Ron DeSantis apoya propuesta de prohibición del aborto después de las 15 semanas sin exención por violación o incesto

El proyecto de ley es similar a uno que está siendo impugnado en la Corte Suprema

Josh Marcus
jueves 13 enero 2022 20:55

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, pregunta si la gente se hacía pruebas de enfermedades antes del covid-19

Read in English

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, se pronunció a favor de un nuevo proyecto de ley de aborto restrictivo que prohibiría el procedimiento después de 15 semanas y no incluye excepciones por violación o incesto.

“Apoyo las 15 semanas”, dijo el miércoles. “Creo que eso es muy razonable y creo que es muy consistente con apoyar la protección de la vida. Trabajaremos con ellos a medida que superen ese proceso, pero creo que será algo que podamos firmar y creo que mucha gente estará muy contenta con eso”.

Los legisladores republicanos presentaron un par de proyectos de ley con las nuevas restricciones en la Cámara y el Senado del estado el martes, el primer día de la sesión legislativa.

La legislación también se une a otra propuesta republicana aún más estricta del otoño pasado, en la que Florida implementaría un proyecto de ley sobre el aborto inspirado en una controvertida ley de Texas. La ley de Texas, que se implementó el año pasado, así como la propuesta republicana pendiente, prohíbe los abortos después de que se detecta un latido fetal, alrededor de las seis semanas de embarazo, antes de que muchas personas sepan que están embarazadas.

“Se presentó la prohibición del aborto de 15 semanas de Florida y, por supuesto, están tratando de calificarla como que NO es una prohibición del aborto. Eso es porque los miembros republicanos saben que las prohibiciones del aborto son extremas y no cuentan con el apoyo de la mayoría de nuestro estado o país”, escribió la representante demócrata de Florida, Anna V Eskamani, en un comunicado en Twitter el martes. “Prepárense para pelear”.

Si cualquiera de las prohibiciones propuestas de aborto de 15 semanas o de seis semanas se convierte en ley, podría provocar una lucha legal masiva.

La ley de Texas, que sigue vigente, incitó a los proveedores de servicios de aborto a demandar. El caso llegó a la Corte Suprema, donde una mayoría en noviembre envió la demanda a un tribunal inferior para que continuara, lo que permitió que las restricciones permanecieran vigentes mientras se desarrollaba el caso.

“Este es un día oscuro para los pacientes de aborto y para los médicos y proveedores”, dijo sobre el fallo Marc Hearron, concejero principal del Centro de Derechos Reproductivos. “También es un día oscuro para cualquiera que se preocupe por los derechos constitucionales”.

Los estudios han sugerido que los abortos se han reducido a la mitad de su nivel normal desde que entró en vigor la nueva ley de Texas. La prohibición de seis semanas no es la única parte controvertida de la legislación. También convierte a los ciudadanos comunes, en lugar de a los funcionarios, en los ejecutores de facto de la prohibición, lo que permite que cualquier persona demande a alguien que “ayude e instigue” un aborto y ofrece una recompensa de US$10.000 para aquellos que tienen éxito.

Así es más difícil cuestionar la ley en los tribunales, ya que la mayoría de las decisiones judiciales que cuestionan tales reglas exigen que los funcionarios del gobierno hagan cumplir una ley, no los ciudadanos privados.

Las cosas podrían ponerse aún más peligrosas para el aborto en 2021, ya que la Corte Suprema considera anular el caso base de aborto de Roe v Wade, que estableció que la constitución otorgaba el derecho al aborto.

Allí, los proveedores de servicios de aborto impugnaron una ley de Misisipi que prohíbe el aborto después de las 15 semanas, pero en el proceso, el estado solicitó a la corte que reconsidere toda su jurisprudencia sobre el aborto y revoque Roe.

Con una firme mayoría conservadora en la corte, gracias a los tres nombramientos de Donald Trump durante su mandato, a los defensores del aborto les preocupa que esto pueda significar el fin del derecho legal nacional al aborto, que la decisión Roe de 1973 dejo establecido.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in