El coronavirus es de origen animal y no salió de un laboratiorio chino: las conclusiones de la OMS

Es probable que el coronavirus haya pasado a los humanos de los murciélagos a través de un animal desconocido: OMS

Científicos de la Organización Mundial de la Salud también concluyen que es “extremadamente improbable” que el virus se haya filtrado de un laboratorio en Wuhan

Samuel Lovett@samueljlovett
martes 30 marzo 2021 01:16
Read in English

Es "muy probable" que el coronavirus haya pasado primero de los murciélagos a los humanos a través de otro animal, según un informe de la Organización Mundial de la Salud sobre los orígenes del Covid-19.

Una versión preliminar del estudio, que fue obtenida por Associated Press, también concluye que es "extremadamente improbable" que el virus se haya filtrado de un laboratorio en la ciudad china de Wuhan, donde el Covid-19 surgió por primera vez a fines de 2019.

Se había afirmado que los científicos del Instituto de Virología de Wuhan (WIV) estaban experimentando con un virus genéticamente similar al Sars-CoV-2 antes de que se filtrara a la comunidad.

El informe, que aún no se ha hecho público, se basa en gran parte en una visita de un equipo de expertos y científicos internacionales de la OMS a Wuhan desde mediados de enero hasta mediados de febrero.

Según los hallazgos del grupo, la evidencia sugiere que el Sars-CoV-2 surgió naturalmente en los murciélagos antes de pasar a los humanos a través de un huésped animal intermediario no confirmado, un escenario que los científicos consideran "muy probable".

El pariente más cercano del virus Covid-19 se ha encontrado en los murciélagos, que son portadores de una amplia variedad de coronavirus. Sin embargo, el informe dice que "la distancia evolutiva entre estos virus de murciélago y Sars-CoV-2 se estima en varias décadas, lo que sugiere un eslabón perdido".

Leer más: “Extremadamente improbable” que COVID se haya propagado por fuga de laboratorio en Wuhan, dice la OMS

Dijo que se han encontrado virus muy similares en los pangolines, pero también señaló que el visón y los gatos son susceptibles al virus Covid-19, lo que plantea la posibilidad de que estos animales puedan ser los portadores.

El mercado de Wuhan fue uno de los primeros sospechosos porque algunos puestos vendían una variedad de animales, y algunas personas se preguntaban si habían traído el nuevo virus. El informe señaló que una variedad de productos animales, que van desde ratas de bambú hasta ciervos, a menudo congelados, se vendieron en el mercado, al igual que los cocodrilos vivos.

Los científicos de la OMS, que trabajaban junto con los funcionarios de salud chinos, destacaron otros escenarios en los que podría haber surgido Covid-19.

Evaluaron la propagación directa de los murciélagos a los humanos como "probable" y dijeron que la propagación a través de los productos alimenticios de la cadena de frío era "posible".

El mes pasado, el profesor Liang Wannian, jefe del enviado chino que trabaja en la investigación de la OMS, dijo que el virus podría sobrevivir durante largos períodos a temperaturas refrigeradas y podría haberse introducido en el mercado de mariscos de Wuhan a través de productos congelados, una teoría defendida por China.

Sin embargo, dijo que el primer caso detectado de Covid-19 en Wuhan no tenía ningún vínculo con el mercado, lo que indica que puede que no haya sido responsable del primer brote de la ciudad.

Sobre la posibilidad de una fuga de laboratorio, el informe de la OMS dice que esta es "una vía extremadamente improbable".

La OMS inspeccionó de cerca el Instituto de Virología el mes pasado y concluyó que “era muy poco probable que algo pudiera escapar de un lugar así”.

Los autores del estudio piden más investigaciones sobre las diferentes hipótesis sobre los orígenes de Covid-19, excepto la teoría de fugas de laboratorio.

La publicación del informe se ha retrasado repetidamente, lo que plantea dudas sobre si los funcionarios chinos estaban tratando de sesgar las conclusiones para evitar que la culpa de la pandemia recaiga en China.

Sin embargo, su incapacidad para identificar una causa definitiva del brote de Covid-19 no es inesperada, y significa que es probable que la búsqueda de los orígenes del virus continúe en los próximos años.

El estudio ya ha recibido críticas del secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, quien dijo que EE. UU. tenía preocupaciones sobre la "metodología y el proceso" del informe, incluido que el gobierno chino "aparentemente ayudó a redactarlo".

Si bien debe haber “responsabilidad por el pasado”, el enfoque debe estar en la construcción de un sistema más fuerte para el futuro, dijo en CNN.

Anthony Fauci, el principal asesor de Covid-19 del presidente Joe Biden, dijo que no sabía si el informe sería un encubrimiento.

“Lo que me gustaría hacer es ver primero el informe”, dijo. “Se están generando muchas conjeturas sobre lo que hicieron y lo que se les permitió hacer o no”.

"Si, de hecho, obviamente, hubo muchas restricciones en la capacidad de las personas que fueron allí para echar un vistazo, entonces voy a tener una preocupación considerable al respecto".