Dejar de tomar café, qué efectos tiene en el cuerpo y en los hábitos de sueño

Las mujeres que toman la píldora anticonceptiva tardan el doble en metabolizar la cafeína

Saman Javed
viernes 07 mayo 2021 12:17
¡Artefactos Para el Café Que Cambiarán Tu Vida!
Read in English

El cuerpo tarda hasta 12 horas en metabolizar una taza de café, lo que podría afectar el sueño nocturno, sugiere una investigación.

Para muchos de nosotros, una taza de té o café por la mañana, seguida de un estimulante por la tarde se ha convertido en una rutina diaria. La Asociación Británica del Café predice que las personas en el Reino Unido beben 95 millones de tazas de café todos los días.

La cantidad de cafeína que se consume, junto con nuestros hábitos diarios y elecciones de estilo de vida, pueden jugar un papel importante en nuestra calidad de sueño, según los investigadores.

Si bien los consejos del NHS dicen que está bien beber café o té como parte de una dieta equilibrada, generalmente se acepta que el adulto promedio no debe beber más de cuatro tazas al día. La cafeína también afecta a algunas personas más que a otras, lo que significa que el impacto de cuándo bebemos el café variará.

“Si tiene temblores, se siente repentinamente nervioso o su frecuencia cardíaca está cambiando, bien podría ser que esté bebiendo demasiada cafeína. Y de manera similar, puede interferir con una buena noche de sueño”, dijo a CNN Rob Van Dam, profesor de la Universidad Nacional de Singapur.

Van Dam aconseja a las personas que tienen problemas para dormir que reduzcan la cantidad de cafeína que consumen y que intenten no beberla después de cierta hora de la tarde.

Leer más: La contaminación del aire puede afectar la memoria y la fluidez verbal en hombres mayores

“Es algo con lo que cada individuo tiene que experimentar por sí mismo: cuánta cafeína beben y cuándo la beben”, agregó Van Dam.

La Fundación del Sueño dice que los efectos máximos de la cafeína ocurren entre 30 y 60 minutos después del consumo, pero el metabolismo de la cafeína toma mucho más tiempo.

Nuestros cuerpos pueden tardar hasta seis horas en procesar solo la mitad de la cantidad de cafeína en una taza de café, lo que significa que la última taza de café que bebió alrededor de las 5 de la tarde podría mantenerlo despierto por la noche.

Varios factores del estilo de vida también juegan un papel importante. Como señaló Van Dam, las mujeres que toman anticonceptivos orales pueden ser más susceptibles a los efectos de una taza de café al final de la tarde, ya que les toma el doble de tiempo metabolizar la cafeína.

Esto se debe a que los anticonceptivos inhiben el citocromo P450 1A2, la enzima que descompone la cafeína en el cuerpo.

Por el contrario, las personas que fuman procesan la cafeína dos veces más rápido y es probable que puedan beber su última taza de té o café más tarde en la tarde y aún así descansar bien por la noche.

“La genética también juega un papel, ya que algunas personas tienen variantes en su código genético que afectan las enzimas del hígado que metabolizan y eliminan la cafeína. Esto también puede hacer que lo metabolices más lento o más rápido”, sostuvo Van Dam.