NASA anuncia un avance en la “física fundamental” para explicar por qué el Sol está explotando

Una explosión "piedra de Rosetta", como la describió la agencia espacial, proporcionó a los científicos nuevos conocimientos sobre los estallidos de la superficie del Sol

Adam Smith@adamndsmith
martes 08 junio 2021 19:30
El primer eclipse solar de 2021 producirá un 'anillo de fuego' en el cielo
Read in English

Un dramático estallido del Sol ha ayudado a la NASA a descubrir una nueva “física fundamental” que ayuda a entender por qué el Sol explota, lo que podría suponer un gran avance en la predicción del clima espacial.

La explosión contenía tres tipos diferentes de erupciones solares -la primera vez que se ha observado un evento de este tipo-: eyecciones de masa coronal (CME), chorros y erupciones parciales.

Las CME y los chorros son muy similares en cuanto a que envían energía y partículas al espacio, pero las primeras son una enorme burbuja formada por el campo magnético del Sol, mientras que un chorro es un estrecho estallido de material solar. Las erupciones parciales, por su parte, comienzan en la superficie pero no obtienen suficiente energía para penetrar en ella, cayendo de nuevo sobre la superficie de la bola de gas en llamas.

La presencia de las tres explosiones permite a los científicos utilizar su conocimiento de un tipo de estallido para estudiar los otros dos - y la hipótesis de que estos eventos muy probablemente tienen el mismo origen.

“Este evento es un eslabón perdido, donde podemos ver todos estos aspectos de los diferentes tipos de erupciones en un pequeño paquete”, dijo Emily Mason, autora principal del nuevo estudio y científica solar en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la Nasa. “Nos hace ver que estas erupciones son causadas por el mismo mecanismo, sólo que a diferentes escalas”.

Leer más: ¿Quién es Mark Bezos? Conoce al hermano menor de Jeff Bezos que lo acompañará al espacio

Este avance ayuda a los científicos a predecir cuándo las erupciones a gran escala podrían causar interrupciones en la Tierra, al encontrar la causa raíz del desencadenante. En algunos casos, las CME, como las erupciones solares , pueden liberar enormes nubes de partículas de alta energía que pueden ser peligrosas para los astronautas, satélites y, ocasionalmente, otras tecnologías como las redes de energía.

Un estudio adicional podría permitir a la NASA saber cuándo una erupción podría amenazar la Tierra y Marte con varias horas de anticipación, dándoles más tiempo para tomar medidas de precaución y ayudar a proteger los esfuerzos de la humanidad en el espacio.