La crisis climática desplaza las enfermedades infecciosas de los animales, sugiere un estudio

La investigación vincula el calentamiento global con un mayor riesgo en las partes más frías del mundo

Tom Batchelor
martes 24 noviembre 2020 19:50
Un oso polar se encuentra sobre el hielo en el estrecho de Franklin en el archipiélago ártico canadiense
Un oso polar se encuentra sobre el hielo en el estrecho de Franklin en el archipiélago ártico canadiense
Read in English

Es probable que el cambio climático aumente el riesgo de que los animales, y potencialmente los humanos, contraigan enfermedades infecciosas en partes del mundo donde hasta ahora no han podido prosperar, advirtieron los científicos.

Un estudio dirigido por una universidad relacionó el calentamiento global con un cambio en las enfermedades infecciosas desde el ecuador hacia las regiones templadas del planeta.

Podría significar que las enfermedades de los animales que alguna vez se consideraron tropicales se vuelven endémicas en las partes más frías del mundo, como Europa.

Este es el resultado de patógenos que se mantienen bajo control en lugares más fríos, pero que pueden propagarse e infectar más a medida que las temperaturas aumentan.

Científicos de tres universidades de Estados Unidos estudiaron 7.000 sistemas de parásitos animales en los siete continentes.

Descubrieron que los patógenos en las partes cálidas del mundo representaban el mayor riesgo durante el clima frío, mientras que los patógenos que se encuentran en lugares fríos prosperaron en temperaturas cálidas.

Sus hallazgos están respaldados por la “hipótesis del desajuste térmico”, una teoría que sugiere que el riesgo de infección para los animales adaptados a climas fríos aumenta a medida que aumentan las temperaturas. Se dice que lo mismo es cierto para las especies que viven en partes cálidas del mundo que de repente experimentan una caída en las temperaturas.

Estudios anteriores han identificado nuevas enfermedades en las poblaciones de osos polares, que se cree que están relacionadas con el aumento de las temperaturas en el Ártico.

Y los anfibios de climas cálidos experimentan mayores niveles de infección por un tipo de hongo mortal que los huéspedes de regiones frías cuando bajan las temperaturas.

Los científicos del último estudio dijeron que el riesgo que representaban los animales significaba que las enfermedades también podrían propagarse a los humanos.

“Comprender cómo la propagación, la gravedad y la distribución de las enfermedades infecciosas de los animales podrían cambiar en el futuro ha alcanzado un nuevo nivel de importancia como resultado de la pandemia mundial causada por el Sars-CoV-2, un patógeno que parece haberse originado en la vida silvestre", dijo Jason Rohr, coautor del artículo.

"Cuando a cada especie de patógeno se le dio el mismo peso, los aumentos previstos en las enfermedades infecciosas en lugares más fríos superaron las disminuciones en lugares más cálidos, lo que podría sugerir un aumento neto de enfermedades infecciosas animales con el cambio climático".

El estudio, realizado por científicos de la Universidad de Notre Dame, la Universidad del Sur de Florida y la Universidad de Wisconsin-Madison, fue publicado en la revista Science.

El equipo planea investigar si existen patrones similares para enfermedades humanas y vegetales.