Imán gigante puede levantar portaaviones y podría impulsar el futuro de la energía

Si el proyecto funciona, podría producir energía prácticamente ilimitada sin riesgos de radiación o emisiones de carbono

Josh Marcus
jueves 17 junio 2021 16:17
Rumanía empujada hacia la energía nuclear para poder cumplir con los objetivos climáticos de la UE
Read in English

Puede resultar uno de los viajes por carretera más importantes de todos los tiempos.

Esta semana, los componentes clave de uno de los imanes más potentes del mundo, tan fuerte que puede levantar un portaaviones a 2 metros del suelo, fueron atados a un camión de 24 ejes en California.

El equipo tiene como destino final Francia, donde una coalición internacional de 35 países llamada ITER espera ser pionera en la generación de energía por fusión nuclear a la mayor escala jamás vista, un paso clave en el desarrollo de una fuente de energía abundante y sin emisiones.

Los componentes formarán parte del Solenoide Central, un potente electroimán de seis pisos de altura situado en el corazón de una estructura en forma de dona llamada tokamak. En su interior, los gases de deuterio y tritio de una cámara de vacío se sobrecalentarán hasta alcanzar una temperatura 10 veces superior a la del núcleo del sol y se convertirán en plasma yodado, momento en el que la reacción de fusión combinará los núcleos atómicos y producirá enormes cantidades de energía. Los imanes mantendrán el plasma en una forma específica mientras libera neutrones de altísima energía fabricados en el proceso, que chocarán con las paredes de la cámara, algunos de los cuales transmitirán energía al exterior y otros reaccionarán con el litio de la cámara, creando más combustible para la reacción.

“El ITER es un experimento extraño, distinto a cualquier otro en la historia, por la combinación de los desafíos tecnológicos”, dijo a Vice Laban Coblentz, jefe de comunicación del ITER en Francia, y añadió: “Si se habla con un ingeniero sobre el Solenoide Central, y se le dan las dimensiones, dirá cosas como: Es lo suficientemente fuerte como para levantar un portaaviones, o es un imán de casi 60 pies de altura, y sin embargo tiene que ser colocado a lo largo del eje central de la máquina con una precisión del orden de milímetros. Un ingeniero dirá que eso es una locura, con razón”.

Los componentes fueron fabricados por la empresa estadounidense General Atomics en Poway (California), cerca de San Diego, y acabarán llegando al complejo ITER que se está construyendo en Cadarche (Francia).

Leer más: NASA muestra su enorme “megarocket” SLS para llevar humanos a la Luna, Marte y Júpiter

La construcción de plantas comerciales de fusión nuclear, a veces llamadas “estrellas en la Tierra” porque utilizan la misma reacción que se produce en el interior del Sol, ha sido un sueño de los científicos durante décadas, dado su potencial como fuente de energía segura y sostenible.

Los esfuerzos anteriores han construido reacciones de fusión dentro de tokamaks, pero ninguno ha alcanzado el “punto de equilibrio” en el que la energía que sale es mayor que la que entra. Lo más parecido hasta ahora ha sido el Joint European Torus, en el Reino Unido, que produjo el 67% de su energía inicial. El ITER, cuyos primeros procesos se probarán en 2025, pretende producir 10 veces más energía de la que se introduce.

El proyecto es una colaboración financiada conjuntamente por 35 países, entre los que se encuentran el Reino Unido, la UE y Estados Unidos, así como China, India, Japón, Corea y Rusia.

“El proyecto ITER es la colaboración científica más compleja de la historia”, dijo en un comunicado el Dr. Bernard Bigot, Director General de la Organización ITER. “Es un gran reto. Se están fabricando componentes únicos en su género en tres continentes a lo largo de casi 10 años por empresas líderes como General Atomics. Cada componente representa un equipo de ingeniería de primera categoría. Sin esta participación global, el ITER no habría sido posible; pero como esfuerzo combinado, cada equipo aprovecha su inversión por lo que aprende de los demás.”