Altos niveles de microplásticos en los biberones.
Altos niveles de microplásticos en los biberones.

Darle fórmula a tu bebé podría ser más peligroso de lo que piensas, descubre por qué

Los biberones hechos con polipropileno pueden liberar hasta 16 millones de microplásticos y billones de nanoplásticos aún más pequeños por litro, encontró el estudio.

Louise Boyle@LouiseB_NY
martes 20 octubre 2020 01:45
Read in English

Los biberones para bebés liberan altos niveles de pequeñas piezas de plástico conocidas como microplásticos durante la preparación de la fórmula, según un nuevo estudio.

Los científicos también descubrieron un vínculo entre el calor y los microplásticos. Los líquidos tibios, como la fórmula o el agua que se usa para esterilizar los biberones, provocan una mayor liberación de los minúsculos fragmentos.

Los micro plásticos (e incluso nano más pequeños) se liberan en nuestros sistemas de alimentos y agua a través de la descomposición de desechos plásticos más grandes.

Existe evidencia de que los humanos pueden ingerir microplásticos a través de la cadena alimentaria debido a la gran cantidad de contaminación plástica en el océano.

Sin embargo, la investigación señala que todavía se está investigando la liberación directa de microplásticos de productos plásticos en el uso diario.

El estudio, en el que participaron científicos del Trinity College de Dublín, ha dado lugar a una serie de recomendaciones para preparar la fórmula en biberones de plástico para minimizar la fuga de microplásticos.

El estudio, publicado en la revista Nature Food, analizó la liberación de microplásticos de los biberones hechos con polipropileno.

El polipropileno es uno de los tipos de plástico más utilizados en el mundo, particularmente para la preparación de alimentos y artículos de almacenamiento como loncheras, hervidores y biberones para bebés. Sin embargo, su capacidad para liberar microplásticos no se ha apreciado por completo, señaló el equipo de investigación.

Los investigadores calcularon la exposición de los bebés de 12 meses a los microplásticos en 48 países y regiones.

Entre los hallazgos clave están los siguientes:

* Los biberones hechos con polipropileno pueden liberar hasta 16 millones de microplásticos y billones de nanoplásticos aún más pequeños por litro;

* La esterilización en agua caliente aumenta significativamente la liberación de microplásticos de 0,6 millones a 55 millones de partículas por litro, cuando la temperatura aumenta de 25 ° C a 95 ° C;

* Otros productos, como teteras y loncheras fabricadas con plástico de polipropileno, liberan niveles similares de microplásticos;

* El nivel de exposición diario promedio para los bebés es de más de 1 millón de microplásticos, y Oceanía, América del Norte y Europa tienen los niveles más altos de exposición potencial;

* Modificar la esterilización y la preparación de la fórmula puede reducir significativamente las fugas de micro plástico.

La investigación también recomendó formas de esterilizar y preparar la fórmula:

* Esterilice el biberón de acuerdo con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud;

* Prepare agua esterilizada hirviéndola en una olla / hervidor de agua que no sea de plástico, como vidrio o acero inoxidable;

* Enjuague la botella esterilizada con agua esterilizada a temperatura ambiente al menos tres veces.

Y para preparar la fórmula, el estudio dice:

* Hierva agua en una olla o hervidor que no sea de plástico;

* Prepare la fórmula para bebés en un recipiente que no sea de plástico usando al menos 70 ° C de agua;

* Deje enfriar a temperatura ambiente y transfiera la fórmula preparada a un biberón de plástico de alta calidad para bebés.

El estudio también dice que no se debe recalentar la fórmula preparada en recipientes de plástico, particularmente en el microondas; no agite vigorosamente la fórmula en el biberón; y no use limpiadores ultrasónicos en biberones de plástico para bebés.

El profesor John Boland, de la Escuela de Química de Trinity, que formó parte del estudio, dijo: “Cuando vimos estos resultados en el laboratorio, reconocimos de inmediato el impacto potencial que podrían tener.

"Lo último que queremos es alarmar indebidamente a los padres, especialmente cuando no tenemos suficiente información sobre las posibles consecuencias de los microplásticos en la salud infantil".

Añadió: “Sin embargo, estamos pidiendo a los responsables políticos que vuelvan a evaluar las pautas actuales para la preparación de fórmulas cuando se utilizan biberones de plástico para bebés.

"Fundamentalmente, hemos descubierto que es posible mitigar el riesgo de ingerir microplásticos cambiando las prácticas en torno a la esterilización y la preparación de fórmulas".