horribles”

Un abogado de una socialité británica acusada de reclutar adolescentes en la década de 1990 para que el financiero Jeffrey Epstein las abusara sexualmente dice que el sueño de su cliente se interrumpe cada 15 minutos en la cárcel para asegurarse de que esté respirando.

Via AP news wire
miércoles 25 noviembre 2020 01:17
<p>Asociada a Jeffrey Epstein.</p>

Asociada a Jeffrey Epstein.

Read in English

Un abogado de Ghislaine Maxwell, una socialité británica acusada de encontrar niñas en la década de 1990 para que el financiero Jeffrey Epstein las abusara sexualmente, dijo el martes que su cliente se despierta cada 15 minutos en la cárcel mientras duerme para asegurarse de que respira.

El abogado Bobbi Sternheim le dijo a un juez de Manhattan que Maxwell enfrenta condiciones más restrictivas que los presos condenados por terrorismo o asesinato. Maxwell no tiene antecedentes de problemas de salud mental o ideas suicidas ni antecedentes penales, dijo.

Le pidió a un juez que interviniera en nombre de su cliente para mejorar sus condiciones en el Centro de Detención Metropolitano en Brooklyn. En su solicitud, Sternheim no hizo referencia directa a que Epstein se quitó la vida en agosto de 2019 en su celda en otro calabozo federal, en Manhattan.

La jueza federal de distrito Alison J. Nathan ordenó a los abogados defensores y fiscales que se reunieran durante la próxima semana sobre la solicitud de Sternheim de que el director de la instalación de Brooklyn abordara directamente las preocupaciones.

Un portavoz de los fiscales se negó a comentar. Se envió un mensaje de comentario a los portavoces de la Oficina Federal de Prisiones.

Maxwell, de 58 años, se declaró inocente de los cargos de que consiguió tres niñas para que Epstein las abusara a mediados de la década de 1990. Ha estado detenida sin derecho a fianza mientras se prepara para un juicio en julio.

El lunes, los fiscales notificaron al juez que Maxwell fue puesto en cuarentena la semana pasada durante 14 días después de que alguien que trabaja en su área de la cárcel dio positivo por el coronavirus. No puede reunirse con su equipo de defensa durante ese período.

En su carta, los fiscales dijeron que las 13 horas diarias que Maxwell tiene para revisar los materiales del juicio en una computadora portátil es más tiempo del que se le asigna a cualquier otro prisionero.

La referencia molestó a Sternheim, quien dijo que Maxwell enfrenta cargas incomparables con otros presos y ha sido maltratado. Señaló que la última producción de evidencia por parte de los fiscales fue de más de un millón de documentos y Maxwell no tuvo suficiente tiempo para estudiar el material.

Dijo que Maxwell fue inicialmente puesta en cuarentena sin jabón ni cepillo de dientes y que el personal médico y psicológico dejó de vigilarla, sin informarle los resultados de sus pruebas de COVID-19 o qué hacer si presenta síntomas. Los fiscales dijeron el lunes que el resultado de su prueba para el coronavirus fue negativo y que se le volverá a hacer la prueba al concluir su cuarentena.

El abogado dijo que Maxwell es mantenida en lo que es, en efecto, confinamiento solitario y que es registrada y monitoreada de manera excesiva e invasiva las 24 horas del día, incluida la vigilancia con cámaras en su celda y una cámara que sigue su movimiento siempre que se le permite salir de su celda.

"Y a pesar de la vigilancia ininterrumpida de cámaras en la celda, el sueño de la Sra. Maxwell se interrumpe cada 15 minutos cuando una linterna la despierta para determinar si está respirando", escribió.