Para nuevos submarinos, Australia cambia a Francia por EEUU

Australia cancela un contrato con Francia para adquirir submarinos convencionales y en su lugar construirá sumergibles de propulsión nuclear utilizando tecnología de EEUU

AP Noticias
jueves 16 septiembre 2021 16:22
AUSTRALIA-SUBMARINOS
AUSTRALIA-SUBMARINOS

Australia canceló un contrato con Francia para adquirir submarinos convencionales y en su lugar construirá sumergibles de propulsión nuclear utilizando tecnología estadounidense, anunció el jueves el primer ministro australiano Scott Morrison alegando las condiciones estratégicas cambiantes en la región.

El presidente estadounidense Joe Biden anunció el miércoles una nueva alianza de seguridad entre Estados Unidos, Australia y Gran Bretaña que permitirá a Australia equiparse con una flota de submarinos nucleares.

El acuerdo convertiría a Australia en el primer país sin armas nucleares en tener submarinos de propulsión nuclear.

Morrison dijo que la tecnología estadounidense de submarinos atómicos no estaba disponible en 2016, cuando Canberra firmó con Francia un acuerdo de 56.000 millones de dólares australianos (43.000 millones de dólares) para construir 12 de los submarinos diésel-eléctricos convencionales más grandes del mundo. Anteriormente, Estados Unidos sólo compartía esta tecnología con Gran Bretaña.

Biden no mencionó a China al anunciar la nueva alianza de seguridad, pero es probable que Beijing —cuya fuerza e influencia militares han crecido rápidamente— lo vea como un gesto de provocación.

Peter Jennings, director del centro de estudios Instituto Australiano de Política Estratégica, dijo que la decisión australiana de adquirir submarinos nucleares fue una respuesta al creciente poder militar de China y la intimidación hacia Australia, Japón y Taiwán.

Canberra notificó a París que pondría fin a su contrato con DCNS, una empresa de propiedad estatal mayoritaria. Australia ha gastado 2.400 millones de dólares australianos (1.800 millones de dólares) en el proyecto desde 2016. El primero de los submarinos franceses debía entregarse en 2027.

El canciller francés, Jean-Yves Le Drian, expresó “total incomprensión” por la decisión y criticó a los otros dos países. “Fue realmente una puñalada por la espalda. Construimos una relación de confianza con Australia y esta confianza fue traicionada”, dijo el jueves en la radio France-Info.

Por su parte, el primer ministro británico, Boris Johnson, dijo al Parlamento el jueves que la alianza con Australia y Estados Unidos es un “nuevo pilar de una estrategia que demuestra el compromiso generacional de Gran Bretaña con la seguridad del Indo-Pacífico”.

Al hacer hincapié en la estrecha relación de Gran Bretaña con Australia, dijo que la alianza también muestra “cómo podemos ayudar a uno de nuestros amigos más antiguos a preservar la estabilidad regional”.

___

Los periodistas de The Associated Press Nick Perry en Wellington, Angela Charlton en París y Sylvia Hui en Londres, contribuyeron a este despacho.