NASA publica asombrosas imágenes de Júpiter y encuentra un misterio en su Gran Mancha Roja

Las observaciones ya han mostrado “remolinos” en la icónica Gran Mancha Roja del planeta

Adam Smith@adamndsmith
viernes 14 mayo 2021 18:27
Así se vieron Júpiter y Saturnos en la 'Gran Conjunción'

La NASA y la Agencia Espacial Europea han publicado nuevas imágenes asombrosas de Júpiter, revelando su Gran Mancha Roja, supertormentas, ciclones y más.

Júpiter es el planeta más grande de nuestro sistema solar, con un radio 11 veces más ancho que la Tierra (69,911 kilómetros); si la Tierra fuera del tamaño de una moneda de 20 peniques, Júpiter sería tan grande como una pelota de baloncesto.

Se tomaron tres imágenes de este gigante gaseoso simultáneamente en 2017; uno con luz infrarroja, uno con luz visible y otro con radiación ultravioleta.

La Gran Mancha Roja, una tormenta persistente lo suficientemente grande como para envolver todo nuestro planeta, se aprecia en las imágenes tomadas con luz visible y luz ultravioleta, pero casi se pierde en las longitudes de onda infrarrojas. Esto también puede ser utilizado por los científicos para localizar cromóforos, que son partículas que le dan a la tormenta su color al absorber la luz azul y ultravioleta.

Las observaciones ya han llevado a algunos hallazgos sorprendentes: lagunas en la Gran Mancha Roja que parecen nubes en luz visible, pero que en realidad no están allí. Si bien los agujeros no se han explicado completamente, Mike Wong de la Universidad de California plantea la hipótesis de que podrían ser similares a "remolinos en el océano".

Continuó: “A medida que giran las nubes de tormenta, se pueden obtener pequeñas anomalías de estos remolinos que forman rayas con solo terminar. Y esa es la forma que estamos viendo en estos agujeros. Así que probablemente sea solo una turbulencia débil, pero a medida que gira, se estira”.

Red Spot Jr, una tormenta más pequeña ubicada en la parte inferior derecha de su hermano mayor, también es visible usando luz normal y ultravioleta. En la imagen de longitud de onda visible, tiene un borde exterior rojo claramente definido con un centro blanco, pero se pierde en medio de nubes más grandes en la vista infrarroja.

Leer más: NASA califica a China de “irresponsable” tras accidente con un cohete

La imagen infrarroja también revela una franja brillante en el hemisferio norte de Júpiter. Este es un vórtice ciclónico, o tal vez, sugiere el observatorio Gemini North, una serie de vórtices, que tiene un tamaño de 72,000 kilómetros.

En longitudes de onda visibles, el ciclón aparece de color marrón oscuro, lo que lleva a que este tipo de características se denominen ‘barcazas marrones’ en las imágenes de la nave espacial Voyager de la NASA. Debajo de ellos hay cuatro grandes “puntos calientes”, que se descubrieron por primera vez en la década de 1960.

Las vistas visible y ultravioleta fueron capturadas por la cámara de campo amplio 3 en el telescopio espacial Hubble, mientras que la imagen infrarroja proviene del instrumento Near-InfraRed Imager (NIRI) en Gemini North en Hawái.