Cáncer de tiroides: una madre “sana y en forma” comparte los 4 síntomas que ignoró de la enfermedad

Christina McKnight, ahora de 35 años, pensó poco en sus síntomas y fue diagnosticada después de que su esposo la “obligó” a consultar a un médico

Athena Stavrou
Miércoles, 23 de noviembre de 2022 15:55 EST

Una madre que padeció cáncer de tiroides comparte los síntomas que ignoró antes de su diagnóstico

Read in English

Una madre que padeció cáncer de tiroides a los 27 años reveló los síntomas que ignoró durante las semanas previas a su diagnóstico, desde piel seca hasta cabello quebradizo.

Christina McKnight, que ahora tiene 35 años, pasó semanas sin pensar mucho en las señales y recibió el diagnóstico hasta después de que su esposo, Matthew Mcknight, de 36 años, la “obligó” a consultar a un médico.

Le diagnosticaron cáncer de tiroides en el otoño de 2014, a pesar de no tener antecedentes familiares y ser “joven, y estar sana y en forma”.

Christina, que ahora tiene un hijo de cinco años, pensó que sus síntomas se debían al estrés después de que consiguió un ascenso en su trabajo en un banco comercial.

Sin embargo, su fatiga, confusión mental, piel seca y cabello quebradizo eran signos de algo mucho más siniestro.

Christina, una creadora de contenido de la ciudad de Oklahoma, Estados Unidos, dijo: “Fue una de esas cosas que nunca pensé que me pasarían”.

“Era joven, estaba sana y en forma. Acababa de correr un medio maratón, hice CrossFit durante tres años y no tenía una enfermedad tiroidea hereditaria conocida en la familia”.

“Empecé a sentirme muy cansada y tenía mucha confusión mental, pero pensé que era solo por mi ascenso”.

“Entonces mi esposo notó lo cansada que estaba y mi falta de interés en cosas como el gimnasio, que generalmente me encanta”.

“No podía hacer las cosas como solía hacerlo. Tenía que ir a trabajar en domingo para ponerme al corriente porque mi mente estaba muy confundida”.

Christina dijo que comenzó a notar que su cabello se volvía “extrañamente quebradizo”, y su piel se volvía más seca.

“Seguía restándole importancia”, ella dijo.

“Mi esposo sabía que algo estaba mal y me hizo programar una cita con el médico, la cual cancelé dos veces porque tenía demasiadas cosas que hacer. Finalmente, fui al médico, sobre todo para tranquilizarlo”.

“Dije que mis síntomas se debían a que yo no me estaba cuidando: comía comida rápida y estaba estresada en el trabajo”.

“Afortunadamente, el médico reconoció mis síntomas, ya que recientemente había diagnosticado cáncer de tiroides a otras personas”.

“Me palpó el cuello y encontró un bulto del que ni siquiera me había dado cuenta e inició el proceso para el diagnóstico”.

Christina luego se sometió a un ultrasonido y una biopsia que confirmaron que tenía cáncer de tiroides.

Al principio, Christina dudaba en aceptar el diagnóstico, ya que tendrían que extirparle la tiroides.

La tiroides se encuentra en el cuello y produce hormonas vitales que regulan el metabolismo, los niveles de energía, el ritmo cardiaco y la temperatura corporal.

Como atleta y corredora, Christina se mostró reacia a someterse a la cirugía, por lo que obtuvo una segunda opinión que también confirmó que tenía cáncer de tiroides.

Se sometió a una tiroidectomía en noviembre de 2014, seguida de un tratamiento de ablación con yodo radiactivo en enero para extirpar cualquier resto de su glándula tiroides.

Un año después, obtuvo el visto bueno, pero debe administrarse inyecciones de reemplazo de tiroides para compensar la pérdida de hormonas.

Christina, que comparte sus experiencias con sus 102.000 seguidores en TikTok, dijo: “Fue muy surrealista, porque cáncer es una palabra muy significativa”.

“Fue un shock y pensé que esto no podía ser, fue una sensación extraña”.

“Muchas veces dicen que el cáncer de tiroides lo desarrollan las personas mayores y que es hereditario, pero ese no fue mi caso”.

“Comparto mi historia, no para asustar a la gente, sino para recordarles que presten atención si están viendo que presentan cambios y que vayan al médico”.

“Escuchen a las personas que los rodean si notan cambios en ustedes, a veces nos detectan cosas que nosotros no vemos”.

“Afortunadamente, estoy bien y mi esposo se aseguró de que consultara a un médico, pero nunca hubiera pensado que estar cansada y tener el cabello seco fuera cáncer”.

“Es muy importante ser consciente de estos síntomas menos conocidos y no asumir que no te sucedería a ti, escucha a las personas que te rodean y escucha los cambios en tu cuerpo: podría salvarte la vida”.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in