El ave salvaje más antigua del mundo eclosiona un nuevo polluelo a los 70 años

Wisdom, un albatros de Laysan, fue anillado por primera vez en 1956 y ha criado al menos 40 polluelos

Harry Cockburn
viernes 05 marzo 2021 16:58

“Cada año que vuelve Wisdom, aprendemos más sobre cuánto tiempo pueden vivir las aves marinas y criar polluelos”, dijo la bióloga del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de EE.UU.

Read in English

El ave silvestre más antigua conocida del mundo, un albatros de Laysan llamado Wisdom, no solo cumplió 70 años este año, sino que también ha criado lo que es al menos su polluelo número 40, en una hazaña que está ampliando los límites del conocimiento humano sobre cómo viven las aves.

Wisdom, quien fue anillada en 1956, es el ave salvaje más antigua conocida en la historia, y puede tener incluso más de 70 años, ya que se estimó que tenía solo cinco años en ese momento, la edad más temprana en que un albatros alcanza la madurez sexual.

El mes pasado, su nuevo polluelo nació en el atolón de Midway, un pequeño pedazo de tierra, a 1.300 millas al noroeste de Hawai en el medio del Océano Pacífico Norte.

El ave marina septuagenaria ha estado criando polluelos con su pareja actual, llamada Akeakamai, desde al menos 2010, según el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de EE. UU. (USFWS).

Leer más: Bajas temperaturas por tormenta invernal en EE.UU. afectan gravemente a la vida silvestre

Los albatros de Laysan se consideran especies que se asocian de por vida, pero debido a la longevidad de Wisdom, ha tenido que encontrar varias parejas nuevas después de haber sobrevivido a sus compañeros.

Su regreso al atolón, que forma parte de una reserva de vida silvestre, a fines de noviembre fue una llegada emocionante para los funcionarios de vida silvestre, quienes anticiparon que podría llegar a su cumpleaños histórico y criar otro polluelo.

“Cada año que vuelve Wisdom, aprendemos más sobre cuánto tiempo pueden vivir las aves marinas y criar polluelos”, dijo la bióloga del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de EE.UU. Beth Flint a Star Advertiser de Hawaii.

"Su regreso no solo inspira a los amantes de las aves en todas partes, sino que nos ayuda a comprender mejor cómo podemos proteger a estas elegantes aves marinas y el hábitat que necesitan para sobrevivir en el futuro".

Hasta principios del siglo XXI, se pensaba que los albatros de Laysan vivían alrededor de los 40 años. Pero Wisdom ha reescrito los libros de historia natural.

En 2002, el biólogo Chandler Robbins del USFWS, que estaba trabajando en el atolón de Midway, notó un pájaro con un anillo irregular que necesitaba ser reemplazado. Para su asombro, descubrió que no solo el ave en cuestión tenía 51 años, sino también que él mismo había sido el hombre que la había anillado en 1956.

Robbins murió en 2017 a los 98 años.

Los albatros de Laysan pasan alrededor del 90 por ciento de su vida entera en el aire o en el mar mientras deambulan por las aguas salvajes del Pacífico Norte.

La gran mayoría del conocimiento científico de los seres humanos sobre las aves proviene de lo que podemos observar durante el escaso 10 por ciento de su tiempo cuando las aves llegan a sus colonias en el Pacífico para encontrar pareja y criar a sus crías.

La hazaña de Wisdom es notable dada la vida extraordinariamente dura que llevan los albatros y la creciente gama de amenazas que enfrentan, no solo de tormentas, tsunamis y depredación natural de tiburones, sino también de la crisis climática, que empeora los niveles de contaminación plástica y otros desechos.

Los albatros no suelen poner huevos todos los años y, cuando lo hacen, ponen solo uno, por lo que cada polluelo valioso que nace y sobrevive hasta la edad adulta marca la diferencia para el futuro de la población de albatros.

"No sabemos exactamente cuántos pollitos ha criado, pero ciertamente al menos 35 según lo que sabemos sobre su desempeño en los últimos años", dijo el Dr. Flint a Hawaii News Now.

La notable longevidad de Wisdom y la extraordinaria crianza de polluelos en la vejez le han ganado fama en Internet, y en Hawái, la especie, que se conoce como mōlī, es una parte clave de la cultura indígena, y representa al dios de la agricultura Lono, que simboliza la lluvia, la fertilidad y música.