Seis formas en que las redes sociales afectan negativamente tu salud mental

Documentar cada uno de tus movimientos en las redes sociales puede pasar factura

¿Qué es el "Blue Monday"?
Read in English

El auge de las redes sociales ha significado que las personas estén más conectadas que nunca en la historia de los tiempos. Pero nuestra dependencia de las redes sociales puede tener un efecto perjudicial en nuestra salud mental, ya que la persona promedio revisa su teléfono hasta 28 veces al día.

Si bien las plataformas de redes sociales pueden tener sus beneficios, usarlas con demasiada frecuencia puede hacer que te sientas cada vez más infeliz y aislado a largo plazo.

El aluvión constante de fotos perfectamente filtradas que aparecen en Instagram seguramente afectará la autoestima de muchas personas, mientras que revisar obsesivamente tu cuenta de Twitter justo antes de acostarse podría contribuir a la mala calidad del sueño.

Aquí hay seis formas en que las redes sociales podrían estar afectando negativamente tu salud mental sin que usted se dé cuenta.

Autoestima

Todos tenemos nuestra parte justa de inseguridades, algunas de las que hablamos abiertamente y otras que preferimos guardar para nosotros.

Sin embargo, compararse con otros en las redes sociales al ver sus fotos de Instagram estéticamente perfectas o mantenerse al día con el estado de tu relación en Facebook podría hacer poco para calmar sus sentimientos de duda.

Un estudio realizado por la Universidad de Copenhague encontró que muchas personas sufren de “envidia de Facebook”, y quienes se abstuvieron de usar el popular sitio informaron que se sentían más satisfechos con sus vidas.

“Cuando obtenemos un sentido de valía basado en cómo lo estamos haciendo en relación con los demás, colocamos nuestra felicidad en una variable que está completamente fuera de nuestro control”, explicó el Dr. Tim Bono, autor de When Likes Aren't Enough en Healthista.

Ser más consciente de la cantidad de tiempo que pasa desplazándose por los perfiles en línea de otras personas podría ayudarlo a concentrarse más en sí mismo y aumentar su confianza en sí mismo.

Conexión humana

Como seres humanos, es muy importante para nosotros poder comunicarnos y forjar conexiones personales entre nosotros.

Sin embargo, puede ser difícil hacerlo cuando estamos pegados a pantallas rectangulares, familiarizándonos más con las fachadas digitales de nuestros amigos que con la persona de la vida real.

Stina Sanders, una exmodelo que tiene 107.000 seguidores en Instagram, explicó cómo las redes sociales a veces la hacen sentir como si la estuvieran excluyendo.

"Sé por mi experiencia que puedo tener FOMO ("miedo a perderse algo") cuando veo las fotos de mi amigo de una fiesta a la que no fui, y esto, a su vez, puede hacerme sentir bastante sola y ansiosa", dijo a The Independent.

Un estudio publicado en el American Journal of Epidemiology que evaluó a 5,208 sujetos encontró que, en general, el uso regular de Facebook tuvo un impacto negativo en el bienestar de una persona.

Memoria

Las redes sociales pueden ser excelentes para recordar con cariño los recuerdos y contar cómo ocurrieron eventos pasados.

Sin embargo, también puede distorsionar la forma en que recuerdas ciertos detalles de tu vida.

Muchos de nosotros somos culpables de pasar demasiado tiempo tratando de tomar la foto perfecta de una maravilla visual, sin absorber la experiencia de primera mano de presenciarla con sus propios ojos.

“Si dirigimos toda nuestra atención a capturar las mejores tomas para que las admiren nuestros seguidores de las redes sociales, habrá menos disponibilidad para disfrutar de otros aspectos de la experiencia en tiempo real”, dijo el Dr. Bono.

"Pasar demasiado tiempo en nuestros teléfonos restará valor a esos otros aspectos de la experiencia, socavando la felicidad que podríamos estar obteniendo de ellos".

Dormir

Dormir lo suficiente es de suma importancia.

Sin embargo, muchos de nosotros usamos nuestros teléfonos antes de dormir, lo que hace que sea más difícil quedarse dormido.

"Ponerse nervioso por la ansiedad o la envidia por lo que vemos en las redes sociales mantiene el cerebro en alerta máxima, lo que nos impide quedarnos dormidos", explicó el Dr. Bono.

"Además, la luz de nuestro dispositivo móvil a solo unos centímetros de nuestra cara puede suprimir la liberación de melatonina, una hormona que nos ayuda a sentirnos cansados".

Intente establecer una regla estricta de no usar su teléfono durante al menos 40 minutos a una hora antes de irse a la cama, y vea si eso hace una diferencia en la calidad de su sueño.

Capacidad de atención

Tu cerebro no solo es subconsciente de lo que debe preocuparse, sino también debe ser capaz de concentrarse por completo cuando estás despierto.

Si bien es increíble considerar la cantidad de información disponible al alcance de la mano gracias a las redes sociales, también significa que las personas se distraen con mucha más facilidad.

"Las redes sociales han proporcionado un medio para ceder constantemente a la tentación del entretenimiento instantáneo y de fácil acceso", dijo el Dr. Bono.

Si no puedes evitar revisar tu teléfono durante al menos unos minutos, haría bien en poner a prueba su fuerza de voluntad de vez en cuando.

Salud mental

No solo se ha demostrado que las redes sociales causan infelicidad, sino que también pueden conducir al desarrollo de problemas de salud mental como ansiedad o depresión cuando se usan demasiado o sin precaución.

En marzo de 2018, se informó que más de un tercio de la Generación Z de una encuesta de 1,000 personas declaró que estaban abandonando las redes sociales para siempre, mientras que el 41 por ciento afirmó que las plataformas de redes sociales los hacen sentir ansiosos, tristes o deprimidos.

Ben Jacobs, un DJ que tiene más de 5.000 seguidores en Twitter, decidió hacer una pausa de la plataforma en enero de 2016 y ha encontrado la pausa realmente beneficiosa.

"Twitter de hecho me hizo sentir ansioso de vez en cuando, ya que poco a poco me di cuenta de que estaba preocupado por los sentimientos de los miles de extraños a los que seguía, mientras que ellos no necesariamente sabían quién era yo", dijo.

"Desde mi pausa en Twitter, he tenido la cabeza más despejada y tengo mucho tiempo para dedicarlo a otras cosas, como despertarme con un sudor frío a las 3 a.m. Y leer un libro".

Si bien no es necesario que abandones las redes sociales para siempre, si sientes que están empezando a atascarte, ¿por qué no considerar asignar espacios de tiempo libres de las redes sociales durante tu rutina diaria? El pequeño cambio podría hacerte mucho bien.

Si necesita apoyo de salud mental, puede comunicarse con la línea de ayuda gratuita de Samaritans al 116 123, enviar un correo electrónico a jo@samaritans.org o visitar www.samaritans.org para encontrar detalles de su sucursal más cercana.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Please enter a valid email
Please enter a valid email
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Please enter your first name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
Please enter your last name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
You must be over 18 years old to register
You must be over 18 years old to register
Opt-out-policy
You can opt-out at any time by signing in to your account to manage your preferences. Each email has a link to unsubscribe.

By clicking ‘Create my account’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in