Matt Hancock renuncia como secretario de salud del Reino Unido tras admitir que rompió las reglas de covid

El ex canciller Sajid Javid se convierte en nuevo secretario de salud

Ashley Cowburn
lunes 28 junio 2021 00:40
Matt Hancock announces resignation from government after admitting breaking Covid rules
Read in English

Matt Hancock renunció dramáticamente como secretario de salud después de admitir que rompió las reglas de covid durante una supuesta aventura con una asistente en su oficina departamental.

La declaración de renuncia del ministro se produjo en medio de un creciente clamor para que Boris Johnson lo destituya del gabinete al arriesgarse a poner en peligro mensajes vitales de salud pública, mientras el gobierno continúa respondiendo a la crisis de covid-19.

El primer ministro también anunció que Sajid Javid, quien renunció como canciller en febrero de 2020 después de un enfrentamiento con el gobierno por un intento de reducir su poder en el Tesoro, regresaría al gobierno como secretario de salud.

Una cara clave de la respuesta del gobierno a la pandemia, que firmó las regulaciones sobre el coronavirus, Hancock se disculpó el viernes por violar las reglas después de que imágenes de una grabación de CCTV lo mostraran en su oficina de Whitehall abrazando a una vieja amiga que está en la nómina del gobierno.

Sin embargo, Johnson había apoyado al asediado secretario de salud, y el gobierno insistió en que tenía plena confianza en él hace poco más de 24 horas, a pesar de una creciente reacción de todo el espectro político, incluidos los diputados conservadores, que concluyeron que su posición era "insostenible".

Pero en un intercambio de cartas con el primer ministro, publicado el sábado por la noche, Hancock anunció su renuncia y reiteró su disculpa por infringir las normas, diciendo que le debía al público "ser honesto cuando los hemos defraudado como yo lo he hecho".

También se disculpó con su familia "y seres queridos por haberlos hecho pasar por esto", mientras seguían aumentando las preguntas sobre la contratación de Gina Coladangelo, una amiga de Hancock de la Universidad de Oxford, para el puesto de directora no ejecutiva en el Departamento de Asistencia Sanitaria y Social (DHSC).

Un video publicado por el periódico The Sun el viernes por la noche mostró a Hancock y Coladangelo besándose en su oficina privada de Whitehall, a pesar de que el ministro del gabinete instó repetidamente al público a no abrazar a aquellos con quienes no viven para controlar la propagación del covid-19.

Los expertos legales dijeron que el ministro del gabinete también pudo haber violado las leyes del coronavirus, ya que las reuniones en interiores entre personas que no vivían juntas o que no tenían una exención legal estaban prohibidas en la fecha en que se filmó el video.

Junto con la partida de Hancock, también se informó que Coladangelo dejaría su puesto de tiempo parcial de £15.000 por año en la junta del DHSC.

"Se lo debemos a las personas que se han sacrificado tanto en esta pandemia para ser honestos cuando las hemos decepcionado, como lo hice yo al violar las pautas", agregó Hancock en su correspondencia con el primer ministro.

En su respuesta, Johnson dijo que "lamentaba" recibir la carta de Hancock, y agregó: "Deberías dejar el cargo muy orgulloso de lo que has logrado, no solo al abordar la pandemia, sino incluso lo que hiciste antes del covid-19".

"Por encima de todo, ha sido tu tarea lidiar con un desafío mayor que el que enfrentó cualquiera de tus predecesores, y al luchar contra covid, has estado a la altura de ese desafío, con la abundante energía, inteligencia y determinación que son tu sello distintivo".

Jonathan Ashworth del partido laborista, que ha tenido el papel equivalente a Hancock como parte de la oposición en los Comunes durante la pandemia, dijo: “Es correcto que Matt Hancock haya renunciado. Pero, ¿por qué Boris Johnson no tuvo las agallas para despedirlo y por qué dijo que el asunto estaba cerrado?”.

“Boris Johnson ha demostrado que no tiene ninguna de las cualidades de liderazgo que se requieren de un primer ministro. El sustituto de Hancock no puede seguir trabajando como de costumbre. Durante el mandato de Hancock, los tiempos de espera se dispararon, los hogares de ancianos quedaron expuestos a covid y se le falló al personal del NHS (Servicio Nacional de Salud del Reino Unido) de manera grave. Nuestro NHS se merece mucho mejor".

La decisión de nombrar a Javid fue criticada de inmediato por el ex ayudante principal de Johnson, Dominic Cummings, quien afirmó que su ascenso de la banca trasera al gobierno como secretario de salud sería "terrible para el NHS", y sugirió la esposa del primer ministro, Carrie Johnson, quien fue un ex asesor de Javid, tuvo un papel en su nombramiento.

"Si yo no hubiera engañado al primer ministro para que despidiera a Saj, tendríamos un Tesoro con asesores especiales inútiles, sin esquema de licencia paga por el gobierno durante la pandemia, sería caos total en lugar de un equipo conjunto 10/11, lo cual fue un gran éxito", agregó. "Triste = mediocre = buscando atención en la prensa + fallar = terrible para el NHS".

‘Covid-19 Bereaved Families for Justice’, un grupo que lucha por una investigación pública sobre el manejo de la pandemia por parte del gobierno, dijo que estaba "claro que Matt Hancock necesita irse y es absolutamente correcto que se haya ido".

Leer más: Derek Chauvin: ex oficial de policía condenado a 22 años y medio por el asesinato de George Floyd

Jo Goodman, cofundadora del grupo, dijo: “Mientras este gobierno predicaba el distanciamiento social, el secretario de salud actuaba como si fuera una regla para él y otra regla para todos los demás. Es un patrón de comportamiento que hemos visto en todo el gobierno durante este período y afecta profundamente a las familias en duelo que han estado haciendo todo lo posible para seguir las reglas y proteger a los demás”.

“Pero con toda honestidad, muchos de nosotros nos hemos estado preguntando por qué un secretario de salud que presidió uno de los peores números de muertes por covid-19 en el mundo necesitaba un escándalo personal para renunciar”.

“150.000 muertes por covid-19. Sistema de prueba y rastreo fallido. Equipo de protección inadecuado para el personal de salud y trabajadores esenciales. Pacientes que dieron positivos por covid obligados a irse a residencias. Sabemos que Boris Johnson pensaba que Hancock era inútil desde el principio, entonces, ¿por qué le permitió supervisar la pérdida de tantas vidas? Debería haber dimitido hace mucho tiempo".