Buzo sobrevive a ser tragado y escupido por ballena jorobada

“Me di cuenta, Dios mío, estoy en la boca de una ballena y él está tratando de tragarme”.

Celine Wadhera
sábado 12 junio 2021 20:59
¡Precioso! Cachorros de león marino rehabilitados liberados al océano Pacífico
Read in English

Un buzo de langosta experimentado sobrevivió a ser atrapado en la boca de una ballena jorobada cerca de Provincetown, Massachusetts, el viernes por la mañana.

Michael Packard estaba buscando langostas en el fondo del océano en su segunda inmersión del día, aproximadamente a 45 pies debajo de la superficie, cuando dijo que sintió un golpe y luego se quedó en la oscuridad total.

"De repente, sentí un gran empujón, y lo siguiente que supe fue que era completamente negro", dijo Packard a WBZ-TV, tras su salida del Hospital de Cape Cod.

En un principio, el hombre de 45 años pensó que estaba en la boca de un gran tiburón blanco, que es común en la zona. Pero cuando se dio cuenta de que no había sufrido ninguna herida obvia por los dientes afilados, determinó que estaba en la boca de una ballena.

"Me di cuenta, Dios mío, estoy en la boca de una ballena y él está tratando de tragarme".

"Y pensé para mí mismo, está bien, esto es todo, voy a morir".

Packard dijo que luego sus pensamientos fueron a su esposa e hijos, a quienes temía no volver a ver nunca más.

Estima que estuvo en la boca de la ballena durante 30 a 40 segundos. Packard pudo seguir respirando, ya que tenía su regulador en la boca, pero pudo sentir a la ballena “apretando los músculos de la boca” todo el tiempo.

Packard le dijo a CBSN Boston: “Estaba sucediendo tan rápido, mi único pensamiento era cómo salir de esa boca, y me di cuenta de que no se podía vencer a una bestia de ese tamaño. Iba a hacer conmigo lo que quería hacer".

Afortunadamente, el destino estaba del lado de Packard. Dijo que podía decir que a la ballena no le gustaba tenerlo en la boca.

“De repente subió a la superficie. Simplemente hizo erupción y comenzó a negar con la cabeza, y simplemente me arrojaron al aire y aterricé en el agua y fui libre".

Añadió: “Simplemente floté allí. No podía creer que saliera de eso".

Josiah Mayo, un tripulante del barco de Packard, vio a la ballena salir a la superficie y escupir al buzo. Mayo sacó a Packard del agua antes de llamar a la costa por radio y regresar rápidamente al muelle de Provincetown.

Una ambulancia recibió a Packard en el muelle y lo llevó al Hospital Cape Cod; fue liberado el viernes por la tarde, después de haber sufrido algunos hematomas y daños en los tejidos blandos de las piernas mientras estaba en la boca de la ballena.

Leer más: Administración de Trump espió a demócratas y a sus hijos a través de Apple

Jooke Robbins, directora de Estudios de Ballenas Jorobadas en el Centro de Estudios Costeros en Provincetown, dijo a The Cape Cod Times que lo que le sucedió a Packard probablemente fue un accidente, causado por una ballena juvenil algo torpe.

Dijo que a medida que las ballenas jorobadas se alimentan, sus bocas se abren y se hinchan en forma de paracaídas, obstruyendo su visión, que es probablemente lo que llevó a que Packard quedara atrapado en la boca de la ballena. Añadió que no se sabe que las ballenas jorobadas sean agresivas, especialmente con los humanos.

Los incidentes de ballenas jorobadas que hieren a nadadores y buceadores son extremadamente raros, si no inexistentes, dijo Robbins. Añadiendo: "No es algo que haya escuchado antes".