Elizabeth Olsen: “Creo que echarle la culpa a Marvel es restarle talento a todo un equipo”

La reticente estrella regresa como la bruja Wanda en Doctor Strange in the Multiverse of Madness. Habla con Jacob Stolworthy sobre las críticas al cine de superhéroes, los consejos de sus hermanas famosas y por qué rara vez se ve a sí misma en la pantalla

martes 10 mayo 2022 18:59
<p>Elizabeth Olsen: “Sigue siendo una sorpresa que Marvel quiera utilizarme para más proyectos”</p>

Elizabeth Olsen: “Sigue siendo una sorpresa que Marvel quiera utilizarme para más proyectos”

Elizabeth Olsen se tapa los ojos. “No puedo mirar la pantalla. Lo siento”. La causa de la consternación de la actriz no es, como podría pensarse, mi cara, sino la suya propia. Estamos a mitad de la entrevista y yo he apagado la cámara de mi computadora portátil para evitar problemas con Internet, dejando a Olsen sola, mirándose a sí misma. Pasa el resto de la charla con los ojos modestamente dirigidos a la derecha. “Tendríamos que habernos puesto al día en persona”, expresa.

Este no es el comportamiento que se espera de una estrella de Hollywood de las películas de Marvel, que proviene de una dinastía de actores. Sus hermanos son Mary-Kate y Ashley Olsen, estrellas de películas para adolescentes y líneas de moda. La hermana menor, Elizabeth, lleva actuando desde los cuatro años, pero no apareció en su primera película hasta los 21. En lugar de seguir el camino de las gemelas, ha oscilado entre pequeñas películas independientes y superproducciones, como Godzilla (2014) de Gareth Edwards y varias películas del MCU (Universo Cinematográfico de Marvel).

Cada papel ha sido muy diferente al anterior: una animada estudiante de arte dramático en la acogedora comedia Liberal Arts (2012), una narcisista influencer de las redes sociales en la sátira de Instagram de 2017 Ingrid Goes West, y una tímida agente novata del FBI en la violenta y misteriosa película de asesinatos Wind River en el mismo año.

Pero es por su personaje en el Universo Marvel por el que se ha hecho más conocida. Interpretó a la siempre desafortunada bruja Wanda Maximoff en la secuela de Avengers Age of Ultron de 2015, antes de regresar en otras tres películas del MCU: Captain America: Civil War; Avengers: Infinity War y Avengers: Endgame. Luego, Wanda resultó ser tan popular que recibió su propio programa de televisión, WandaVision.

En el espacio de nueve ingeniosos episodios, Olsen se convirtió en una de las favoritas de Marvel gracias a su capacidad para pasar con fluidez de la comedia a la emoción con un movimiento de varita. También lo demuestra en nuestra conversación, al hablar de temas delicados, como el trato que los medios de comunicación dan a sus hermanas, mientras reacciona de forma juguetona al insistente cartero que no deja de llamar a mi puerta. “¡Nos vemos!”, grita después de que le informa, a través del buzón, que va a dejar su paquete en la puerta.

Ayudó a la causa de Olsen el hecho de que WandaVision, la primera incursión de Marvel en la televisión, fuera un proyecto ambicioso que dedicó tiempo y cuidado a un personaje al que anteriormente se le había dado poca importancia en favor de las figuras dominantes -bueno, hombres grandes y fuertes- Iron Man, el Capitán América y Thor.

Sin embargo, a pesar de ser ahora una de las principales figuras de Marvel, la actriz de 33 años comenta que se ha sentido desconcertada por su creciente popularidad “durante los últimos años”.

“Solo firmé para hacer un par de películas, así que sigue siendo una sorpresa cuando quieren utilizarme para más proyectos”, expresa, y añade: “Me tomó por sorpresa la suerte que tuve con que quisieran hacer WandaVision”.

Olsen vivía en Richmond, Virginia, cuando el programa se estrenó en enero de 2021, durante el segundo confinamiento. Se convirtió en uno de los proyectos de Marvel con mejores críticas de todos los tiempos, y la histeria transmitida de boca en boca que la rodeaba hizo que la serie lograra la hazaña de atraer tanto a los no fans como a los incondicionales. Olsen, sin embargo, menciona que “se desvinculó totalmente” del frenesí que provocó, y que “en realidad, no está unida a ella emocionalmente”.

Olsen vuelve a encarnar al personaje en Doctor Strange in the Multiverse of Madness, que la enfrenta al hechicero superpoderoso de Benedict Cumberbatch. Aunque alaba el proceso de rodaje colaborativo, un enfoque favorecido por el director Sam Raimi, Olsen insinúa varias veces en nuestra conversación que no le gusta mucho hablar del proyecto, a pesar de ser el que está aquí para promocionar.

“Intento ignorarlo y no hablar de él, pero eso es lo que pasa”, menciona con una sonrisa amable. “De hecho, me siento muy cómoda con que no ocupe mucho espacio en mi mente, porque es más seguro y no me siento tan vulnerable”.

“Solo firmé para hacer un par de películas”: Elizabeth Olsen se sorprende de su éxito en Marvel

La táctica de Olsen, sin embargo, parece tener menos que ver con la preocupación por la calidad de la película, y más con su modestia. “Cuando estábamos haciendo prensa para WandaVision, estaba mortificada porque era la primera serie del universo Marvel. El miedo era total, y ahora vuelvo a tener esa presión al conectar con Doctor Strange. Simplemente no lo tenía como parte de esas películas de conjunto”. Olsen admite que esto se extiende incluso al ver el producto final. “Al final lo veré”, indica.

Si estos nervios son un rasgo preocupante para alguien cuyo rostro aparece actualmente en los carteles de todo el mundo para una película que será uno de los éxitos más rentables del año, ella no lo demuestra. De hecho, Olsen tiene el agradable comportamiento de alguien que se siente claramente a gusto con las reglas que ha establecido en su vida -tanto privada como profesional-, una de las cuales vino por cortesía de sus hermanas mayores: “‘No’ es una frase completa”.

Esta regla ha hecho que Olsen se sienta cómoda rechazando ciertas cosas que se le piden. Por ejemplo, tal y como han notado sus fans, no verás a Olsen en el escenario de los premios Oscar o los Emmys próximamente. “No me gusta presentar en las galas de premios. Lo he intentado y no me gusta. No merece la pena la sensación de desmayo que tengo cada vez. Simplemente no merece la pena”.

Olsen dice que la forma en que ha adoptado el mantra de sus hermanas ha cambiado a lo largo de los años, y que, cuando era más joven, “lo utilizaba más como una joven que siempre estaba preparada para una especie de agresor o algo así”. Sonríe, como si se amonestara a sí misma. “Siempre he sido así de dura, tal vez en exceso a veces”. ¿Qué quieres decir con eso? “Solo pienso que quizás podría haber manipulado las cosas de forma diferente, o quizás podría haber tenido algún matiz. Pero creo que es algo importante que una mujer joven debe saber, o escuchar, o empoderarse”.

Sus hermanas gemelas hicieron furor en los años noventa, protagonizando sus propios programas de televisión y películas, hasta que en 2012 anunciaron sus planes de dejar de actuar para poder centrarse en sus carreras de moda. Olsen, que es tres años menor que ellas, vio cómo sus hermanas adolescentes se encontraban en el centro del escrutinio de los medios de comunicación, lo que le hizo estar a punto de dejar de actuar.

“Solo podía beneficiarme de su perspectiva tan sana”: Olsen con sus hermanas Mary-Kate y Ashley

“Fue entonces cuando los medios de comunicación fueron lo que me pareció abusivo para mis hermanas”, declaró Olsen a Nylon en 2011. “Nos seguían de compras y [Mary-Kate y Ashley] casi se metían en accidentes de auto por culpa de los paparazzi, y yo no quería ser parte de eso”.

Avancemos rápidamente hasta 2012. Mientras Olsen firmaba autógrafos para los fans, un fotógrafo le preguntó: “¿Cómo es que eres mucho más simpática que tus hermanas?”. En un vídeo que se hizo viral, se pudo escuchar a Olsen responder más amablemente de lo que se merecía: “Porque ustedes las han molestado toda la vida”. Fue este trato perjudicial de sus hermanas -y la forma admirable en que se mantuvieron bajo una intensa exposición- lo que desde entonces ha ayudado a dar forma a su propia experiencia cuando se trata de lidiar con la prensa.

“Creo que mis hermanas son algunas de las personas más increíbles, con lo que han creado para sí mismas y cómo se comportan”, expresa Olsen, con un aire de orgullo evidente. “Estoy realmente asombrada de lo que han construido, y creo que eso se debe a que tienen una perspectiva tan sana, y yo solo podría beneficiarme de esa perspectiva sana. Creo que ha influido en mi forma de actuar”.

Pero a pesar de los sabios consejos de sus hermanas, Olsen no siempre fue tan receptiva. “Me han dado muchos consejos, pero la mayoría de las cosas, cuando era más joven, no las hacía porque decía” - Olsen adopta una voz caricaturesca - “‘¡Lo voy a hacer yo misma! No puedes decirme qué hacer’. Y luego tenían razón, y acabé haciendo lo que me dijeron que hiciera. Pero primero tuve que fracasar, por mi cuenta”.

Desde luego, ahora no está fracasando. Pero, aun así, me pregunto qué siente alguien en su posición sobre las críticas dirigidas a Marvel en los últimos años. Lo más controvertido fue que Martin Scorsese describió las películas del MCU como “más cercanas a los parques temáticos” que al cine, mientras que el director de The Godfather, Francis Ford Coppola, las describió como “prototipos hechos una y otra vez para parecer diferentes”. Olsen señala que es cuando la gente “los hace parecer un tipo de arte menor” cuando se frustra.

“Ahí es donde me pongo un poco peleona”: Olsen comparte sus sentimientos sobre el rechazo que reciben las películas de Marvel por parte de los críticos

“No estoy diciendo que estemos haciendo películas de arte indie, pero simplemente creo que le quita importancia a nuestro equipo, lo que me molesta”, comenta. “Se trata de algunos de los más increíbles escenógrafos, diseñadores de vestuario, operadores de cámara... Siento que disminuirlos con ese tipo de críticas resta valor a todas las personas que hacen películas premiadas, que también trabajan en estos proyectos”.

“Desde el punto de vista de un actor, lo que sea, lo entiendo; entiendo totalmente que hay un tipo diferente de actuación que está sucediendo. que echarle la culpa a Marvel es restarle talento a todo un equipo de personas de gran talento. Ahí es donde me pongo un poco peleona con eso”.

En cuanto a su futuro en el MCU, Olsen está abierta a las posibilidades. “No sé cómo de grandes son los planes en realidad, pero estoy dispuesta a todo mientras haya una buena idea vinculada a ello”, subraya. Esto incluye una posible segunda serie independiente centrada en Wanda. Olsen también dice que tiene “curiosidad” por saber cómo se integrarán los X-Men en las futuras películas tras la adquisición de Fox por parte de Disney. Pero para Olsen, el problema no es firmar contratos para estos proyectos, sino hacer que se siente a verlos. “Sinceramente, la magia de las películas de Marvel ha desaparecido para mí, lo cual es una pena”, relata. “Tengo que encontrar mi diversión en otro lugar”.

“Doctor Strange in the Multiverse of Madness” ya está en los cines.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in