Cyberflashing: ¿Qué es y es ilegal?

Una de cada cuatro mujeres dice que ha aumentado durante la pandemia

Olivia Petter
miércoles 03 noviembre 2021 18:14
Read in English

La aplicación de citas Bumble acaba de lanzar una campaña para criminalizar el cyberflashing en Inglaterra y Gales, después de haber publicado datos que muestran que una de cada cuatro mujeres cree que se ha vuelto más frecuente durante la pandemia.

La investigación de la aplicación también encontró que, en el último año, casi la mitad de las mujeres (cuarenta y ocho por ciento) de entre dieciocho y veinticuatro años recibieron una foto sexual no solicitada.

Al unir fuerzas con ONU Mujeres, Bumble tiene la intención de realizar consultas parlamentarias entre partidos con los principales responsables políticos y los principales expertos para avanzar hacia la legislación y soluciones preventivas para poner fin al cyberflashing.

Aquí encontrarás todo lo que necesitas saber sobre el cyberflashing.

¿Qué es cyberflashing?

Cyberflashing es el acto de enviar imágenes obscenas no solicitadas, por ejemplo, a través de AirDrop.

El diccionario de Cambridge lo describe de la siguiente manera: “El acto de alguien que usa internet para enviar una imagen de su cuerpo desnudo, sobre todolos genitales (u órganos sexuales), a alguien que no conoce y que no le pidió que lo hiciera”.

¿Es ilegal el cyberflashing?

Ha sido ilegal en Escocia desde 2010, sin embargo, no existe una legislación específica contra él en Inglaterra y Gales.

Los llamados al gobierno para que criminalice el cyberflashing han aumentado en los últimos años, a medida que su prevalencia se vuelve más evidente.

En julio, un informe publicado por la Comisión de Derecho estipuló que, si bien la Ley de Delitos Sexuales tipificaba como delito la exposición de los genitales, no estaba claro si cubría imágenes o grabaciones de video y que se debería introducir una nueva legislación.

El informe destacó el daño causado por el cyberflashing y afirmó que: "A menudo se experimenta como una forma de acoso sexual, que implica la intrusión sexual coercitiva de los hombres en la vida cotidiana de las mujeres".

En el momento de la publicación del informe, Caroline Dinenage, ministra de digital y cultura, declaró que el gobierno consideraría las recomendaciones de la comisión.

“Imponemos nuevas responsabilidades legales a las empresas de redes sociales para proteger al público británico. Pero tenemos que estar seguros de que podemos responsabilizar a las personas que utilizan estos sitios para amenazar, abusar y difundir el odio”.

¿Qué tan común es el cyberflashing?

En 2019, la Policía de Transporte británica registró sesenta y seis informes de fotografías no solicitadas enviadas a través del servicio de intercambio de archivos AirDrop.

Sin embargo, otras encuestas, como la realizada por Bumble, indican que el problema es mucho más común de lo que la gente piensa.

Claire Barnett, directora ejecutiva de ONU Mujeres Reino Unido, dijo: “El ‘cyberflashing’ es un problema generalizado que, al igual que otras formas de acoso sexual, afecta e impacta de manera desproporcionada a mujeres y niñas.

“A medida que reconstruimos tras la pandemia, tenemos una oportunidad única de reconsiderar cómo usamos e interactuamos en los espacios públicos, tanto en línea como fuera de línea. Los espacios digitales se convertirán en una parte mayor de nuestra vida diaria, por lo que, por el bien de las generaciones futuras, es crucial que lo consigamos ahora mismo, con soluciones preventivas y educativas para detener la violencia en línea".