Amenazas de muerte, burlas, calificativos: Amber Heard enfrenta la “ira de la cultura” en juicio contra Depp

En 2018, Amber Heard escribió sobre la “ira de la cultura” contra las mujeres que alzan la voz sobre la violencia sexual; más de tres años después, esa ira se manifiesta tanto dentro como fuera de la sala del tribunal, escribe Rachel Sharp

viernes 06 mayo 2022 18:29
<p>Amber Heard </p>

Amber Heard

Sus fans la abuchean fuera del juzgado.

Las empresas venden mercancía que la califica de mentirosa.

Los usuarios de las redes sociales expresan deseos de asesinarla.

La reacción negativa del público que enfrenta Amber Heard ahora es la misma “ira de la cultura” sobre la que escribió hace más de tres años.

En 2018, escribió un artículo de opinión para The Washington Post titulado: “I spoke up against sexual violence – and faced our culture’s wrath. That has to change” (“Hablé en contra de la violencia sexual y enfrenté la ira de nuestra cultura... eso tiene que cambiar”).

En el artículo, se describió a sí misma como “una figura pública que representa el maltrato familiar” y contó cómo había “sentido toda la fuerza de la ira de nuestra cultura contra las mujeres que alzan la voz”.

Esas palabras ahora son las protagonistas de un juicio por difamación multimillonario entre Heard y su exesposo Johnny Depp, que está siendo observado de cerca en todo el mundo.

Depp está demandando a su exesposa por US$50 millones y la acusa de difamarlo en el artículo de opinión.

El actor de Pirates of the Caribbean no es mencionado en el artículo, pero él afirma que ahí se insinúa falsamente que es un maltratador familiar, algo que él niega rotundamente y que ha provocado que batalle para conseguir papeles en Hollywood.

Heard está contrademandando por US$100 millones, y acusa a Depp de orquestar una “campaña de difamación” en su contra, y describe su demanda como una continuación del “maltrato y acoso”.

El juicio comenzó el 11 de abril con testimonios explosivos dentro de la sala del tribunal.

El propio Depp subió al estrado durante varios días y se espera que Heard sea llamada como primera testigo de la defensa el miércoles 4 de mayo.

Pero mientras sus dos equipos legales continúan enfrentándose cara a cara debido a las palabras del artículo de opinión, es innegable que la “ira de la cultura” de la que habló Heard durante el apogeo del movimiento MeToo en 2018 todavía está muy viva dentro y fuera de la sala del tribunal en 2022.

“Con demasiada frecuencia, cuando una mujer es víctima de maltrato y se queda callada, la gente la critica con ‘¿Por qué no dijiste nada?’”, comentó una fuente cercana a Amber Heard para The Independent.

“Bueno, ella lo hizo. Y ahora está siendo atacada por eso”.

El actor Johnny Depp reacciona ante los fans en la sala del tribunal el jueves

Todo comenzó el primer día, cuando las fans de Depp llegaron al juzgado de Fairfax con carteles que decían “Justicia para Johnny” y ramos de flores para la estrella de cine.

Luego, solo cuatro días después del inicio del juicio, dos de esas fans fueron retiradas de la sala del tribunal después de que los funcionarios se enteraron de que anteriormente habían hecho amenazas violentas contra Heard en las redes sociales.

Las dos mujeres fueron escoltadas fuera de sus asientos por guardias del juzgado, luego de que ambas lograron conseguir las codiciadas pulseras que les dieron acceso para ver el juicio en apoyo de Depp, informó el New York Post.

Una de las mujeres presuntamente llamó a Heard “p**a” y escribió “No puedo esperar el día en que mate a Amber Heard” en una publicación en las redes sociales.

“Mis piernas son lo suficientemente fuertes como para romperte la cara… Vuelve a amenazar a Johnny Depp y verás a lo que me refiero”, decía una publicación en las redes sociales de la segunda mujer.

Hordas de otros usuarios de las redes sociales después del juicio también han hecho amenazas violentas contra Heard, mientras que el hashtag #JusticeforJohnny ha sido tendencia en apoyo de Depp.

“Alguien mate a esa infeliz de Amber Heard”, tuiteó una persona.

“Tengo la capacidad para matar a Amber Heard”, escribió otra.

“Es esa vieja pregunta. Si te dieran una oportunidad en una máquina del tiempo, ¿retrocederías en el tiempo y matarías a una Amber Heard bebé?”, cuestionó otra persona.

Fuera del juzgado, Heard también ha sido atacada.

Se ha visto a partidarios de Depp persiguiendo autos que transportaban a Heard y su equipo legal fuera del edificio.

Mientras tanto, el lunes, las imágenes compartidas en línea mostraban a Heard siendo abucheada e interrumpida por una multitud, y se escuchó que una persona le dijo “bruja” cuando salía del juzgado.

Con la creciente preocupación por la seguridad de Heard, se supo esta semana que había contratado a un equipo de seguridad de élite para protegerla mientras estaba en el edificio del juzgado y cuando viajaba hacia y desde el juicio.

Se le ha dicho al destacamento de seguridad, muchos de ellos exfuncionarios militares y gubernamentales que trabajan encubiertos, que estén atentos a los “partidarios solitarios que intentan acceder a los terrenos, vehículos o entrada a las instalaciones del Palacio de Justicia del Condado [de Fairfax]”, según un memorando al que tuvo acceso el New York Post.

La apariencia de Heard también se ha convertido en una fuente de críticas, pues las redes sociales se han puesto a toda marcha para burlarse de sus expresiones faciales supuestamente “antinaturales” en la sala del tribunal.

Los fans esperan la llegada de Johnny Depp durante el primer día del juicio

Otra tendencia extraña, afirman los usuarios de las redes sociales, es que la actriz está copiando las elecciones de vestuario de su exmarido.

“Estuve viendo el juicio de Johnny Depp y noté que Amber Heard lo imita con los atuendos”, escribió una persona.

“Cuando Johnny se puso un traje gris… al día siguiente ella se puso lo mismo. Luego él vistió un conjunto de Gucci y luego ella lo usó al día siguiente”, agregó otro.

Las empresas ahora también se están beneficiando del creciente sentimiento anti-Heard, pues venden productos como camisetas y tazas con eslóganes que critican a la actriz o citas textuales que celebran el testimonio de Depp en el tribunal.

La plataforma de comercio electrónico de Urban Dictionary está vendiendo una taza “Amber Heard” de US$33, con una leyenda que describe a Heard como “una actriz que ni siquiera puede actuar y es mejor conocida por divorciarse de Johnny Depp y luego mentir sobre su relación con él a los medios”.

En otro sitio, hay carteles y camisetas que dicen “Don’t be an Amber” (“No seas una Amber”) y “Team Jonnhy” (“Equipo Johnny”), algunos de las cuales han sido usados por los fans de Depp fuera del juzgado.

En un giro poco probable de los acontecimientos, una marca de maquillaje también se metió en el juicio al publicar un TikTok que refutaba un reclamo hecho por el equipo legal de Heard.

En las declaraciones de apertura, la abogada Elaine Bredehoft mostró al tribunal el All In One Correcting Kit de Milani Cosmetics y argumentó que Heard usó el maquillaje para cubrir sus moretones por el presunto maltrato que sufrió por parte de Depp.

Milani Cosmetics acudió a su cuenta oficial de TikTok para decir que su producto no se lanzó hasta 2017, después de que Heard y Depp se divorciaran en 2016.

En el TikTok, que acumuló millones de visitas, Milani dijo: “Nos preguntaron… ¡que quede constancia de que nuestro Correcting Kit se lanzó en 2017!”.

“Tomen nota: el presunto maltrato fue alrededor de 2014-2016, se divorció en 2016, fecha de lanzamiento de la paleta de maquillaje: diciembre de 2017”.

Horas más tarde, un fan de Depp se dirigió al juzgado para tratar de entregar la información a su equipo legal.

La columna de opinión se muestra en la pantalla como evidencia en el juicio por difamación

Mientras tanto, también están aumentando las peticiones para que Heard sea eliminada de la próxima película de Aquaman.

Una petición de Change.org, titulada “Eliminen a Amber Heard de Aquaman 2”, había alcanzado más de 2,9 millones de firmas hasta el lunes por la mañana.

La petición llama a Heard una “maltratadora familiar conocida y comprobada”.

Por el contrario, los fans de Depp se están uniendo para apoyar al actor fuera de la sala del tribunal y en las redes sociales.

Incluso dentro de la sala del tribunal, Depp ha hecho reír con chistes sobre que todas las horas son “hora feliz” cuando se le pregunta sobre sus problemas con el alcohol y las drogas.

También se rió cuando predijo una objeción de los abogados de Heard, y le comentó al tribunal “Estoy aprendiendo”.

La evidente diferencia en el trato del público a los dos actores plantea interrogantes sobre cuán lejos ha llegado realmente la sociedad desde que Heard escribió por primera vez sobre la “ira cultural” que enfrentan las mujeres que presentan denuncias de violencia sexual.

“Diría que las reacciones negativas ahora son probablemente muy similares a las de entonces”, le dice a The Independent Erinn Robinson, directora de relaciones con los medios de la organización contra la violencia sexual Rainn.

“En ambas ocasiones, ha habido una reacción negativa visible en línea”.

La reacción violenta que los sobrevivientes continúan enfrentando cuando alzan la voz es una prueba de que hay “más trabajo por hacer”, argumenta.

“Creo que es importante que el público entienda que los sobrevivientes enfrentan muchas barreras para denunciar”.

“Definitivamente creo que indica que tenemos más trabajo por hacer en términos de comprender el trauma”, agrega.

“Y se debe creer y apoyar a cada sobreviviente que denuncia y se debe validar su experiencia”.

Cuando un sobreviviente acusa a un individuo poderoso, también hay una “capa extra” en la reacción violenta y en su lucha para que le crean, afirma.

“Las dinámicas de poder pueden influir en la capacidad de un sobreviviente para que su experiencia sea validada y creída, y esas dinámicas de poder ciertamente influyen en la decisión de un sobreviviente de buscar justicia penal o no”, concluye Robinson.

La dinámica de poder en este caso es compleja, ya que tanto Depp como Heard son actores famosos y ricos.

Sin embargo, en Hollywood, Depp tiene una carrera mejor establecida y una base de fans más grande, ya que ha sido un nombre familiar en todo el mundo durante más de cuatro décadas, lo que quizás se refleje en su mayor apoyo público hasta ahora durante el juicio.

El domingo, se supo que Heard había despedido a su equipo de relaciones públicas de crisis, Precision Strategies, y reclutó a Shane Communications para tratar de combatir la cobertura negativa en torno al caso.

Pero, para Robinson, el impacto duradero del sentimiento anti-Heard se extiende mucho más allá de Heard y su lucha legal solo con Depp.

Ella advierte que puede desalentar a las víctimas de denunciar sus propias historias.

“Cada vez que vemos un caso público como este, particularmente con personas famosas, es común ver una reacción violenta contra los sobrevivientes que denuncian”, dice ella.

Se espera que Amber Heard testifique en cualquier momento a partir del lunes

“Y para otros sobrevivientes que sopesan la decisión de denunciar o no, ven las reacciones en las redes sociales ante las personas en el tribunal y eso puede tener implicaciones en sus decisiones individuales de denunciar y presentar [cargos en] el sistema de justicia penal o para decidir que hay demasiado escrutinio y potencial para el ridículo que ellos no quieren”.

“También puede tener un impacto escalofriante más allá del caso”.

Tales ataques públicos contra las víctimas de violencia sexual que alzan la voz sobre sus experiencias a menudo “repercuten y se extienden más allá del caso o momento individual”, explica.

“Indica en gran medida a los sobrevivientes cómo pueden ser percibidos si denuncian y establece un tono, así que puedo imaginar que las palabras y las reacciones que estamos viendo definitivamente tienen implicaciones”, asegura.

A pesar de las preocupaciones de que el tratamiento de Heard podría afectar negativamente la disposición de las víctimas para alzar la voz sobre la violencia sexual, Robinson insiste en que no es una señal de que el movimiento MeToo ya haya terminado.

“Lo que creo que MeToo realmente hizo fue arrojar luz sobre cuán omnipresente es este problema de acoso sexual y violencia sexual”, comenta.

“Creo que hemos logrado grandes avances en la comprensión del alcance del problema”.

“Pero ahora la pregunta es: OK, sabemos cuán generalizado y difundido es, entonces, ¿qué hacemos ahora?”.

“Y aquí es donde el público debe comprender que todavía estamos en un nivel muy rudimentario de comprensión de este tipo de trauma”.

Todas las personas que se acercaron para compartir sus historias han iniciado una conversación poderosa, asegura.

“Pero es una conversación que en realidad recién comienza”, agrega.

“Hemos analizado el problema y ahora tenemos que seguir adelante”.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in