Constructores de Stonehenge “pudieron haber comido repostería estilo pastel de carne picada en invierno”

English Heritage evoca imágenes de repostería de bellota y “barras energéticas” neolíticas

Jon Sharman
jueves 02 diciembre 2021 16:57
English Heritage promueve una nueva receta 'inspirada en el neolítico'
English Heritage promueve una nueva receta 'inspirada en el neolítico'
Read in English

Expertos en patrimonio histórico especularon que los británicos neolíticos pudieron haber comido repostería estilo pastel de carne picada durante las festividades de invierno.

La evidencia de las excavaciones arqueológicas en el sitio de Durrington Walls, cerca de Stonehenge, sugiere que la gente recolectaba y cocinaba manzanas cangrejo (una subespecie de manzana), endrinas, avellanas y otras frutas hace más de 4.000 años.

Y English Heritage declaró que estos primeros británicos también tenían la capacidad de cultivar cereales y potencialmente harina de trigo, incluso avellanas o bellotas.

Esto, se imagina, podría haber permitido a los constructores de Stonehenge hacer repostería, aunque no hay evidencia de ello.

Nuestros antepasados neolíticos, por lo tanto, pudieron haber combinado todo esto para hacer comida al estilo de pastel de carne picada, o quizás “barras energéticas” si agregaran grasa de carne, según el English Heritage.

La organización benéfica promueve los “pasteles neolíticos de carne picada”, que sus voluntarios de Stonehenge harán y venderán este invierno. Están hechos con una mezcla de harina de bellota y granos similares al trigo que se habrían utilizado en esa época.

Susan Greaney, historiadora senior de English Heritage, comentó: “Sabemos que el invierno y los festejos fueron muy importantes para los constructores de Stonehenge y, gracias al Proyecto Stonehenge Riverside, tenemos la suerte de contar con evidencia que nos dice que tuvieron acceso a alimentos nutritivos, frutas y nueces, y que incluso pudieron haber creado y cocinado recetas”.

“Agregar grasas cárnicas a las avellanas y frutas los habría convertido en una gran barra energética, llena de calorías. Es posible que estos alimentos se consumieran tanto para la celebración como para el sustento, y el compartir los alimentos ayudó a la comunidad a unirse, lo que alentó a las personas a viajar desde todas partes para ayudar a construir Stonehenge”.

“Nunca sabremos con certeza qué recetas preferían, pero es divertido imaginar que se recibía a los viajeros con una bandeja de pasteles de carne picada”.

Los expertos ya sabían que la carne de cerdo, la de res y los lácteos formaban parte de la dieta neolítica, pero la cantidad era menor cuando se trataba de alimentos más dulces.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in