Vacunas de AstraZeneca y Pfizer pueden mezclarse con seguridad para generar alta protección contra el covid

La respuesta inmune variaba según el orden en que se usaron las dos vacunas, muestra el estudio Com-Cov

Samuel Lovett
lunes 28 junio 2021 18:05
COVID-19 | La variante Delta amenaza temporada turística en Europa
Read in English

Las dosis de las vacunas de AstraZeneca y Pfizer pueden "mezclarse y combinarse" para generar una fuerte respuesta inmunitaria contra el covid, según demuestra una nueva investigación.

El estudio Com-Cov, dirigido por el profesor Matthew Snape de la Universidad de Oxford, ha demostrado que las personas pueden recibir con seguridad una primera inyección de la vacuna de AstraZeneca seguida de una segunda dosis de la de Pfizer en un periodo de cuatro semanas, y viceversa.

Este tipo de vacunación, conocida como "prime-boost" heterólogo, induce "altas concentraciones" de anticuerpos dirigidos a la proteína pico que recubre el exterior del Sars-CoV-2, según el estudio.

Esta parte del virus es la responsable de entrar en las células humanas, lo que sugiere que la mezcla de dosis puede ser eficaz para prevenir mejor la infección.

Los resultados apoyan la decisión tomada por países como Francia y Alemania de administrar segundas dosis de Pfizer a las personas que habían recibido inicialmente la vacuna de AstraZeneca, que se ha relacionado con raros coágulos de sangre en algunos receptores.

Los países que se enfrentan a una escasez de suministros también tendrán la seguridad de que pueden alternar de forma segura y eficaz la administración de diferentes dosis.

Leer más: Sydney entra en confinamiento a medida que aumenta la variante Delta

Según el estudio del Com-Cov, la respuesta inmunitaria varía según el orden de inmunización. Una combinación AstraZeneca-Pfizer indujo una mayor respuesta de anticuerpos y células T que la combinación Pfizer-AstraZeneca.

Ambas combinaciones también produjeron más anticuerpos que el esquema estándar de dos dosis de AstraZeneca, pero el régimen de dos dosis de Pfizer generó la mayor respuesta de anticuerpos en general.

En el estudio se reclutó a un total de 830 personas de 50 años o más, de las cuales casi la mitad tenían problemas de salud subyacentes. Este grupo se dividió en dos: 463 participantes recibieron un régimen de dosis mixto o estándar durante 28 días, y 367 voluntarios fueron vacunados con las mismas combinaciones pero durante 12 semanas.

El profesor Snape describió los resultados como "una guía valiosa para el uso de esquemas de dosis mixtas".

Sin embargo, reconoció que los resultados eran específicos para un intervalo de dosificación de cuatro semanas, que es más corto que el plazo de ocho a doce semanas más comúnmente utilizado para la vacuna de AstraZeneca.

"Se sabe que este intervalo más largo da lugar a una mejor respuesta inmunitaria, y los resultados para un intervalo de 12 semanas estarán disponibles en breve", dijo.

El profesor Jonathan Van-Tam, subdirector médico de Inglaterra, confirmó que los resultados del Com-Cov eran un "paso adelante vital". Pero dada la solidez de los suministros del Reino Unido, no hay "ninguna razón para cambiar los calendarios de vacunación en este momento", añadió.

Los resultados de la mezcla de dosis de las vacunas de AstraZeneca y Pfizer durante un periodo de 12 semanas "tendrán un papel decisivo en las decisiones sobre el futuro del programa de vacunación del Reino Unido", mencionó el profesor Van-Tam.

"Ahora sabemos que la mezcla de dosis podría proporcionarnos una flexibilidad aún mayor para un programa de refuerzo, al tiempo que apoyamos a los países que tienen más camino por recorrer con su despliegue de vacunas y que pueden estar experimentando dificultades de suministro".

Anteriormente, el lunes, los resultados de otro estudio con sede en Oxford descubrieron que una tercera dosis de la vacuna de AstraZeneca induce un "fuerte" refuerzo inmunitario contra el covid y sus diferentes variantes.

La administración de una tercera inyección más de seis meses después de la segunda eleva el número de anticuerpos en la sangre hasta los mismos niveles observados tras la vacunación de doble dosis.

La investigación también mostró un aumento de los anticuerpos capaces de neutralizar las variantes Alfa, Beta y Delta. Pero a pesar de los resultados, la profesora Teresa Lambe, autora principal del estudio, señaló que "no se sabe si serán necesarias las dosis de refuerzo", dados los altos niveles de protección contra enfermedades graves, hospitalización y muerte que ya proporcionan las vacunas actuales en uso.

A nivel interno, los ministros parten de la base de que se ofrecerá una tercera dosis a los mayores de 50 años y a las personas clínicamente vulnerables, según una fuente del gobierno británico.

En mayo, los datos preliminares del estudio Com-Cov mostraron que la mezcla de dosis de vacunas desencadena efectos secundarios a corto plazo más pronunciados en las personas, en comparación con la administración de dos inyecciones de la misma vacuna covid.

Las combinaciones AstraZeneca-Pfizer y Pfizer-AstraZeneca indujeron una "mayor reactogenicidad sistémica" que un esquema estándar de dos dosis, según la investigación.

Un mayor porcentaje de participantes que recibieron dos dosis diferentes durante un periodo de 28 días declararon tener fiebre, escalofríos, fatiga, dolor de cabeza, dolor en las articulaciones y dolor muscular después de su segunda dosis, en comparación con las personas que fueron inmunizadas con dos inyecciones de la vacuna de Pfizer o de AstraZeneca.

Estos síntomas fueron calificados principalmente como "leves" por los receptores, pero también hubo un aumento de los efectos secundarios "moderados" y "graves" entre los voluntarios que recibieron el primer refuerzo heterólogo.

No hubo ninguna hospitalización tras la aparición de estos síntomas, que fueron de corta duración, y el esquema de dosificación mixta resultó finalmente seguro.

Una rama diferente del estudio también está examinando si las vacunas de Pfizer y AstraZeneca pueden mezclarse de forma segura con las vacunas Novavax y Moderna. Ésta ha sido aprobada para su uso en el Reino Unido.