El artículo viral “Cancelado a los 17” provoca un acalorado debate sobre la cultura de cancelación

Un artículo publicado en ‘New York Magazine’ ha llevado a los lectores a discutir las limitaciones de la cultura de cancelación en casos de agresión sexual

Meredith Clark
miércoles 22 junio 2022 23:56

La casa de la fraternidad es clausurada por protestas en medio de acusaciones de agresión sexual

Read in English

Un artículo de TheNew York Magazine titulado “Cancelado a los 17”, en el que la autora Elizabeth Weil investiga las consecuencias en una escuela secundaria estadounidense después de que un adolescente compartiera fotos de su novia desnuda sin su consentimiento, ha provocado otra discusión sobre la cultura de la cancelación.

En el artículo, Weil describe una situación que involucra a un estudiante de secundaria llamado Diego (todos los nombres en el artículo son seudónimos), en la que compartió una foto de su novia adolescente Fiona desnuda en una fiesta. Después del incidente, varios estudiantes criticaron a Diego por compartir la foto sin su consentimiento, calificándolo de “abusador”. Planearon una huelga por el manejo de la conducta sexual inapropiada por parte de la escuela, e incluso apareció una lista en la pared del baño de niñas con la etiqueta “Personas a tener en cuenta”, incluido el nombre de Diego.

Desde su publicación el pasado 21 de junio, el artículo “Cancelado a los 17” ha recibido numerosas críticas. Podría decirse que la mayor crítica ha sido que enmarcó a Diego como una víctima de la cultura de cancelación en lugar de centrarse en Fiona, una víctima real de conducta sexual inapropiada. Otros ofrecieron una crítica sobre el término “cultura de cancelación” en sí. ¿Es realmente cultura de cancelación si un niño que compartió fotos de una niña desnuda sin su consentimiento sufrió las consecuencias de su conducta?, sugirió el escritor Jordan Crucchiola en Twitter.

“‘Cancelado a los 17’ es un titular realmente irresponsable para una historia sobre un chico que compartió fotos de una chica desnuda sin su consentimiento y sufrió las consecuencias de su conducta”, escribió. “Cuestionar si esas consecuencias son justas, seguro. Pero dejen de confundir ‘cancelación’ con CONSECUENCIA”.

“Cuando estaba en secundaria, una niña fue rechazada y se burlaban de ella en toda la escuela por tener sobrepeso. Los adultos lo llamaron una parte inevitable de la experiencia de la secundaria”, dijo la escritora Brittany Van Horne, también en Twitter. “A ella nunca le escribieron un artículo en NY Mag. Cuando un niño comparte fotografías de una niña desnuda y los niños eligen evitarlo, ¿por qué de repente es cultura de la cancelación?”.

Indiscutiblemente, la cultura de la violación se perpetúa en entornos, es decir, las escuelas, donde la violencia sexual contra las mujeres se normaliza y se justifica. Los adolescentes que usan lenguaje misógino o trivializan la violación con bromas ofensivas son parte del problema, pero la forma en que las administraciones escolares manejan los informes de agresión sexual juega un papel importante, si no es que fundamental.

“Vale la pena leerla como una historia humana, pero enmarcarla en torno a la ‘cultura de la cancelación’ en lugar del fracaso institucional, las redes sociales y el comportamiento totalmente predecible de los adolescentes parece ser un desacierto”, comentó el periodista y presentador de You're Wrong About Michael Hobbes.

“El artículo ‘Cancelado a los 17’ en realidad me hizo enojar físicamente. Enmarcar el ataque, la intimidación, etc. como un ‘error’ y exigir que las víctimas otorguen el perdón, cuando el sistema les ha fallado y tuvieron que tomar el asunto en sus propias manos, es absurdo”, escribió la reportera Ruth Etiesit Samuel.

A raíz del movimiento Me Too, los estudiantes de secundaria de todo Estados Unidos han tomado una posición contra el abuso sexual, pero más específicamente contra el hecho de que las administraciones escolares no traten con seriedad las denuncias de agresión sexual. Aunque existen políticas gubernamentales como el Título IX para supuestamente apoyar a las víctimas de discriminación por motivos de sexo, los activistas dicen que todavía se quedan cortas.

En 2020, la administración de Trump finalizó nuevas regulaciones para el Título IX, que permitió más protecciones para quienes están acusados de agresión sexual o violación en los campus universitarios. El presidente Joe Biden está dispuesto a revertir muchas de estas disposiciones con sus cambios al Título IX, pero aún podría no ser suficiente.

Según la RAINN (Red Nacional de Violación, Abuso e Incesto), las mujeres entre las edades de 16 y 19 años tienen cuatro veces más probabilidades que la población general de experimentar violación, intento de violación o agresión sexual. Y de las estudiantes entre las edades de 18 a 24, solo el 20 por ciento denuncia casos de violación a la policía del campus.

Cultura de cancelación, un término utilizado para describir los intentos de “cancelar” a una persona o grupo por lo que se considera un comportamiento o puntos de vista inaceptables, por supuesto, ha tenido su momento desde hace bastante tiempo. Los comediantes están indignados porque la cultura de la cancelación provocará la muerte de la comedia. La exrepresentante demócrata Tulsi Gabbard una vez vinculó la cultura de cancelación con grupos extremistas como Isis y Al Qaeda. Incluso el Papa Francisco dio opinión sobre la cultura de cancelación a principios de este año, calificándola de “una forma de colonización ideológica” que no deja espacio para la libertad de expresión.

Está claro que la discusión pública sobre la cultura de cancelación y la conducta sexual inapropiada sigue en marcha. Pero en el caso del artículo “Cancelado a los 17”, los críticos creen que quizás lo que no debería discutirse es quién es la verdadera víctima de un caso de agresión sexual.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Please enter a valid email
Please enter a valid email
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Please enter your first name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
Please enter your last name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
You must be over 18 years old to register
You must be over 18 years old to register
Opt-out-policy
You can opt-out at any time by signing in to your account to manage your preferences. Each email has a link to unsubscribe.

By clicking ‘Create my account’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in