Angela Merkel pide a los alemanes festejar la Navidad por videollamadas, sin visitas familiares

Alemania registró más de 31 mil nuevas infecciones y 702 muertes este sábado, un aumento en los casos de casi el 60 por ciento

Bethany Dawson@bethanymrd
sábado 19 diciembre 2020 20:17
<p>La canciller alemana llama a los ciudadanos a evitar viajes innecesarios y limitar los contactos sociales al mínimo absoluto.&nbsp;</p>

La canciller alemana llama a los ciudadanos a evitar viajes innecesarios y limitar los contactos sociales al mínimo absoluto. 

Read in English

Angela Merkel ha instado a los alemanes a evitar visitar a sus familiares durante la Navidad y utilizar videollamadas.

Alemania está luchando contra un aumento en las infecciones y muertes por coronavirus a medida que las celebraciones de la rápida recuperación del país de la primera ola se convierten en ira por las vidas perdidas durante la segunda.

"Las mujeres y hombres, estacionados lejos de casa para garantizar nuestra seguridad, saben lo que significa tener un contacto limitado con sus seres queridos", dijo la canciller alemana en su video podcast semanal.

“Saben lo que significa poder usar Skype durante un largo período de tiempo en lugar de estar juntos”, indicó.

Alemania registró más de 31 mil nuevas infecciones y 702 muertes el sábado, dijo el Instituto Robert Koch para enfermedades infecciosas, lo que representa un aumento en los casos de casi el 60 por ciento.

El país entró en un duro bloqueo el 16 de diciembre, cerrando todas las tiendas no esenciales e imponiendo toques de queda en algunas áreas, y se espera que las medidas duren hasta al menos el 10 de enero.

Merkel ha estado haciendo llamamientos emocionales antes de Navidad y Año Nuevo, invitando a los alemanes a evitar viajes innecesarios y limitar los contactos sociales al mínimo absoluto.

“Lo que nos espera a muchos de nosotros durante la Navidad es normal para las personas en misiones en el extranjero”, dijo.

El 27 de diciembre se espera que Alemania comience a implementar la vacuna COVID-19 desarrollada por BioNTech y la compañía estadounidense Pfizer.